TRABAJAR FUERA

Oportunidades laborales en el extranjero: cómo destacar en un proceso de selección en un mundo pandémico

Muchos jóvenes deciden irse a trabajar fuera ante la falta de oportunidades laborales en España

Muchos jóvenes deciden irse a trabajar fuera ante la falta de oportunidades laborales en España. Las crisis suelen ser uno de los motivos principales por los que hacen la maleta. En esta crisis puede que pase lo mismo, por ello hay que estar preparados para que esos jóvenes puedan regresar.

Las crisis económicas hacen que muchos jóvenes busquen en el extranjero la oportunidad laboral

Las crisis económicas hacen que muchos jóvenes busquen en el extranjero la oportunidad laboral / PIXABAY

Se lee en minutos

Durante la crisis financiera que empezó en 2008, muchos jóvenes, y no tan jóvenes, tuvieron que salir fuera del país para encontrar trabajo. La tasa de paro llegó al 25,8% y rozó los 20 millones de desempleados. Irse a trabajar a Reino Unido, Alemania, Francia o incluso cruzar el charco no era mala idea. 

Ahora estamos en otra crisis, pero muy diferente, aunque la tasa de paro esté creciendo con fuerza. La caída de la economía ha llegado por una pandemia que está afectando a todo el mundo. Es importante saber cómo buscar trabajo en el extranjero con el coronavirus aún presente

Remí Diennet, director de Badenoch + Clark en España, explica que para trabajar fuera lo primero “y más importante” es utilizar la red de contacto tanto online como personal. “Hazle saber a la gente que estás dispuesto a aceptar un desafío internacional. Es posible que alguien que conozcas, a su vez conozca a alguien que pueda recomendarte para una vacante o al responsable de RRHH de una empresa”, apunta.

Por muy obvio que parezca, si quieres trabajar fuera los idiomas son las claves. Diennet recomienda además, conocimiento sobre el país al que quieres ir a trabajar. “No es necesario que tengas experiencia en el extranjero, pero tu visión para los negocios del país que te interesa indica que estás listo para mudarte y, lo que es más importante, muestra tu motivación”. puntualiza. 

Mónica Pérez, directora de Comunicación de InfoJobs, señala que cuando uno se prepara para salir al exterior es necesario emprender un proceso de investigación y conocer más detalles del país, de la situación de su mercado laboral, cómo está la demanda y la oferta en el sector, la horquilla salarial de los cargos que deseas ocupar, dominar el idioma, etc. 

Por otro lado, es muy importante tener actualizado el currículum y las redes sociales de profesionales ya que actúan como nuestra carta de presentación. Cuidar de todos los detalles es clave. Finalmente, hay que averiguar qué tipo de burocracia y documentación requieren los países en los que estamos interesados en trabajar (visados de trabajo, pasaporte, permisos, certificados médicos…). Algunos de estos trámites requieren tiempo y más vale ser precavidos y hacerlos con tiempo para no llevarnos sorpresas de última hora.

“Tener controlados todos estos aspectos nos posicionará mejor de cara a lograr una entrevista de trabajo, entrar en los procesos de selección que deseemos y, finalmente, ser el candidato escogido por parte de las empresas”, afirma Mónica Pérez.

Lucía Sanz, responsable de la División Internacional de AdQualis Executive Search, considera que trabajar en el extranjero es “una gran oportunidad para impulsar la carrera profesional de una personal”. Y explica que desde hace muchos años en los programas de desarrollo de carrera de las compañías existen oportunidades internacionales. E incluso, en determinadas empresas, para llegar a posiciones directivas es necesaria una experiencia internacional.

“La experiencia internacional aporta madurez, haciéndonos salir de nuestra zona de confort, y esto es siempre positivo”, asegura Sanz. Para poder optar a las oportunidades profesionales a nivel internacional “es fundamental pensar de forma global, además de tener ilusión, ganas de aprender y de enriquecerse de nuevas culturas y de formas de trabajar”.

Migración de talento

Durante la crisis de 2008 muchos jóvenes decidieron salir de España para buscar una oportunidad laboral. Diennet asegura que en esta crisis también pasará lo mismo, pero matiza que la movilidad global no es la principal preocupación: “Lo que es peligroso es cuando un país no puede recuperar su talento o no puede compensarlo atrayendo trabajadores internacionales”.

En España, el 36% de los talentos que están saliendo del país están regresando, pero el 32% se queda en el extranjero. Para el director de Badenoch + Clark en España, los trabajadores de calidad son más esenciales que nunca, a medida que las empresas se preparan para recuperarse y relanzarse, “retener a los jóvenes talentos debe ser una de las prioridades más importantes”.

Una de las preocupaciones para los más jóvenes es acceder al mercado laboral. En este sentido, ante el contexto de incertidumbre que genera la actual crisis sanitaria de la Covid-19, muchos jóvenes se están planteando la posibilidad buscar trabajo o mejorar sus condiciones en el extranjero. El II Barómetro sobre las Preocupaciones de los españoles en relación al Empleo señala que el paro juvenil preocupa al 63% de los jóvenes en España.

Ante esta perspectiva laboral, “es posible que los jóvenes persigan oportunidades laborales con mayores garantías en el extranjero”, apunta Pérez. La responsable de la División Internacional de AdQualis Executive Search considera que lo importante sería poder llegar a una situación donde la experiencia internacional fuera una opción apasionante, pero no la única solución posible para oportunidades de desarrollo profesional, “este es el punto crítico”. El intercambio de talento debería ser siempre multidireccional, del mercado internacional al local y viceversa. “Cuando se produce una transmisión de talento bidireccional ganamos todos de esa multiculturalidad, tan enriquecedora”, destaca.

Diennet explica que las decisiones de los países serán importantes, pero también las que tomen los ejecutivos, ya que, según apunta, deben asegurarse de que sus compañías muestren el nivel adecuado de programas para atraer y retener talentos. “Soy positivo sobre la capacidad de España para superar la crisis de la COVID-19”, puntualiza. 

Selección de personal

Lucía Sanz asegura que en el tema de captación de talento de perfiles internacional hace ya muchos años que trabajan de manera global. Con la pandemia se ha llevado un poco todo al extremo, ya que se debe evitar la entrevista presencial siempre que sea posible. “Pero la magia de la entrevista presencial es muchas veces insustituible”, puntualiza. 

Explica que durante todo este tiempo, se ha aprendido a tener una relación más amistosa con las tecnologías y mediante la videollamada conseguimos tener una relación muy personal, de tu a tu, por la cual los procesos se pueden gestionar de manera óptima.

Para ciertas posiciones críticas, “al final es recomendable que en algún momento del proceso se pueda mantener una entrevista presencial”. Si bien es cierto que los procesos virtuales son exitosos, “siempre es aconsejable para ambas partes haberse visto alguna vez antes de la decisión final”.

La selección del talento del mañana nunca ha sido tan crítica. Desde la identificación hasta la incorporación, el proceso de contratación debe basarse en el más alto nivel de expectativa y precisión. “Debemos recordar que el reclutamiento es tomar decisiones con las personas que son clave para el funcionamiento de la empresa, que todos somos diferentes por lo que estas decisiones deben adaptarse a cada perfil, y que el reclutamiento debe ejecutarse con el tiempo y la experiencia del más alto nivel”. explica Diennet.

El teletrabajo, como punto a favor

Te puede interesar

El confinamiento ha demostrado que el teletrabajo no es una amenaza para el rendimiento. En general, permitió a los equipos reunirse fácilmente y mejoró la comunicación y rompió las reglas jerárquicas anteriores. Lucía Sanz se alegra de que el contexto actual sea un poco diferente al del 2008. El hecho de que se esté potenciando el trabajo en remoto “rompe definitivamente todas las fronteras geográficas, y es una nueva y gran oportunidad”. Hoy el talento puede estar basado y operar desde cualquier lugar del mundo, y “esto es algo que esta crisis está potenciando”.

“Durante mucho tiempo, probablemente hemos dado por sentado la capacidad de ver a nuestros compañeros de trabajo todos los días y tal vez no nos dimos cuenta de lo valioso que era”, apunta Diennet. Por tanto, esto debería facilitar el trabajo en el extranjero o en remoto.