Informe de Intrum

A 7 de cada 10 españoles les preocupa el impacto de la inflación en su bienestar financiero

  • Solo el 8% de los encuestados reconoce haber mejorado su bienestar financiero respecto a antes de la pandemia

A 7 de cada 10 españoles les preocupa el impacto de la inflación en su bienestar financiero

Pixabay

3
Se lee en minutos
El Periódico

La subida de precios no da tregua. La OCU ya constata que el encarecimiento de la energía ha impactado en la alimentación y todo apunta a que, en mayor o menor medida, el bolsillo del ciudadano va a sufrir. Una perspectiva que ya asumen la mayoría de españoles, según indica la nueva edición del ‘Informe Europeo de Pagos de Consumidores’ de Intrum. En concreto, el 75% reconoce estar preocupado por cómo la inflación va a afectar negativamente sobre su economía doméstica y, por ende, en su bienestar financiero. 

El IPC se disparó en noviembre hasta el 5,6%, de acuerdo con el indicador avanzado que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), su nivel más alto desde septiembre de 1992. Y este repunte de los precios no se está produciendo solo en España, sino también en otros países europeos. Por ejemplo en Alemania, donde el IPC escaló en noviembre hasta el 6%, mientras que en Bélgica ya supera el 7%. Y la media de la inflación del penúltimo mes del año en la zona euro se elevó al 4,9%, según Eurostat. Es otro récord: supone el dato  más alto en toda la serie histórica de la oficina europea de estadísticas -desde 1997-. 

Esta situación ha llevado a que la inquietud derivada por el impacto del incremento de precios en las finanzas personales sea generalizado en los 24 países analizados por Intrum. El porcentaje de europeos con esta preocupación se sitúa seis puntos por debajo de España, en el 69%, mientras que lidera el ranking Grecia (86%), seguida de Letonia (84%) y Rumanía (83%). Por debajo de España (75%), destacarían grandes potencias como Francia (67%), Alemania (64%) o Reino Unido (63%). La población menos preocupada por el impacto negativo de la inflación en su bienestar financiero sería la de Dinamarca (43%) y Noruega (52%).

"La inflación es ahora mismo uno de los principales problemas que afectan a nuestra economía y es inevitable que las finanzas familiares se vean expuestas. Para hacer frente a esta subida de precios será necesario ser más cautelosos que nunca en nuestros gastos y prestar mayor atención a la gestión patrimonial", indica José Luis Bellosta, CEO de Intrum en España. El directivo llama sin embargo a la calma al calificar de temporal este momento de altos precios. "Es importante tener en cuenta que esperamos que se trate de una situación coyuntural, fruto de los desajustes entre oferta y demanda provocados tras el cierre de la economía mundial hace año y medio, por lo que confiamos que se revierta a medio plazo", asegura.

Y esta situación se produce en un contexto financiero general donde para el 38% de los españoles, su bienestar financiero es peor al de antes de la pandemia, teniendo más problemas para pagar facturas o destinar dinero al ahorro, muestra el estudio de Intrum. Algo más de la mitad de los entrevistados (el 54%) afirma no haber experimentado ninguna alteración económica, mientras que el 8% manifiesta que sus finanzas han mejorado. Dentro de este último grupo, la causa principal, tal y como aseguran, es haber optimizado la forma en la que gestiona sus finanzas (43%) a raíz de la crisis sanitaria, seguido del incremento del ahorro por la reducción de consumo (34%) o haber tenido la suerte de comenzar a trabajar en un empleo mejor remunerado (25%).

"Estos datos demuestran la importancia de una buena gestión de las finanzas personales. Disponer de una cultura financiera adecuada nos ayudará a consumir de forma más sostenible, lo que mejorará nuestro bienestar financiero y evitará un posible endeudamiento en el futuro", añade Bellosta.

Otras preocupaciones

Noticias relacionadas

Las nuevas restricciones que ya se están poniendo en marcha en algunas comunidades, así como los confinamientos decretados en otros países europeos como Austria o Eslovaquia, están ocasionando que las presentes y futuras medidas contra el covid-19 se sitúen, detrás de la inflación, como otra de las grandes preocupaciones en España.

Según el estudio realizado por la compañía especializada en gestión de créditos y activos, un 59% de los encuestados españoles afirma estar intranquilo por las consecuencias que este hecho puede suponer para su economía doméstica. Un aspecto que también sitúa a España como uno de los países más preocupados, ocho puntos por encima de la media europea (51%), así como de otras grandes economías como Italia (57%), Francia (52%), Reino Unido (46%) y Alemania (45%).

Temas

Consumo Ahorro