Bienestar financiero

España aprueba con suficiente en bienestar financiero

  • Un tercio de los españoles reconoce disponer de menos del 10% de su sueldo tras pagar las facturas

España aprueba con suficiente en bienestar financiero
4
Se lee en minutos
El Periódico

España se encuentra en el puesto 22 del Barómetro de Bienestar Financiero, enmarcado en el Informe Europeo de Pagos de Consumidores elaborado por Intrum, con una nota media de 5,96 puntos de 10, bajando así 8 puestos respecto al año anterior. 

En este sentido, el país ha visto cómo bajaba puestos durante el año 2020 en comparación con 2019 tanto en la capacidad de pagar facturas de los españoles (pasando del puesto 16 al 18), como en ahorro para el futuro (del 12 al 17) y en educación financiera (pasa del puesto 10 al 21). En este último aspecto, Internet sigue siendo la principal fuente de educación financiera de los españoles (42%), por delante de los bancos (36%) o la escuela (32%).

Asimismo, solo el 24% de los encuestados asegura haber recibido una formación financiera que le permita sentirse seguro a la hora de manejar sus finanzas. A este hecho hay que sumar que el 43% de los españoles ha visto reducidos sus ingresos como consecuencia de la Covid-19 y una cuarta parte de los encuestados ha tenido que pedir dinero prestado o alcanzar el límite de su tarjeta para pagar facturas a tiempo.

Jóvenes, los más afectados por el covid

El 43% de la población española encuestada ha visto cómo sus ingresos se reducían como consecuencia del coronavirus, frente al 35% de la media europea. En este aspecto, la población de entre 18 a 21 años han sido los más afectados (un 61%), seguido de aquellos con una edad comprendida entre los 38 y 44 años (55%) y entre los 22 y 37 años (un 51%).

Para paliar esta situación la mayoría optó por reducir el gasto en artículos no esenciales y sólo el 21% buscó asistencia del Gobierno. En esta línea, el 14% pospuso facturas o pidió dinero prestado a familiares o amigos e incluso contrajo deudas por pedir un préstamo (el 12% de los encuestados).

Además, un tercio de los encuestados reconoce disponer de menos del 10% de su sueldo tras pagar las facturas. Este hecho deriva en un retraso en el pago de facturas, hasta el punto de que un 25% de los españoles asegura haber pagado fuera de plazo al menos una factura en el último año.

El pago del alquiler, los recibos de los suministros e Internet son las facturas que priorizan los inquilinos. Por su parte, los propietarios le dan más importancia a los recibos de agua, luz y gas; Internet y los pagos de la tarjeta de crédito.

En cuanto al ahorro, casi la totalidad de los españoles asegura estar ahorrando dinero cada mes (un 85%) aunque las razones principales son los gastos inesperados o la pérdida de trabajo, dejando en un segundo plano los viajes, la jubilación o la compra de una casa. 

La Generación Z, la que más ahorra motivada por la sostenibilidad

El cambio en los hábitos de consumo y la apuesta por la economía circular están cambiando las reglas del juego en la toma de decisiones de los consumidores. Especialmente entre la población más joven, que es la más comprometida con el medio ambiente y el consumo responsable.

Así, 6 de cada 10 jóvenes españoles de entre 18 y 21 años afirman que su interés por la sostenibilidad ha propiciado una reducción de sus gastos.

A estos se le suma la población de entre 22 y 37 años, que en solo un año, los encuestados que han reducido sus gastos motivados por la sostenibilidad han pasado del 41% al 54%; y aquellos con edades comprendidas entre los 45 y los 54 años, donde la mitad de reconoce reducir sus gastos por cuestiones sostenibles.

El estudio de Intrum retrata más detalles sobre el consumidor que surge tras la pandemia. Además de estar más comprometido con el planeta y el consumo responsable, es más consciente del impacto que sus hábitos tienen en el medio que les rodea. 

En este aspecto, el 74% de los encuestados asegura que, después de ver el impacto de la Covid-19, es más probable que ahora apoye más a las empresas locales y de proximidad de lo que lo hacía antes de la crisis. 

Noticias relacionadas

Este dato sitúa a España entre los tres países europeos cuyos ciudadanos tienen más predisposición a consumir productos y servicios de compañías locales, por debajo de los portugueses y los irlandeses (76%), que encabezan el ranking, pero muy por encima de la media europea que se encuentra en el 59%. 

Bien es cierto que el comportamiento sostenible de la población española no sólo está determinado por la pandemia, según asevera este informe. Aunque la mitad reconoce que las redes sociales ejercen presión para consumir más de lo que se debería, también señalan un punto a favor en materia sostenible. El 39% de los encuestados está convencido de que estas herramientas han incrementado la conciencia social para adquirir productos sostenibles y consumir de forma responsable, cinco puntos porcentuales por encima de la media europea (35%).

Temas

Ahorro