ICO de Bit2Me

Cómo captar 17,5 millones en 144 segundos

  • La española Bit2Me, exchange de criptomonedas reconvertida en plataforma multiservicio, hace historia con el lanzamiento de su token

Abel Peña, Chief Revenue Officer (CRO) de Bit2Me.

Abel Peña, Chief Revenue Officer (CRO) de Bit2Me. / Activos

4
Se lee en minutos

En el universo de las criptomonedas, breve pero muy intenso, siete años de vida es tener una larga historia que contar. Fundada en 2014 por Leif Ferreira y Andrei Manuel, Bit2Me ha evolucionado en paralelo al crecimiento de las monedas virtuales. Y se ha nutrido de este auge aprovechando, por un lado, para ampliar su abanico de servicios y productos desde la inicial plataforma de intercambio (exchange) y, por otro, para levantar capital. Aquí es donde acaba de marcar un hito, con la mayor Initial Coin Offering (ICO) llevada a cabo en España. Este instrumento permite a una empresa captar financiación lanzando al mercado una criptomoneda aunque, en el caso de Bit2Me, lo que han comercializado es un token de utilidad, el B2M, un activo digital que otorga ciertos beneficios y ventajas a su poseedor. 

Con la ICO han recaudado un total de 17,5 millones de euros en las tres fases de venta pública. Y lo han hecho en tiempo récord. La del 6 de septiembre congregó a más de 9.000 personas con reserva y en 59 segundos habían agotado los tokens. Una semana después, tardaron 47 segundos en ejecutar 4.870 compras y captar 7,5 millones. El tercer día (21 de septiembre), el tiempo fue inferior: con más de 24.000 personas registradas, en 38 segundos habían suscrito más de 7.000 compras.

"La forma en la que ha sucedido ha sido sorprendente", admite Abel Peña, Chief Revenue Officer (CRO) de la startup, que al mismo tiempo reconoce que veían "indicios" de las expectativas en el volumen de peticiones y consultas que recibían. "Con una oferta de tokens limitada, ha habido muchísima gente que se ha quedado fuera", explica. En concreto, han emitido 5.000 millones de B2M, basados en la red Ethereum, y "ya no se puede hacer más". Han accedido a ellos más de 13.000 compradores de Alemania, Chile, Francia o México, gastando una media de 1.900 euros, pero "se han quedado fuera más de 50.000 personas", añade el directivo de Bit2Me. 

Los que hayan logrado añadir B2M en sus wallets y los mantengan, tendrán bonificaciones de hasta el 90% en comisiones, acceso a "servicios avanzados o mejorados en los productos" e incluso posibilidad de gobernanza, "entendida como consultas o encuestas" para la toma de algunas decisiones, define Peña. En este derecho a participar podría encontrarse algún paralelismo con el que adquiere el accionista que entra en una empresa a través de la renta variable y, de hecho, el CRO de Bit2Me reconoce que el proceso de lanzar la ICO "se parece mucho a una salida a bolsa". Aunque a diferencia de otros compañeros del sector como Coinbase, que en abril se estrenó en el Nasdaq, descartan por ahora debutar en el parqué. Lo que sí va a pasar es que, a partir del 1 de noviembre, los tokens podrán ser negociados en el mercado cripto, empezando por las plataformas de Bit2Me y de Bittrex, y de forma progresiva en otros exchanges.  

Planes de expansión

Antes de la ICO, la empresa había cerrado una ronda semilla entre inversores privados en la que participaron la plataforma de redes ICON Foundation y el fondo de inversión Smape Capital, entre otros. En esta operación captaron 2,5 millones, por lo que en conjunto Bit2Me se ha embolsado 20 millones de euros.

Con este dinero, Bit2me planea acometer su expansión internacional, con Europa y Latinoamérica en el punto de mira, y el objetivo de "llevar la mayor parte de nuestros productos a la mayor cantidad posible de países". Además, su hoja de ruta establece la entrega de nuevos productos de aquí a 2023 para completar la suite actual, que cuenta con más de 20 productos y servicios. El lanzamiento estrella es la Bit2Me Card, que están gestando en colaboración con Mastercard y estará disponible "próximamente". También están preparando una API para integraciones empresariales y un crédito cuyo colateral serán las criptomonedas del solicitante (Bit2Me Loan).

Para asumir estos retos cuentan con la ayuda de pesos pesados fichados recientemente: Zeeshan Feroz, ex CEO de Coinbase en Europa, y el directivo español Baldomero Falcones, ex presidente mundial de Mastercard. "Que alguien como Baldomero, con toda su trayectoria, considere que esto es un reto y esté ilusionado... para nosotros es algo genial", señala Abel Peña. "Y ese es el mensaje que hay que lanzar: el mundo financiero y la banca tradicional no están reñidos con todo lo que puede aportar el mundo cripto. Hay espacio para los dos y la mezcla puede ser muy buena", asegura. 

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Con más de 300.000 usuarios de 100 países distintos y más de 60 millones de dólares en activos en custodia, Bit2Me aguarda con interés a que vaya llegando la regulación para el ecosistema cripto, que esperan que sea "coherente y que permita al sector crecer". Y mientras, siguen apostando por el territorio español. "Para nosotros tendría más sentido, a nivel económico, haber lanzado B2M en Suiza o Malta, ¿pero por qué no hacerlo en España? Igual tienes alguna penalización a nivel de impuestos o con más papeleo. Pero si estamos aquí, ¿por qué no hacerlo aquí?", zanja.

Temas

Bitcoin