FINANZAS PERSONALES

Ahorro ‘a fondo’ para la jubilación

Los fondos de inversión pueden ser una opción para el ahorro a largo plazo

Las dos principales diferencias entre los dos productos son la fiscalidad y la liquidez

Imagen de archivo de dos personas jubiladas de paseo

Imagen de archivo de dos personas jubiladas de paseo / Miguel Lorenzo

Se lee en minutos
Marta Gracia
Marta Gracia

Redactora del suplemento 'activos'

ver +

Nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar. Ni siquiera si es con el propósito de prepararse para la jubilación. Normalmente, vinculamos ese ahorro a muy largo plazo a los planes de pensiones, pero no siempre tiene que ser así. De hecho, hay una serie de alternativas que pueden hacer que se llegue a esa etapa vital con un colchón que complemente a la pensión pública. 

Una de las recomendaciones recurrentes  de los asesores financieros es construir una cartera de fondos. Y es que mientras los planes de pensiones están enfocados directamente a esa etapa de la vida, los fondos de inversión pueden servir para cualquier objetivo financiero. Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal, señala que los dos productos financieros “pueden funcionar de manera complementaria a la hora de canalizar los ahorros para la jubilación”. 

La principal diferencia entre los dos productos es la fiscalidad. La aportación anual que se hace a los planes de pensiones tienen una gran ventaja: se puede desgravar. Sin embargo, este 2021 ha supuesto un palo para los planes, ya que la cantidad máxima desgravable ha pasado de los 8.000 euros a los 2.000. No obstante, en los planes de pensiones colectivos o de empleo aún se mantiene esta deducción en los 8.000 euros. 

Por otro lado, la principal ventaja de los fondos de inversión es su liquidez, puesto que los planes de pensiones solo se pueden rescatar por razones muy concretas: jubilación, incapacidad, dependencia, fallecimiento, paro de larga duración o enfermedad grave. En cambio, los fondos de inversión permiten recuperar la inversión en cualquier momento.  

Enrique Borrajeros, presidente del Comité de Comunicación de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera en España (EFPA, en sus siglas en inglés), explica que en el mercado de los fondos de inversión hay más competencia, más variedad de productos e, incluso, costes más bajos: “probablemente encuentres productos más rentables”. De hecho, según datos de Inverco, la patronal que agrupa a las instituciones de inversión colectiva en España, el patrimonio invertido en los fondos en España a 31 de enero de 2021 era de 277.809 millones de euros frente a los 81.724 millones de euros en planes de pensiones. De esta manera, sí que tiene sentido la afirmación de Borrajeros sobre que hay más mercado en el que elegir.

Pero ¿cómo saber cuál es el mejor? El inversor se puede fijar en la rentabilidad del fondo, la inversión mínima inicial, los costes de gestión, en las comisiones o los sectores en los que invierte. Pero antes es importante que tenga claro cuál es su perfil de riesgo (conservador, moderado o arriesgado), y su edad. Porque hay consenso en la industria de gestión de activos sobre que un inversor más joven puede y debe permitirse productos con algo más de riesgo (de renta variable, por ejemplo), porque también son las que le reportarán más rentabilidad.

Seis fondos como alternativa

Según Inverco, a cierre de enero la categoría con más patrimonio fueron los fondos de inversión global, con un total de 40.976 millones de euros. Aunque a la hora de construir una cartera es importante diversificar y es recomendable pedir asesoramiento, a modo de ejemplo vamos a fijarnos en algunos fondos globales de renta variable, renta fija y mixtos que han ofrecido la mayor rentabilidad a largo plazo dentro.

Si seleccionamos productos en euros con un rating de 5 o 4 estrellas Morningstar (el máximo que otorga el mayor proveedor de datos de esta industria en España), en renta variable global, la mayor rentabilidad a 10 años la ofrece Incometric Global A (un 13,63%) con una inversión inicial de 10.000 euros y unos gastos corrientes (comisión de gestión, de depósito, de suscripción y de reembolso, así como los gastos de intermediación, auditoría y otros) del 2,73%. 

Pictet-Security R es el otro fondo de esta categoría en euros más rentable a 10 años (un 10,95%). Tiene los mismos gastos corrientes, pero en este caso es un fondo temático de seguridad. Carla Bergareche apunta precisamente a los fondos temáticos enfocados a megatendencias (sectores que despuntarán en el futuro) como una opción “interesante” para el largo plazo. Algunas de estas megatendencias, además de la ciberseguridad, son la innovación sanitaria o el cambio climático.

En renta fija global, la mayor rentabilidad a 10 años la ofrece Carmignac Portfolio Unconstrained Global Bond A (4,45%). La inversión mínima es de 1 participación (1.500 euros) y los gastos corrientes son del 1,2%. El otro fondo en esta categoría es Invesco Funds SICAV - Invesco Global Bond Fund E Accumulation, que ofrece una rentabilidad a 10 años del 4,32% y, de nuevo, empata en gastos corrientes (un 1,24%). 

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Noticias relacionadas

En cuanto a los fondos mixtos flexibles globales, R-co Valor D  es el más rentable en una década, (un 9,28%), con una inversión mínima de 2.500 euros y unos gastos corrientes del 1,68%. Los sectores a los que está más expuesto son materiales básicos, industria y servicios financieros. El segundo fondo en esta categoría tiene sello español: el BBVA Durbana International Fund BBVA Bitacora A con una rentabilidad del 8,39% y unos gastos corrientes algo mayores, del 1,72%.