AHORRO

Cómo manejar tus finanzas domésticas cuando vas a ser padre o madre

La paternidad tiene algunas contrapartidas por los gastos asociados que conlleva. Por eso, es importante saber cómo se puede manejar tu presupuesto doméstico cuando llega este momento en nuestras vidas.

 La paternidad tiene algunas contrapartidas por los gastos asociados que conlleva. Por eso, es importante saber cómo se puede manejar tu presupuesto doméstico cuando llega este momento en nuestras vidas

Cómo manejar tus finanzas domésticas cuando vas a ser padre o madre

Unsplash

Se lee en minutos

Siempre es positivo desde el punto de vista emocional recibir una noticia tan fantástica como ser madre o padre. Tener un bebé alegra a la mayoría de las parejas de todo el mundo y es una alegría sensacional. Sin embargo, la paternidad tiene algunas contrapartidas por los gastos asociados que conlleva. Por eso, es importante saber cómo se puede manejar tu presupuesto doméstico cuando llega este momento en nuestras vidas. 

¿Cómo afecta a nuestro bolsillo la paternidad y maternidad? Si no llevamos una planificación financiera en que tenga en cuenta estos costes asociados quizá podamos tener algún problema que puede suponer algún obstáculo. Los pañales, la comida, incluso el nuevo monitor para ver a tu bebé son gastos que se suman. 

Pero también hay partidas inesperadas, especialmente para las madres. Estos cambios, también en el plano físico, pueden afectar a sus finanzas. La mayoría de los gastos de los que se le informa con anticipación giran en torno al bebé, pero en realidad hay muchos otros nuevos que pueden tener la madre o el padre. 

“Muchas personas se olvidan de los gastos que tienen los propios padres, como la ropa que necesitará la mamá cuando se quede embarazada, ya que no usará las mismas tallas que utilizaba previamente”, cuentan los expertos de finanzas personales de BBVA. En este sentido, es un gasto adicional que se debe tener en cuenta cuando vas a ser padre o madre.

Por otra parte, otro factor que quizás se deba considerar es la terapia. La depresión posparto es real y es fundamental que las nuevas mamás lo reconozcan y lo aborden. “La terapia puede ayudar, pero es un nuevo gasto semanal o mensual que tener en cuenta en nuestra planificación financiera”, aporta Victoria Torre, responsable de producto de Singular Bank.

Planificar es la mejor herramienta que se puede hacer cuando vamos a ser padres, según exponen los expertos: “es importante tener un ‘fondo para mamá / papá’ para garantizar que haya dinero para cuidar del nuevo pequeño o pequeña para no verse con las cuentas comprometidas en el futuro”, destaca Torre. 

Tener en cuenta el cuidado de los niños

Otro punto importante es los costes reales del cuidado de los niños. Es posible que seas consciente de que puede ser caro, pero dependiendo donde vivas puede suponer un mayor o menor coste. 

“Esto es algo para lo que muchas personas sienten que están preparadas, pero no se dan cuenta de lo que cuesta en realidad ni caen en ello antes de tener un hijo, por lo que anticiparse es absolutamente necesario”, asegura Alfredo Rodríguez, asesor financiero independiente. 

Ahorra durante el periodo de embarazo para evitar sustos

En otra orden, los expertos aconsejan que para manejar mejor las finanzas personales frente a la paternidad es fundamental tener una buena dinámica de ahorro previa. “Quizá una buena opción sea aprovechar el embarazo para desarrollar una dinámica de ahorrar sólida y destinar ese dinero, aunque sean 50 o 100 euros mensuales al fondo para nuestros hijos”, afirma Rodríguez. “Puede ayudar a mejorar nuestra salud económica”, agrega. 

En este sentido, pedir ayuda al círculo cercano puede servir para tener un mayor sosiego de nuestras cuentas. “Es bastante común que cuando vamos a ser padres nuestro entorno se vuelque para ayudarnos”, comienza explicando Rodríguez. “De ahí a que pedir ayuda nunca está de más para garantizar que nuestras cuentas no van a tener ningún problema”, añade.

Cuentas de ahorro para niños

Te puede interesar

Por último, pero no menos importante, las cuentas de ahorro tienen la posibilidad de ejercer de soporte doméstico. Hay algunas cuentas de ahorro para bebés que les permite tener cierta seguridad financiera en el futuro. “Puedes establecer un incremento que funcione para ti mensualmente y, para cuando tengan 18 años, estarán en mejores condiciones financieras que tú”, argumenta Rodríguez.

Lo más importante a reconocer es que el coste de los bebés no son simplemente pañales, comida y ropa. Puede que tengas que invertir. Es vital pasar por todas las “sorpresas financieras” que pueden ocurrir después de tener un bebé cuando se prepara para su llegada. Aunque da cierto vértigo, con el tiempo compensa.