ecommerce y ciberamenazas

10 pasos para comprar online de forma segura

La digitalización del las compras se traduce en millones y millones de datos circulando por el ciberespacio, donde, por cierto, cada vez somos más vulnerables.

El 84% de los españoles afirma que ha cambiado sus hábitos de consumo a raíz de la COVID-19 hacia un entorno online. Y esta digitalización del las compras se traduce en millones y millones de datos circulando por el ciberespacio, donde, por cierto, cada vez somos más vulnerables.

10 pasos para comprar online de forma segura

Europa Press

Se lee en minutos

El 84% de los españoles afirma que ha cambiado sus hábitos de consumo a raíz de la COVID-19 hacia un entorno más digital. Y un porcentaje similar, el 80%, reconoce que mantendrá estas nuevas costumbres tras el fin de la pandemia.

Ropa, alimentación, tecnología, cosmética, decoración… Todos los sectores han visto cómo la crisis provocada por la pandemia ha impulsado sus canales de venta online.  En concreto, el ecommerce ha crecido el 33% en supermercados y tiendas de alimentación y el 30% en el segmento de moda, según un reciente estudio realizado por el banco móvil N26. A su vez, el uso de apps de gestión de finanzas han crecido un 25% y las de fitness y deporte, un 23%.

Las previsiones apuntan que en las próximas campañas de Black Friday y Cyber Monday, el volumen de ventas online crecerá más del 20%. Y, aunque este año nos enfrentamos a una campaña navideña muy distinta a la de otros años, se espera que el comercio online repunte en torno al 30% a escala global.

Esta digitalización de las compras se traduce en millones y millones de datos circulando por el ciberespacio, donde, por cierto, cada vez somos más vulnerables

Pensar antes de hacer click

“Estamos viendo cómo cada vez más personas recurren a la banca online ante la nueva normalidad, aunque tal vez no sean necesariamente nativos digitales”, señala Francisco Sierra, director general de N26 para España. La entidad pone de relevancia la importancia de sensibilizar a la población sobre la seguridad a la hora de utilizar servicios bancarios en Internet y recoge 10 pasos con los que reforzar la protección.

1. Siempre al día: mantén actualizada la app de tu banco y el sistema operativo de tu smartphone y ordenador con las últimas correcciones de fallos. Es una buena manera de proteger tus dispositivos contra infecciones de software malicioso (malware).

2. Revisa tus contraseñas: puede parecer una obviedad, pero mucha gente sigue usando contraseñas poco seguras. En 2019, el National Cyber Security Centre del Reino Unido descubrió que más de 23 millones de víctimas de fraude en todo el mundo ‘protegían’ sus datos con la password 123456. Por tanto, evita usar la misma contraseña en varias cuentas; mezcla letras, números y símbolos; emplea frases en lugar de una sola palabra… Además, plantéate usar un administrador de contraseñas (LastPass, por ejemplo).

3. Usa tu red privada: evita las redes WIFI públicas para hacer tus compras, ya que están expuestas a abusos y permiten que los hackers intercepten datos personales, incluyendo historial de navegación. Espera a estar en casa o emplea tus datos móviles. Además, utiliza una VPN (virtual private network) que redirigirá tu conexión a un servidor privado y más protegido de ataques.

4. Busca el candado: se le conoce como SSL (secure sockets layer o seguridad de la cpaa de transporte) y se encuentra a la izquierda de la barra de navegación -solo ahí-. Indica que la página es segura. Igualmente, comprueba que la dirección de la web sea https y no http (la ‘s’ es de seguro)

5. De confianza: intenta apostar por tiendas o distribuidores conocidos. Es un plus de seguridad. Si, por lo que sea, no conoces la web, verifica que no haya faltas de ortografía; trastea en sus redes sociales y busca valoraciones de clientes en sitios como trustpilot.com.

6. ¡Cuidado con el mail! La mayor parte de estafas llegan por correo electrónico y cada vez son más sofisticadas y difíciles de detectar. Como norma general no pinches en los links que se incluyen en ese e-mail y muchos menos introduzcas tus datos bancarios.

7. Ofertas sospechosas: mucho ojo con las gangas, sobre todo ahora que se acercan días de descuentos agresivos como Black Friday o la campaña de Navidad. Pueden existir ofertas, pero si es exagerada, puede que se trate de una falsificación o un fraude.

8. Atento al pago: desconfía si te piden datos innecesarios como el NIF, lugar de nacimiento o información sobre familiares. Otra señal de alarma es que te pidan pagar a través de métodos inusuales como un cheque o transferencia bancaria. Siempre tienes que poder hacerlo con tarjeta, tu Wallet o un sistema de pagos de confianza como PayPal.

Noticias relacionadas

9. Revisa las notificaciones: la app de N26 envía una notificación push por cada transacción que hagas. Así, puedes verificar cada compra que has realizado y detectar pagos fraudulentos de inmediato. En cualquier caso, de forma periódica, repasa tus extractos bancarios y cerciórate de que sabes de dónde vienen. Hazlo al menos una vez al mes, para poder reclamar.

10. Localizador: permite la ubicación en tu app de N26 para que podamos detectar las transacciones irregulares que puede que no hayas realizado.