Miguel Ángel López (Siemens): "Esta crisis de las materias primas es más profunda que las anteriores"

  • El consejero delegado de Siemens advierte de que la actual situación se prolongará durante más de un año y se superará, "como las otras", con un incremento de la capacidad de producción

Miguel Ángel López, consejero delegado de Siemens, en el Oceanogràfic, donde se celebró el evento Redit Summit.

Miguel Ángel López, consejero delegado de Siemens, en el Oceanogràfic, donde se celebró el evento Redit Summit. / M. A. Montesinos

6
Se lee en minutos
Ramón Ferrando

Miguel Ángel López, consejero delegado de Siemens y presidente no ejecutivo de Siemens Gamesa, insiste en la importancia de la digitalización de las empresas españolas por una cuestión de supervivencia y reconoce el lastre que supone su tamaño medio. El directivo, nacido como hijo de emigrantes de Salamanca en 1965 en Frankfurt y educado en Alemania, defiende que la automoción tiene el futuro garantizado en España y alerta de la gravedad de la crisis de las materias primas y los chips.

La industria sufre la falta de semiconductores, que ha puesto contra las cuerdas a sectores como la automoción. ¿Vieron venir la falta de chips?

La situación actual nadie la había previsto. Nosotros la vimos antes que otras empresas porque tenemos una presencia global. Yo ya he pasado por cinco crisis similares y lo que realmente ocurre con el tiempo es que ante un crecimiento de la demanda al final se genera más capacidad de producción. En este caso, en la industria de semiconductores seguro que se va a hacer y la capacidad aumentará. Esta situación se va a prolongar un año largo o año y medio. Nosotros hemos tenido que aumentar los plazos de entrega.

Usted ha vivido cinco crisis, ¿con cuál se puede comparar la actual de falta de chips y materias primas?

Esta crisis es más profunda que las cinco anteriores. En las otras hablábamos de un terremoto en Kobe (que en 1995 hundió un 25% el índice Nikkei en 6 meses), la crisis financiera de 2008 en la que había un problema de liquidez o la falta de suministro de petróleo. Siempre se ha solucionado aumentando la capacidad de producción. Esto es lo que pasará. La crisis es más pronunciada porque hay problemas con los chips, el acero, el transporte, el cobre o cualquier tipo de materia prima.

"Las empresas que no se digitalicen desaparecerán en siete años"

¿Qué nivel de digitalización tienen las empresas españolas?

Están por detrás en comparación con los países más avanzados, aunque hay algunas empresas que han empezado a marcar el paso. Lo más positivo es que dentro de una industria haya una empresa tractora y que a través de esa compañía se cree la necesidad de que todos los proveedores se digitalicen.

¿Cómo de digitalizada está la industria valenciana?

En la C. Valenciana hay tres grandes industrias: la automoción con Ford y todos sus proveedores, que es un sector totalmente automatizado y que trabaja en la digitalización; la cerámica, que también está muy automatizada y con avances en digitalización; y la industria agroalimentaria, donde hay mucha automatización y la digitalización va un poco más lenta. Mercadona es ahí un tractor importante. Mercadona no solo es una empresa de retail, detrás tiene todo un plan industrial. La alta exigencia de un tractor como Mercadona acelerará la digitalización de la industria agroalimentaria.

¿Qué proporciona la digitalización?

La digitalización tiene como objetivo acortar los tiempos de llegada de los productos al mercado, disponer de una fabricación flexible (poder producir lo que me pide en cada momento el cliente porque mi fábrica es capaz de acometer lotes cortos con la misma calidad y precio que con la economía de escala) y ahorro energético. En la cerámica, que depende del gas, utilizar toda la tecnología de digitalización para reducir un 3% el consumo energético supone un ahorro de millones de euros.

¿Qué esperanza de vida tienen las empresas que no se han digitalizado?

Estamos convencidos de que si las empresas no se digitalizan en los próximo cinco, seis o siete años no van a poder sobrevivir.

¿Cómo está España en innovación?

España está muy por detrás de las economías punteras. En inversión en I+D+i estamos cuatro veces por debajo de Alemania. Hay que encontrar los mecanismos para incrementar sustancialmente el nivel de I+D+i para ser competitivo.

"España está tan detrás de Alemania porque la revolución industrial llegó 60 años después"

Usted conoce bien los dos países, ¿por qué estamos tan por detrás de Alemania en industrialización?

Históricamente, la revolución industrial en Alemania se produjo mucho antes que en España. Siemens se fundó en 1847 y lo primero que hizo Werner von Siemens (su fundador) fue el telégrafo y a continuación el motor eléctrico. Esto fue 50 o 60 años antes de la llegada de la revolución industrial a España. Contamos con una desventaja histórica.

Sin embargo, en los últimos 35 años España ha avanzado mucho en sectores como la automoción, donde somos el número dos en Europa. Esto refleja muy bien que, si nos enfocamos en la industria y fijamos los incentivos necesarios, las empresas vienen y se instalan aquí.

¿Es un lastre el tamaño de las empresas españolas?

Es un problema porque las pymes no suelen coger escala de forma fácil. Son empresas buenas, pero les falta escala. Para ser eficientes a nivel global necesitan escala. Por eso es tan importante el concepto de empresas tractoras para que arrastren a esas pymes. La prueba es que funciona en automoción, alimentación y bebida, aeronáutica y renovables.

¿Cómo se deben aprovechar los fondos europeos?

Es muy importante reforzar las empresas tractoras. Esto es fundamental para automoción, sanidad, Administración y sector naval. El proceso de selección de qué sectores se deben cubrir está siendo acertado: renovables, hidrógeno verde o ciudades inteligentes.

Ya ha citado dos veces el ejemplo de la automoción, que da la sensación de que está en retirada. ¿Qué futuro augura a la automoción en España con la electrificación?

Yo creo que la automoción no peligra. A ver, en cualquier país donde no se instalen infraestructuras para poner en marcha el coche eléctrico sí peligra. Hay que crear el ecosistema para seguir de forma exitosa en el sector de la automoción. Somos el número dos en Europa por nuestra competitividad. Esto no cambiará con la electrificación.

En ese futuro eléctrico, ¿qué papel está llamando a jugar el ferrocarril?

Un papel importantísimo. El ferrocarril es la forma más sostenible de viajar. Es un transporte eficiente, seguro y puntual. Imagine si tuviéramos el corredor mediterráneo funcionando.

¿Le preocupa la falta del corredor mediterráneo?

Yo creo que es imprescindible. Es uno de los grandes proyectos estratégicos que necesita España para aumentar su competitividad. El Mediterráneo tiene muchos kilómetros y muchas ventajas por sus puertos. Hay un nivel de industrialización muy grande en toda la fachada mediterránea y lo que hace falta es una estructura para traer las materias primas y sacar los productos acabados. Para eso el corredor mediterráneo es imprescindible. No hay ningún empresario en este país que piense que el corredor mediterráneo no es una prioridad absoluta.

Renovables

¿Qué oportunidades ofrecen las renovables?

Tenemos una ventaja y es que España es uno de los países más adelantados en energías renovables. Muchas empresas exigen que la energía que consumen sea renovable porque quieren aumentar su sosteniblidad. El 44% de la producción eléctrica española hoy procede de fuentes renovables y el Gobierno se ha comprometido a que en 2030 sea el 74%. Esto atraerá a microindustrias como los centros de datos (que son electrointensivas) porque tendrán acceso fácil (y económico) a la energía renovable.

Noticias relacionadas

¿Le preocupa el rechazo social a los megaparques fotovoltaicos?

Yo creo que hay que hacer más pedagogía. En España tenemos espacio y sol. Es el país más aventajado de Europa. Hay que concienciar a la sociedad de que si queremos ser sostenibles y frenar el cambio climático debemos desarrollar los programas fotovoltaicos y eólicos. Hay que transmitir las oportunidades que hay porque las electrointensivas van a decidir su ubicación en función de un acceso simple a la energía. 

Temas

Empresas