Los que dejan huella

Manel Cerqueda (Andbank): "En 2022 y 2023 crecerá la morosidad en la banca comercial"

El presidente de Andbank cree que "habrá más fusiones en el sector de los grandes bancos"

Manel Cerqueda, presidente de Andbank

Manel Cerqueda, presidente de Andbank / activos

7
Se lee en minutos
Armando Huerta

El presidente de Andbank cree que los bancos han aprendido la lección y están hoy mucho mejor preparados que en 2008 para afrontar una crisis. Cerqueda está al frente de un banco andorrano que no deja de crecer en España 

Andbank crece en ingresos y mejora resultados. Es como si la crisis no fuese con ustedes...

Los resultados en 2020 son realmente buenos. El 95% de nuestro negocio es banca privada -sólo hacemos banca comercial en Andorra- y nuestro volumen de préstamos y de financiación a clientes es muy bajo, por lo que la crisis nos afecta poco. En 2020 el resultado ha sido de 29,5 millones (frente a los 28 millones de 2019).

Los ICO han sido préstamos salvadores, pero después hay que devolverlos...

Han sido muy importantes para que las empresas pudieran resistir durante los meses más duros. Durante el tiempo que dure la crisis los gobiernos van a ayudar mucho a las empresas. Eso sí, les están facilitando una liquidez que tendrán que repagar cuando termine la crisis.

¿Prevé mayor morosidad?

El sistema bancario ahora está notando muy poco los préstamos impagados, pero empezará a notarlo el año que viene. Yo creo que crecerá la morosidad en 2022 y 2023 para la banca comercial. A la banca privada no nos afectará mucho.

¿Cómo ve el estado de salud del sistema financiero español?

Aunque los dos próximos años se vean afectados -crecerá la morosidad-, cuando acabe la crisis el mercado va a arrancar muy bien. Aumentarán los problemas de solvencia de la banca, pero yo creo que la capitalización de los bancos españoles, en general, está muy bien.

Esta entrevista forma parte de la serie ‘Los que dejan huella’, un proyecto conjunto de Prensa Ibérica y KPMG para dar a conocer las opiniones de destacados empresarios familiares del país y que culminará con la publicación de un libro.


Han aprendido la lección y están mejor preparados que en 2008.

Yo creo que sí. La regulación se ha endurecido mucho desde el ‘crac’ del 2008. El nivel de transparencia y reporte de las entidades financieras, y la mayor exigencia en los ratios mínimos regulatorios hace que el sector bancario europeo, en general, esté listo para amortiguar el golpe. Buena muestra de ello son los buenos resultados en los distintos tests de estrés a los que se ha sometido a la banca. Hemos aprendido la lección y nos la han hecho aprender.

¿Habrá más fusiones?

Hemos asistido a algunas fusiones y habrá más en el sector de los grandes bancos. Y en el sector de la pequeña y mediana banca seguro que habrá también más fusiones.

La actividad crediticia se ha visto apoyada por avales con fondos públicos y medidas para conservar el capital bancario. No son sólo los ICO, también los programas de liquidez de la Unión Europea...

El Banco Central Europeo lleva ya años haciéndolo, pero yo creo que llega un momento en que quizá se tendría que dejar que la economía vaya por sí sola. Que no haya tantas ayudas de este tipo porque, si no, el mercado se acostumbra y...

¿Quiere decir que al mercado se le está oxigenando artificialmente?

Sí. Se está oxigenando un poco artificialmente. Creo que algún día se tendría que buscar algún otro sistema y, sobre todo ahora que crece la inflación. Si se mantiene la tendencia al alza de la inflación puede que cambie un poco de criterio el Banco Central Europeo.

¿En qué sentido?

Que cambie un poco las medidas de ayuda de financiación a los bancos, los programas de liquidez. Puede ser que reduzca un poco. Pero es una opinión muy personal.

Los tipos de interés van a seguir muy bajos durante tiempo...

Si sube la inflación, se tendrán que tomar medidas. Puede que también varíen un poco los tipos de interés. ¿Qué pasa hoy en día? En primer lugar, que el cliente no recibe nada o prácticamente nada por sus ahorros. Y para recibir algún interés, cierta rentabilidad, se tiene que arriesgar algo. Y en cuanto a los tipos de interés, si no arriesgas, no tienes nada. Si sube la inflación, el dinero cada vez vale menos y baja el poder adquisitivo de la gente. La economía irá mal. Alguna medida se tendrá que tomar.

España es un país estratégico para Andbank. Les va bien aquí.

Sí, nuestro crecimiento en España es espectacular. En 2019 teníamos en su país 10.600 millones en gestión de dinero de los clientes; en 2020, 13.000 millones, y este año 2021 estamos ya en 15.300 millones. Ha habido además este año una operación importante, la compra del Bank Degroof Petercam Spain, la filial del banco belga en España, que ha permitido integrar unos 1.300 millones en volumen de negocio.

En España están apostando fuerte por MyInvestor...

Sí. Estamos desarrollando mucho el neobanco MyInvestor, que es para hacer una banca muy personal para volúmenes pequeños de negocio. Es hoy la fintech más grande que hay en España y ahí tenemos de socios a El Corte Inglés, AXA y varios family offices. Andbank tiene un 75% del capital, pero MyInvestor tiene su propio equipo y estructura que también está creciendo rápidamente. Y queremos que el próximo año MyInvestor sea también un banco. Será la primera vez que en España una fintech se convierta en banco, y estamos cerrando una ampliación de capital para seguir creciendo en la que tenemos sobresuscrita.

Nuevos socios españoles, ¿no?

Sí, sí. Será capital español. Este neobanco es una apuesta de futuro focalizada en España. Estamos trabajando en esta nueva ampliación de capital, pero seguiremos siendo socios mayoritarios con un porcentaje importante.

Mientras otros cierran oficinas físicas, ustedes las abren...

Sí. Implica más gastos, pero es importante estar cerca del cliente. Las oficinas hacen posible un trato más personal con nuestros clientes wealth management (a partir de un millón) y los key clients (a partir de cinco millones). El segmento de key clients es el que más nos ha crecido este año. En los últimos tres años hemos pasado de gestionar 2.353 millones a 5.000 millones de euros.

"Nuestro neobanco MyInvestor será la primera ‘fintech’ que en España se convierta en banco"

Su internacionalización arrancó en 2008 y ya tienen 70 oficinas por medio mundo. Además de España, ¿qué países son clave para ustedes?

Tenemos cinco países estratégicos: España, México, Brasil, Andorra y podríamos añadir, porque es también estratégico, Luxemburgo. Es verdad que en España, como es normal y al conocer bien el país y su cultura, quizá nos atrevemos a hacer inversiones más importantes que en otros mercados como Brasil o México, pero estos cinco países son importantes.

¿Qué quiere ser Andbank de mayor?

Quiere ser, sobre todo, una entidad reconocida a nivel internacional como especialista en banca privada.

Se ha publicado, a cuenta de los Papeles de Pandora, que Xavier García Albiol, el ya exalcalde de Badalona, tuvo un poder de una sociedad de Belice que gestionó AFSI, un bufete que creó Andbank.

Noticias relacionadas

AFSI es un puro intermediario que hace una tramitación que alguien le pide pero, en todo caso, es una empresa que hace ya muchísimos años -creo que más de 20 años- se desvinculó de Andbank y del que no tenemos ninguna participación. Y cuando supuestamente se tramitó ese poder, desde luego, no estaba en Andbank. Mantiene alquilado un despacho en un edificio del banco, pero hace muchísimo tiempo que no tiene nada que ver con nosotros. Ha aparecido esto, pero es que además en aquella época no era ningún delito porque se podía, y hoy tampoco es ningún delito. Mientras la persona que tenga una sociedad a nombre de una panameña o de Belice la declare, no hay ningún problema.

El esquí, su gran pasión

Manel Cerqueda estudió Ciencias Económicas en la Universidad de Barcelona y se graduó por la Bell School de Cambridge sobre lengua y costumbres inglesas. "Inglaterra es un país especial" por el que confiesa sentirse atraído.

De su padre, uno de los fundadores, heredó el espíritu emprendedor. De él aprendió "a escuchar y a analizar bien las cosas".

En su tiempo libre, adora esquiar, un deporte que sigue practicando. «Con los años, lo que te falta de fuerza lo suple la técnica», asegura. Le encanta esquiar en Andorra. A veces, se acerca al Valle de Arán, y se reserva todos los años cuatro o cinco días en agenda para escaparse a los Alpes franceses, Austria o Suiza.

Cuando no era época de esquí, solía hacer ciclismo todo terreno (BTT). Podía hacerse 40 o 50 kilómetros por caminos. Lo dejó hace unos años.

Otra de sus pasiones es navegar. Antes iba a vela y ahora a motor. Ha navegado por casi todo el Mediterráneo, de Baleares a Turquía.


Temas

Bancos