Christian Archambeau, director ejecutivo EUIPO

"Se han interceptado contenedores completos con vacunas falsificadas"

  • "La piratería no es un crimen sin víctimas"

  • "China se ha convertido en el primer país en solicitudes de marca"

  • "Registrar una marca no es tan caro, cuesta 850 euros"

Christian Archambeau, director ejecutivo de la Oficina Europea de Propiedad Intelectual

Christian Archambeau, director ejecutivo de la Oficina Europea de Propiedad Intelectual / Pilar Cortás

Se lee en minutos

David Navarro

Christian Archambeau (Vielsalm, Bélgica, 1960) es el director ejecutivo de la Oficina Europea de Propiedad Intelectual (EUIPO, por sus siglas en inglés), el organismo con sede en Alicante responsable de velar por el registro de marcas y diseños industriales en toda la UE. Desde su cargo no se cansa de predicar sobre los beneficios y el impulso a la innovación que representa la protección de los derechos de propiedad intelectual. Tampoco, de advertir del riesgo de las falsificaciones. Las últimas detectadas, las de la vacuna del covid-19.

-¿Cómo ha afectado la pandemia al registro de marcas y diseños? ¿Se ha producido una caída?

-Si nos situamos un año atrás, en marzo de 2020, cuando empezó la crisis y el estado de alarma, vimos una caída importante de las solicitudes de marcas de hasta un 20%, lo que nos llevó a pesar que sería un año muy difícil, y llegamos a prever una pérdida de entre el 10% y el 15% de los ingresos. Pero desde mayo la situación se estabilizó y en junio empezó un incremento muy importante. Tan importante que, al final, terminamos el año con 178.000 solicitudes, que son un 10% más que en 2019. Y este año los primeros tres meses vemos todavía un incremento de marcas de más de 10% también. 

-¿A qué lo atribuyen?

-Vemos tres causas importantes. La primera es la subida de China, que se ha convertido en el primer país en solicitudes de marcas y de diseños, superando a Alemania, Estados Unidos y al resto de países. Sólo en marcas, el crecimiento ha sido del 300% y, sin duda, es el factor más importante. En segundo lugar, ha habido un incremento relacionado con la crisis del covid, que ha significado un montón de solicitudes de registro para equipamientos para hacer videoconferencias, micrófonos, cascos, televisiones, pero también productos de protección en el ámbito de salud, como mascarillas, y, naturalmente, medicamentos. Y, en tercer lugar, algo que hemos visto mucho en Europa es que las compañías han cambiado su modelo de negocio porque, con la crisis y los confinamientos, las empresas no pueden vender sus productos en las tiendas, con su cadena de suministro normal. Lo que han hecho es mover el negocio al online y, para eso, las plataformas necesitan pruebas de que los productos no son falsificados, lo que también ha aumentado los registros. 

-¿Continuará ese aumento?

-Pensamos que algunos de estos efectos sí se van a mantener este año. China, por ejemplo, seguirá en aumento, y el efecto de pasar el modelo de negocio al online seguro que también. Lo que va a pasar es la moda del covid, porque cuando ya estemos equipados con todo y haya vacuna, eso va a calmarse. Lo que también es seguro que vendrán nuevas tendencias relacionadas con los cambios en la economía. Hay que recordar que tenemos 750.000 millones de euros para impulsar la digitalización y la transición verde, que harán crecer estos mercados.

-Tienen diversos estudios que aseguran que las empresas que apuestan por la propiedad intelectual son más rentables. ¿Puede cuantificarlo?

Es un estudio que hacemos desde hace bastante tiempo y que hemos actualizado este año. Y lo que confirma es que las empresas que utilizan la propiedad intelectual generan de media unos ingresos un 20% superiores al resto. Y también vemos en la encuesta, que ha preguntado a 125.000 empresas, por lo que es bastante representativa, que estas empresas pagan salarios mucho más altos a los empleados, alrededor de un 19% más. El efecto más claro es cuando tienen una patente, lo que significa que suelen ser empresas más en el ámbito tecnológico o industrial, y aquí vemos que el aumento de los salarios es un 53% superior.

-En general, ¿cómo están las empresas españolas en materia de propiedad intelectual con respecto al resto del mundo?

-Ahora mismo España es el quinto país en solicitudes de marca en la EUIPO. La primera es China; la segunda, Alemania; le sigue Italia, Estados Unidos y, después, España, que en el último año ha solicitado 2.000 marcas con nosotros y muchas más en la OPM (Oficina de Patentes y Marcas) de Madrid, porque tenemos el doble sistema, nacional e internacional. Está por delante de Francia o el Reino Unido. En diseños y modelos está en la novena posición.

-Por lo que dice, parece que va calando el mensaje de que hay que apostar por la innovación...

-Sí, pero la clave verdadera está en incorporar a las pymes, porque la composición de la industria en Europa es un 98% de pequeñas y medianas empresas, y aún más aquí, en España. Por ejemplo, en Alicante, hay industrias como el calzado que son productos que necesitan protección para sus diseños. 

-Precisamente, una de sus líneas de actuación estratégicas pasa por convencer a las pymes para que también protejan su propiedad intelectual, ¿cuál es el mayor obstáculo para que lo hagan? 

-Bueno, los datos que tenemos indican que todavía sólo una de cada diez pymes tienen algún tipo de derecho de propiedad intelectual. Esto significa que nueve de cada diez no tienen nada. Cuando preguntamos el porqué, encontramos diferentes respuestas. La primera es que ven la propiedad intelectual como algo muy complicado y les resulta difícil encontrar información sencilla para ver si la pueden utilizar o no, y cuáles son los beneficios. No entienden muy bien qué es. Y, en segundo lugar, tienen la impresión de que es muy caro. Aquí hay que diferenciar, porque registrar una marca no es tan caro, con nosotros cuesta 850 euros para tener el monopolio de la marca durante diez años. Pero cuando hay problemas de vulneración de los derechos y hay un conflicto, aquí ya necesitas abogados y el coste se incrementa mucho más. Los litigios son caros, eso es cierto. 

-¿Qué están haciendo para cambiar esa situación?

-Bueno, en estas dos cosas podemos actuar. Lo primero que hemos hecho es simplificar el lenguaje de la propiedad intelectual y crear vídeos y trainings , y hemos creado un espacio en nuestra web para reunir toda la oferta para las pymes. En cuanto al problema de los litigios, hemos empezado con servicios probono donde ponemos en contacto pymes que necesitan ayuda con empresas de abogados que dan servicios gratis de algunas horas, para ayudarles a resolver los conflictos y también hemos empezado con un servicio de resolución de conflictos alternativo para buscar un acuerdo amigable entre las partes . 

-También insisten mucho en la necesidad de concienciar sobre la piratería y las falsificaciones. ¿Tienen datos sobre las pérdidas que generan anualmente en Europa estas prácticas?

-Es un problema muy importante, que ha salido mucho a la luz en los últimos meses con la crisis del covid, con la falsificación de mascarillas, por ejemplo, que han puesto en peligro a los doctores y personal de enfermería que las utilizan o la gente en general. Ahora vemos un incremento bastante importante de falsificaciones de la vacuna. El problema es que la falsificación y la piratería no es un crimen sin víctimas, puede ser muy peligroso para la salud y la seguridad de los consumidores. Y, económicamente, en su conjunto, la piratería y las falsificaciones suponen unas pérdidas de 83.000 millones para sectores que son clave y de 670.000 puestos de trabajo en la UE. 

-Asusta que ya haya falsificaciones de la vacuna del covid-19... 

-El problema de la falsificación de medicamentos no es nuevo. Hace unos años cobraron relevancia los problemas de Pfizer con el viagra, que tenía muchas falsificaciones. Y con la vacuna ocurre lo mismo. El crimen organizado va mucho más rápido que las autoridades. Nosotros participamos con la OLAF (Oficina Europea Antifraude) y las autoridades nacionales en la lucha contra las redes que falsifican vacunas. 

-Supongo que esas vacunas falsificadas se venden por internet, principalmente...

-Sí, pero también llegan por contenedores completos a Europa, para después ser distribuidos en plataformas más pequeñas. Se han interceptado contenedores enteros con falsificaciones de la vacuna. Pueden ser sólo las botellitas o grandes contenedores con líquido que sería para rellenarlas, o etiquetas. Puede que no sea el producto completo en la caja, pero sí todos los elementos que son necesarios para dar la impresión de que los productos son correctos. Y puede ser que esas botellas se hayan llenado con agua, pero también puede que se hayan llenado con productos peligrosos para la salud. 

-¿Por qué cree que los consumidores siguen comprando estos productos falsificados? 

-Principalmente, por desconocimiento. La gente piensa que no es algo muy grave, que si compro una camiseta falsificada no pasa nada. Lo que no saben es que esto es utilizado para blanquear el dinero del crimen organizado. Cada vez que compramos algo, un bolso o una camiseta, ayudamos al crimen organizado a blanquear el dinero de la droga, la prostitución o el tráfico de seres humanos. Por eso la concienciación es lo más importante para combatirlo. Además de lo anterior, hay que señalar que, en algunas categorías, puede ser muy grave para la salud y la seguridad. Yno sólo hablamos de medicamentos, también hablamos, por ejemplo, de pastillas de freno para coches, que pueden ser peligrosas porque no van a tener el mismo comportamiento que las reales. Pero esto pasa, y también hemos encontrado incluso piezas de recambio de aviones, lo que puede tener consecuencias muy graves. Ahora, con la pandemia, también hemos visto un incremento impresionante de piratería de series de televisión y películas, porque la gente está en casa sin nada que hacer y, bueno, es la ocasión de pasar más tiempo enfrente de las pantallas. La gente no se da cuenta del daño que se hace con esto. Tenemos claro que es un objetivo a largo plazo y hay que empezar con los niños. Hemos visto que con el tabaco nos ha costado 75 años concienciar a la gente de que no es bueno para la salud y aquí va a ser lo mismo. Vamos a necesitar un trabajo de generaciones. 

-Ha comentado que China estaba creciendo y ya era el país que más solicitudes de marca presentaba. Normalmente se asocia China con las falsificaciones, ¿eso significa que están cambiando las cosas?

-Sí, cuando vimos el incremento de las solicitudes de China nos preguntamos qué había detrás:¿hay una estrategia económica real, o es algo para controlar el mercado y favorecer las falsificaciones? Y lo que hemos visto es que realmente detrás hay una política de hacer negocio en Europa. Por ejemplo, la primera empresa de China que solicita marcas y diseños es Huawei, son los teléfonos y los equipamientos de red. Y así vemos muchas de esas empresas que están desarrollando su negocio y ven Europa como un mercado interesante en el que necesitan trabajar. Y también está la explosión del comercio online, que facilita la internacionalización del negocio y las empresas chinas también ven esta oportunidad y son muy activas. 

Te puede interesar

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

"Actuar juntos es lo acertado"

-Como institución europea, ¿Cómo valoran el papel que está jugando la UE en la gestión de la pandemia? ¿Saldrá reforzada de esta crisis o debilitada por los conflictos entre países?

-Eso va mucho más allá del papel de la EUIPO, pero pienso que la idea de actuar juntos es la acertada, porque, si no hubiéramos reaccionado a esta crisis juntos, estaríamos mucho peor. Esto no significa que sea perfecto, hemos visto los problemas de suministro de las vacunas, pero los Estados miembros, junto con la Comisión, trabajan para solucionarlo. También creo que, después de la crisis sanitaria, la activación de los 750.000 millones en fondos que están disponibles para los estados van a dinamizar la economía, la transformación digital y la lucha contra el cambio climático. Van a ser clave y pienso que hemos puesto los cimientos que son necesarios para que funcionen.

-¿Cómo ha afectado el Brexit a la EUIPO?

-En términos de negocio, sí hemos percibido el impacto, porque el Reino Unido ha pasado de ser el tercer país con más solicitudes a ser el séptimo. Ha habido una reducción importante, de más del 20%. Pero el mercado británico no desaparece, sigue siendo un mercado importante para la UE y, de la misma manera que trabajamos con China o Estados Unidos, estamos negociando también un acuerdo para continuar la colaboración en términos de propiedad intelectual y estamos confiados. De la misma manera que decía que el mercado británico es importante para UE, la UE también es importante para el Reino Unido.