Organiza:

'ActivosTech'

Talento digital, la nueva mina de oro

  • El impacto de la revolución digital en el mercado laboral protagoniza la primera jornada del ciclo ‘ActivosTech’, que tuvo lugar en el Palau Macaya de Barcelona

7
Se lee en minutos
María Refojos
María Refojos

Redactora del suplemento 'activos'.

ver +

La sociedad está inmersa en un cambio de paradigma irreversible. El profundo impacto de la digitalización en la economía y las relaciones interpersonales fuerza un proceso de adaptación que, además, se ha visto acelerado por la pandemia. La velocidad del cambio impuesto por esta revolución digital está provocando una disrupción en el mercado laboral y en el tejido productivo que pocos han podido prever o, siquiera, imaginar.

Se están transformando por completo procesos, cadenas productivas y centros de trabajo. Se están automatizando tareas y adoptando herramientas tecnológicas que implican, a tiempo real, la creación de puestos de trabajo que hace unos años ni siquiera existían. Se espera que esta tendencia añadirá 97 millones de empleos a nivel global hasta 2025, según estima el Foro Económico Mundial en su informe ‘Future of Jobs 2020’. Una cifra que, quizás, incluso se haya quedado corta tras los avances vividos en los últimos doces meses.

"Ahora mismo, en Barcelona de cada diez ofertas de trabajo, seis están relacionadas con el mundo digital. Es un dato muy importante, hay mucha demanda", ha destacado Jared Gil, CEO y cofundador de la escuela de negocios Nuclio Digital School, durante la primera jornada del ciclo ‘ActivosTech’, organizado por EL PERIÓDICO y Mobile World Capital Barcelona.

Jared Gil, CEO y cofundador de la escuela de negocios Nuclio Digital School

/ J.C

Jared Gil: "El talento digital es algo que falta en España y es algo que las empresas necesitan"

Son cifras que reflejan el principal reto al que se enfrentan tanto trabajadores como empresas: hacer que cuadren la columna del debe y la del haber, es decir, la mano de obra disponible con las necesidades de los empleadores. Porque hasta la fecha, las cuentas no salen. "El talento digital es algo que falta en España y es algo que las empresas necesitan", ha incidido Gil, que ha asegurado que "quien lo niegue, no tiene futuro".

Ante la democratización de la tecnología, cada vez más accesible tanto a nivel de experiencia de usuario como en precios, los profesionales deben evolucionar para no perder el paso, en opinión de Clara Navarro, cofundadora y CEO de Ship2B. "Debemos reconocer la importancia y la urgencia de que nos formemos todos, no solo aquellos perfiles que van a ser los profesionales específicamente de las tecnologías digitales, sino que todos tenemos que ponernos al día en la digitalización", ha destacado.

Habilidades blandas

El profesional del futuro tiene, por tanto, que empezar a reorientarse en el presente, con el foco puesto en adquirir los conocimientos técnicos en función de su perfil. Aquí Jordi Arrufí, director de Talento Digital en Mobile World Capital Barcelona, distingue entre tres tipos de niveles. En primer lugar sitúa al perfil dotado de la visión panorámica del proceso de innovación y transformación digital, capaz de trazar la estrategia de negocio detectando fortalezas y debilidades.

En segundo lugar se situaría el ‘trabajador-usuario’, que debe manejar herramientas digitales y estar familiarizado con las nuevas tecnologías, pero en un modo más básico. El tercer nivel corresponde a los profesionales que diseñan, desarrollan y "hacen posible" los productos digitales, como pueden ser los programadores, los científicos de datos, los especialistas en ciberseguridad o en usabilidad, etc. Estas son, hasta la fecha, las vacantes más difíciles de cubrir.

Pero en esta actualización no solo hay que fijarse en las competencias duras, vinculadas a la formación técnica, sino también en las competencias blandas o ‘soft skills’ que, en palabras de Arrufí, son las que "realmente nos hacen diferenciarnos y ser más competitivos respecto a la tecnología y como profesionales". Se refiere a habilidades como la capacidad de resolver problemas complejos, tomar decisiones, saber gestionar equipos, tener una visión crítica...

Cerrar las brechas

Son dos áreas, la técnica y la humana, que de acuerdo con estos expertos deben ir de la mano para redondear este talento digital que ya demandan las empresas y que se espera que lo hagan todavía más. Sin embargo, las buenas noticias nunca llegan solas: en el mismo informe del Foro Económico Mundial anteriormente citado, se indica que 85 millones de empleos ‘tradicionales’ serán destruidos en el mismo periodo de tiempo, como consecuencia de la implementación de la inteligencia artificial o la robótica.

Y esta será, según Clara Navarro, la principal cuestión social que habrá que atender. "La transición de todas las bolsas de talento que se están quedando fuera de esta revolución, porque no son capaces de adaptarse o no quieren adaptarse… Tendremos a personas que se habrán quedado fuera del mercado laboral de un día para otro y no todas van a ser reciclables", explica.

La forma de prevenir esta potencial exclusión social pasa, según estos expertos, por abordar tanto desde la empresa como desde las administraciones públicas este "reciclaje" con programas específicos -como se viene planteando en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia- y en impulsar vocaciones desde edades tempranas promoviendo una optimización del sistema educativo, tanto infantil como superior.

Jordi Arrufí, director de Talento Digital en Mobile World Capital Barcelona.

/ J.C

Jordi Arrufí: “Las economías capaces de reducir la brecha de talento serán las más competitivas”

Porque la capacidad de generar talento es clave a la hora de situar a España en una mejor posición para caer de pie en este salto a la digitalización. "La tecnología es cada vez más abundante, pero el talento es todo lo contrario: no crece en la misma proporción. Es obvio que se genera una brecha y las economías que sean capaces de reducirla (porque creo que resolverla es muy difícil) serán las más competitivas", ha señalado el director de Talento Digital en Mobile World Capital Barcelona.

La otra pata es la capacidad de atraer talento, teniendo en cuenta aspectos tan diversos como la política migratoria, la oferta de escuelas o cultural, o los servicios sociales. "Las compañías que quieren venir a Barcelona ya no se preguntan qué accesos a infraestructuras hay o cuál es el precio del alquiler, sino cuál es el volumen de talento digital, y qué capacidad tengo para generar este talento. ¿Eres una ciudad atractiva para que otras personas vengan a trabajar aquí?", se pregunta Jordi Arrufí.

La cuestión de género sería la otra brecha a considerar. Los tres participantes en este primer evento del ciclo ‘ActivosTech’ han corroborado la falta de paridad en el sector, tanto a nivel laboral como en la etapa de formación, y en la necesidad de reducir esta diferencia. "Como recetas, por poner alguna, donde se está trabajando pero falta mucho recorrido es en la parte de las vocaciones: aproximar los ‘role models’, mujeres que trabajan en el sector de la tecnología, a las niñas", ha reflexionado Arrufí.

A su vez, Navarro ha hecho un llamamiento a repensar la forma en la que "comunicamos las carreras tecnológicas" haciendo énfasis en el ‘para qué’, ya que para las mujeres es importante que haya un propósito. Y ha instado a iniciar esta revisión "desde la muy pequeña infancia, para que ese sesgo no lo tengamos dentro de 20 años".

¿Y las empresas?

Por su parte, las empresas también tienen deberes por hacer. Coinciden los tres expertos en que la transformación digital afecta "absolutamente a todos los sectores" y, en palabras de Jared Gil, va más allá de "poner un CRM y hacerse una web, como se pensaba hace unos años".

Clara Navarro, cofundadora y CEO de Ship2B

/ J.C

Clara Navarro: “Cualquier sector es susceptible de digitalizarse: es una enorme oportunidad”

En este sentido, los sectores que han incorporado más rápidamente los cambios han sido los que estaban más cerca del consumidor final, altamente digitalizado y habituado a dispositivos como el smartphone, detalla Arrufí. Lideran la carrera el retail, el entretenimiento o los medios de comunicación. Otros sectores quedaron rezagados y ahora tienen que incrementar esfuerzos. Son la industria, en "todas sus capas: logística, manufacturing, construcción..."; el de la salud, las administraciones públicas o el educativo.

"Cualquier sector es susceptible de digitalizarse: es una enorme oportunidad", ha manifestado la confundadora y CEO de Ship2B.

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Noticias relacionadas

Tanto Arrufí como Navarro y Gil consideran que "queda mucho trabajo por hacer" ante la "verdadera explosión digital" a la que se enfrentan estas áreas de actividad económica, tanto privadas como públicas. Y los espejos en los que España puede mirarse a la hora de implementar las acciones y tomar las medidas necesarias para dar respuesta a la creciente demanda de talento digital son diversos.

En Europa, Finlandia despunta por su modelo de alfabetización digital. A su vez, Estados Unidos presume de contar con los mejores programas educativos y Reino Unido, con el mejor sistema de colaboración entre las empresas, el mundo de la formación y las instituciones gubernamentales. Son pequeñas pistas de hacia dónde se pueden dirigir los próximos pasos que  orienten al talento español en la dirección digital correcta.

De izquierda a derecha: Gemma Martínez, directora adjunta de EL PERIÓDICO; Clara Navarro, cofundadora de Ship2B; Jordi Arrufí, director de Talento Digital en Mobile World Capital; y Jared Gil, cofundador de Nuclio Digital School.

De izquierda a derecha: Gemma Martínez, directora adjunta de EL PERIÓDICO; Clara Navarro, cofundadora de Ship2B; Jordi Arrufí, director de Talento Digital en Mobile World Capital; y Jared Gil, cofundador de Nuclio Digital School.