Vino cosechado con inteligencia artificial

  • Familia Torres llevará algoritmos al viñedo en el marco de un proyecto para tecnificar el campo español

Vino cosechado con inteligencia artificial

Vino cosechado con inteligencia artificial

3
Se lee en minutos
Paula Clemente
Paula Clemente

Periodista

Especialista en start-ups, sector emprendedor

ver +

Al pan, pan y al vino… tecnología de última generación. "Mediante un buen algoritmo predictivo se pueden mejorar las previsiones de cosecha y llevar a cabo una mejor planificación de compra de uva y de entrada en bodega", sintetiza Mireia Torres. Esta ejecutiva, directora de innovación y conocimiento de la compañía vitivinícola Familia Torres, es una de las partes implicadas en el proyecto AgrarIA, un consorcio de 24 compañías que, financiadas por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital con casi 10 millones de euros, investigan nuevos métodos de producción agraria para que el campo español sea más tecnológico y sostenible.

Lo hacen cada una desde su parcela: las ingenieras, biotecnológicas y tecnológicas como Hispatec, el Grupo PharmaMar o GMV (que lidera el proyecto), explorando el lado técnico; los socios institucionales como el CSIC o las Universidades de Salamanca y Sevilla, dando apoyo académico; las distribuidoras como Casa Ametller, Kivnon Logística o PrimaFrio, trabajando la parte de la llegada al consumidor; y las productoras como Florette y Familia Torres, con ensayos sobre el terreno. O, en el caso de esta última, sobre viñedo.

La inteligencia artificial, cuentan desde esta compañía, puede ayudar a predecir la cantidad de uva que entrará en bodega. "Mediante la aportación de datos históricos de producciones de numerosas parcelas y mediante el procesamiento de imágenes históricas Copernicus [procedentes de satélites], así como de imágenes comerciales de muy alta resolución, se pueden analizar comportamientos pasados de los viñedos, su estado actual y predecir su comportamiento mediante soluciones basadas en el aprendizaje automático", especifica Torres.

En otras palabras: el grupo, que estas semanas está realizando las tareas de recopilación de información antigua, implementará un algoritmo que les ayude a controlar la producción o gestionar la compra de uva, entre otras cosas.

Pero más allá de este proyecto, la compañía mira por el rabillo del ojo otras tecnologías que pueden ser clave para su actividad. De hecho, solo el año pasado Familia Torres invirtió aproximadamente 900.000 euros en investigación y desarrollo (i+D), un área que explora inventos como la cobótica [robots que colaboran con el humano] o que tiene presentes todas las posibilidades que los satélites o drones en el cielo, los sensores de humedad y de temperatura en el suelo, o las cámaras de control de estados fenológicos pueden aportar a una vendimia. Y lo mismo con los algoritmos, que, según indica Torres, se pueden emplear también para mejorar la previsión del mantenimiento de maquinaria, para optimizar la ruta de distribución y para perfeccionar la eficiencia energética o la toma de decisiones en el riego por goteo.

Cambio climático

Noticias relacionadas

"Desde el 2008 estamos muy concienciados con el cambio climático y todos los proyectos [del estilo de AgrarIA] en los que hemos participado nos han ayudado a buscar soluciones que permiten tener una mayor eficiencia en la producción vitícola", reflexiona la responsable de innovación. Con Cenit Deméter, el primer gran consorcio del sector vitivinícola español, investigaron los efectos del cambio climático; con Innovine, una iniciativa que involucró a socios europeos, trabajaron en adaptar sus métodos con conciencia medioambiental, y con Globalviti, un proyecto financiado con casi 9 millones de euros por el CDTI, buscaron fórmulas para mejorar la producción vitivinícola, con el cambio climático como telón de fondo.

En cuanto al futuro, esta directiva de una compañía con 9 bodegas en España, otras 2 en Chile y California, ventas en 100 países y una plantilla global de 1.200 trabajadores, solo ve digitalización. Así lo demuestra su respuesta al ser preguntada por qué plantes tiene en el horizonte a nivel tecnológico, operativo o en términos de ampliación de su capacidad: "Implementar todavía más digitalización en todos los viñedos que son nuestros", concluye Torres

Temas

Empresas Vino