Combustible limpio

Furor por el hidrógeno verde, el maná de la energía

  • Llamado a sustituir a los derivados del petróleo y el gas natural, este nuevo combustible vive un gran boom en España. Los proyectos se acumulan sin pausa.

El nuevo gas verde se expande por España.

El nuevo gas verde se expande por España. / Activos

10
Se lee en minutos
R. Ferrando / P. Cobos / P. Castaño / J. Gutiérrez / A. Bermúdez / E. López

España vive una eclosión de proyectos vinculados al hidrógeno verde por el incentivo de los fondos europeos y la estrategia marcada por Bruselas para la descarbonización de la economía. Repsol acaba de presentar la iniciativa ‘Shyne’ (Spanish Hydrogen Network), el mayor consorcio de hidrógeno verde del país con promotores como Alsa, Scania, Talgo y Enagás y que cuenta con 3.200 millones de euros de inversión.

Enagás, compañía de transporte de gas natural y gestor técnico del sistema gasista de España, trabaja con otras 18 compañías europeas en un proyecto para adaptar las redes de distribución del gas en canalizaciones e infraestructuras para el transporte del hidrógeno verde con una inversión hasta 2040 de más de 43.000 millones. Aerolíneas como Iberia o Air Nostrum y navieras como Baleària trabajan para sustituir el queroseno y el gas por el hidrógeno verde. El Gobierno prevé la inversión de 1.550 millones de los fondos de reconstrucción en el despliegue de esta industria y la movilización de otros 2.800 millones de capital privado.

Pero, ¿qué es el hidrógeno verde? Es un combustible líquido llamado a sustituir los derivados del petróleo y el gas natural como fuente de energía para el transporte pesado y sectores como la cerámica, la industria química o las refinerías. Según precisa Javier Brey (presidente de la Asociación Española del Hidrógeno,colectivo impulsado -entre otros- por Repsol e Iberdrola), es un gas que lleva años utilizándose, pero la clave la introduce el calificativo de ‘verde’ que identifica que se produce con energías renovables.

La idea es producir el hidrógeno de manera limpia a partir de agua y con procedimientos de electrólisis alimentados por energía generada por plantas solares o eólicas. El sistema consiste en separar con electricidad los átomos que componen las moléculas de agua: el hidrógeno y el oxígeno. Por cada molécula de oxígeno se liberan dos de hidrógeno (H2O) ¿Cómo se rompe la molécula? Con corriente eléctrica.

Noticias relacionadas

La red europea de hidrógeno impulsada por Enagás (que se llama European Hydrogen Backbone) conecta 21 países a través de una infraestructura de 39.700 kilómetros. El 69% de la red la componen gasoductos de gas natural en servicio y el 31% restante son de nueva construcción.

El problema que ahora tienen las renovables es el almacenamiento. Fuentes de Repsol subrayan que el aspecto fundamental del hidrógeno es la capacidad de almacenar la energía. "El hidrógeno renovable nos permite transformar la energía en una sustancia para que se pueda consumir más adelante", subrayan.

Andalucía: Capacidad para producir 18.000 toneladas en tres años

España produce anualmente 500.000 toneladas de hidrógeno, de las que apenas 50 son verdes (obtenidas a partir de energías renovables), de acuerdo con los datos del año 2021 facilitados por Javier Brey, presidente de la Asociación Española del Hidrógeno. Esta cifra refleja que el hidrógeno verde "está empezando ahora", ya que prácticamente no existe producción en el mundo, pero Andalucía "tiene todos los mimbres para ser referente en la producción: la investigación y el desarrollo, la transferencia tecnológica a las empresas, el potencial renovable y la ubicación geográfica", remarca este experto.

Brey precisa que en la comunidad autónoma deberían instalarse entre 500 y 600 megavatios de electrolizadores para cumplir lo marcado en la Hoja de Ruta del Hidrógeno español de cara al 2030. Esta cifra ya se alcanza con las propuestas de proyectos presentadas para los próximos tres años, que darían lugar a una producción de 18.000 toneladas anuales de hidrógeno verde en Andalucía. Se trata de iniciativas que aplican a los fondos europeos, que todavía no han empezado a distribuirse.

Una de las propuestas conocidas en los últimos meses es la anunciada por Endesa y Cepsa que, junto al grupo IQE, han establecido una alianza para impulsar un proyecto de hidrógeno verde. En los últimos días también ha trascendido que Iberdrola y Grupo Fertiberia impulsan, con la Universidad de Huelva, la puesta en marcha del clúster Puerta de Europa.

Asturias: El acero, la chispa para que prenda

El desarrollo de la industria del hidrógeno verde depende de que exista una garantía de consumo y en Asturias la hay. ArcelorMittal prevé invertir, con ayudas públicas, 1.000 millones para descarbonizar su factoría siderúrgica de Gijón. Sustituirá el proceso de fabricación de acero en horno alto por uno de reducción directa de mineral de hierro mediante hidrógeno verde que podría estar en servicio en 2025. Será necesario un suministro del combustible renovable en cantidades industriales y en Asturias hay proyectos para producirlo y transportarlo.

El Gobierno del Principado ha aglutinado las iniciativas vinculadas al hidrógeno bajo la denominación ‘H2 ReCoDe’ Son una veintena de proyectos impulsados por 17 compañías valorados en 2.000 millones y que aspiran a captar fondos europeos. La red, si consigue extenderse, tendrá 20 electrolizadores con más de 600 megavatios (MW) y capacidad para producir unas 60.000 toneladas de hidrógeno verde al año.

Entre las iniciativas destaca el proyecto de EDP, en alianza con Repsol, para convertir el emplazamiento de la térmica de carbón de Aboño en un "valle del hidrógeno" con electrolizadores de 100 MW escalables hasta 500 y alimentados por parques solares fotovoltaicos y eólicos marinos flotantes.

También destacan el proyecto de Enagás y Naturgy para construir una planta de producción de hidrógeno en las inmediaciones del puerto de El Musel, en Gijón, alimentada por la energía generada por parques eólicos marinos y terrestres, o el proyecto de Hunosa, Duro Felguera, Nortegas y Alsa para producir hidrógeno a partir de agua de mina con energía solar fotovoltaica, transportarlo por la red de gas y consumirlo en la industria y en vehículos pesados para el transporte de viajeros por carretera.

Otras empresas como TSK, Imasa, Grupo Zima, Iberdrola o Renfe también tienen proyectos en Asturias vinculados al hidrógeno.

Canarias: Hexageneración contra los problemas de almacenamiento

El 80% del mix energético canario depende aún de los combustibles fósiles y el reto marcado es atender al 45% de la demanda eléctrica con fuentes limpias en 2025. Además, la vida útil de varios grupos en los que Endesa quema gasóleo y fuel se consumió hace tiempo y solo sucesivas prórrogas los mantienen en funcionamiento para evitar apagones. Se espera en breve una convocatoria para adjudicar nueva potencia que saque esas viejas máquinas del proceso de generación.

Ese contexto de urgencia y oportunidad, más la llegada de fondos europeos, ha desatado una carrera en la que Mix Energético de Transición de Canarias, creado en el entorno del sector de las renovables, dio el primer paso con un proyecto por valor de 800 millones de euros en el que el hidrógeno verde, absoluto protagonista, restaría de un plumazo a los hidrocarburos un 25% de su cuota actual. Le siguieron Endesa, por un lado, y la alianza de una veintena de instituciones y empresas privadas, liderada por Disa y Enagás, que supuso la creación del Clúster Hub Hidrógeno Renovable Canarias.

La penetración de las fuentes limpias se ha encontrado con el problema del almacenamiento de los excedentes. Un proyecto, gestado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y ya presentado al Miteco, proponen colocar dos aerogeneradores de 5 megavatios en el océano que verterían sin cesar en una central de hexageneración. ¿Por qué este nombre? Porque la energía se utilizaría para, uno, desalar agua; dos y tres, absorber oxígeno y nitrógeno; cuatro, romper las moléculas de agua para obtener el hidrógeno verde; cinco, fabricar amoniaco como fuente energética de respaldo, y seis, destinar el dióxido de carbono generado a la elaboración de fueles ecológicos.

El hidrógeno verde, producido a través de energías renovables, vive un momento de furor.

/ Activos

Castilla y León: Zamora, epicentro en la meseta

Coreses, uno de los escasos municipios zamoranos que supera los mil habitantes, albergará una de las mayores plantas de España de hidrógeno verde. La localidad, a sólo 16 kilómetros de la capital, ha sido elegida por la empresa promotora del proyecto es ‘Hidroversol Castilla y León SAU’, una sociedad del grupo Fisterra Energy, capitalizado por el fondo de inversión estadounidense The Blackstone Group.

La inversión supera los 400 millones de euros para obtener unas 30.000 toneladas de hidrógeno al año, lo que equivale al 5% de todo el hidrógeno verde que España prevé producir anualmente para el año 2030. Podrán crearse un millar de puestos de trabajo directos, según expone Iván Furones Fartos, director de desarrollo de Fisterra Energy. Si se cumplen las previsiones, la construcción de la fábrica comenzaría en el segundo semestre de 2023 y entraría en servicio en 2025.

Uno de los motivos que determinan la elección de Coreses como ubicación de la gran planta es la proximidad de una estación de compresión y transporte de gas desde la que Enagás bombea el combustible por gaseoductos subterráneos a distintos puntos del país. Los distintos parques fotovoltaicos proyectados alrededor de Zamora podrán alimentar la producción del hidrógeno, aunque la intención del grupo es construir su propia fotovoltaica para abaratar costes. Otras firmas han proyectado otra planta en Granja de Moreruela y otra en Villabrázaro.

Catalunya: 1.200 millones de euros y 4.300 empleos

El hidrógeno verde ha encontrado en Catalunya el marco propicio para su desarrollo. Tarragona y su complejo petroquímico está en el centro de ese epicentro industrial necesitado de actualización y sostenibilidad, por lo que no es baladí el prefijo ‘valle’ y el imprescindible apellido ‘verde’ para los proyectos en torno al hidrógeno como fuente energética de futuro. Las inversiones previstas ascienden a unos 1.200 millones de euros, con una creación de 4.300 empleos.

El proyecto del Valle del Hidrógeno de Catalunya se presentó en mayo del pasado año. El plan quiere impulsar las infraestructuras tecnológicas e industriales en torno al hidrógeno en Tarragona. La iniciativa está respaldada por instituciones públicas y privadas y ha sido identificada por la Generalitat como uno de los proyectos tractores para la recuperación económica, alineado a los objetivos de neutralidad climática. El acuerdo también pretende favorecer el acceso de los proyectos asociados al Valle del Hidrógeno a los fondos europeos a través de los instrumentos que se pongan a disposición desde el Gobierno español.

La gran hazaña de la iniciativa ha sido hasta el momento su capacidad para poner de acuerdo a la comunidad empresarial y a todas las administraciones. Pero esa capacidad de respaldo, en torno a 170 agentes económicos de referencia en el territorio apoyan el proyecto global, puede tornarse en complejo proceso de participación e impulso. Son unas 90 empresas dispuestas a jugar un papel relevante, también una docena de centros de investigación, decenas de administraciones y entidades públicas de todo tipo las implicadas.

Repsol y Enagás han tenido hasta ahora la mayor capacidad tractora pero será a lo largo del 2022 cuando se visualizará si los proyectos avanzan en la dirección adecuada y logran la esperada financiación europea. Una cuarentena de proyectos están ya preparados para ponerse en marcha.

C. Valenciana: Aviones cero emisiones de Air Nostrum

Air Nostrum firmó en julio un acuerdo con Universal Hydrogen, una compañía norteamericana que impulsa los vuelos libres de emisiones, para propulsar con hidrógeno la flota de turbohélices de la aerolínea con sede en València. Según el acuerdo, Air Nostrum compraría once equipos de conversión para turbohélice de Universal Hydrogen para su uso en toda su flota actual y futura.

Estos equipos incluyen una pila de combustible de hidrógeno y un motor eléctrico que reemplaza el motor turbohélice existente de la aeronave. La conversión de la flota de turbohélice de Air Nostrum a una configuración de cero emisiones se concluiría después de una evaluación operativa del diseño y el rendimiento.

La compañía espera que las aeronaves tengan una eficiencia equivalente o mejor en comparación con la flota existente. "Esta asociación con Universal Hydrogen representa una oportunidad única para avanzar en la descarbonización de nuestras operaciones de vuelo con la aplicación práctica y eficiente de combustible de hidrógeno verde", subraya Carlos Bertomeu, presidente de Air Nostrum.