VEHÍCULO ELÉCTRICO

La transformación del sector del transporte a través de los fondos europeos

Banco Sabadell, junto con Mastercard y EDP, ha presentado esta semana un proyecto para impulsar el uso del vehículo eléctrico mediante el despliegue de 1.000 puntos de recarga

El Gobierno se ha fijado el objetivo de alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos y los 100.000 puntos de recarga para el 2023

El Gobierno se ha fijado el objetivo de alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos y los 100.000 puntos de recarga para el 2023

4
Se lee en minutos

Según el Ministerio de Transición Ecológica, las emisiones provocadas por el sector del transporte representan el 25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en España. Para revertir esta situación, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), la Unión Europea (EU) planea invertir un total de 13.200 millones de euros para que ciudadanos, empresas y administraciones públicas impulsen cambios en la movilidad sostenible en ciudades y municipios con el objetivo de convertirlas en más sostenibles. El PRTR forma parte del Fondo Next Generation EU, un instrumento dotado con más de 800.000 millones de euros que contribuirá a la recuperación de los efectos económicos y sociales causados por la pandemia de covid-19. Concretamente, el plan prevé un crecimiento del 7% del Producto Interior Bruto (PIB) –unos 20.500 millones de euros–; la creación de un total de 284.300 nuevos empleos en el sector de la movilidad hasta el 2026; y la reducción en el 2030 de un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al nivel del 1990. Así, el sector de la movilidad será el más beneficiado por este fondo europeo, que fue aprobado en diciembre del 2020. Además de reactivar el sector de la automoción –que durante la crisis sanitaria sufrió una caída del 32,3% en las ventas de coches respecto el 2019–, el objetivo de esta acción es impulsar soluciones menos contaminantes para el transporte y recortar emisiones de gases de efecto invernadero.

Principales acciones

A nivel estatal, el gobierno de Sánchez tiene prevista una partida de 6.536 millones de euros en el 2022 para llevar a cabo un conjunto de medidas que promuevan la reducción del uso del vehículo privado en las ciudades. Se trata del Plan de Choque de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada en Entornos Urbanos y Metropolitanos. Una iniciativa gubernamental que articulará las ayudas del Fondo Next Generation y que se focalizará en tres acciones concretas: la creación de Zonas de Bajas Emisiones y Transformación del Transporte Urbano y Metropolitano para, así, disminuir el uso del vehículo privado en municipios que superen los 50.000 habitantes; la electrificación de los vehículos a través del Plan de Incentivos a la Instalación de Puntos de Recarga, a la Compra de Vehículos Eléctricos y de Pila de Combustible y a la Innovación en Electromovilidad, y la promoción de la red de ferrocarril de Cercanías

Electrificación

Con el objetivo de alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos y los 100.000 puntos de recarga para el 2023, el Consejo de Ministros aprobó este año el Real Decreto que regula la tercera edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Plan MOVES III), que cuenta con un presupuesto inicial de 400 millones de euros, ampliables hasta los 800 millones si hay demanda. El plan subvencionará con hasta 7.000 euros la adquisición de vehículos eléctricos y con hasta 1.300 euros la compra de motocicletas eléctricas. El Plan MOVES III también contempla ayudas al despliegue de puntos de carga. En este sentido, los autónomos, los particulares, las comunidades de propietarios y las entidades locales que no desarrollen actividad empresarial podrán recibir una ayuda que cubra el 70% del coste de la instalación de infraestructuras de recarga o de las actuaciones de preinstalación de recarga en las comunidades de propietarios. 

Noticias relacionadas

Asimismo, el Gobierno va a poner en marcha el Programa Moves Proyectos Singulares II, que tiene el objetivo de impulsar proyectos experimentales e innovadores que pongan el foco en el vehículo eléctrico, como la carga sin cables, la integración y el almacenamiento de energías renovables, los nuevos desarrollos de baterías, la recarga de hidrógeno y las aplicaciones digitales, entre otros. 

En esta línea, Banco Sabadell, junto con Mastercard y EDP –empresa dedicada a la producción de energía eléctrica– ha presentado esta semana un proyecto para impulsar el uso del vehículo eléctrico mediante el despliegue de 1.000 puntos de recarga equipados con tecnología EMV contactless para el pago con tarjeta bancaria o dispositivo móvil. Esta tecnología de pago permite resolver algunos de los retos que afronta la recarga del vehículo eléctrico en los espacios públicos como son la carencia de una experiencia de usuario única, la complejidad de intermodalidad entre operadores y la ausencia de un método estándar a la hora de realizar el pago. Se calcula que, para el año 2030, se necesitarán solo en España unos 360.000 puntos de recarga de acceso público. Tal y como explica el subdirector general de Banco Sabadell y director general de Sabadell Herrero, Pablo Junceda, “Banco Sabadell contribuye con esta acción a acelerar la implementación de una red de puntos de carga de vehículo eléctrico, con un sistema de pago rápido, ágil y sencillo basado en tarjetas o dispositivos móviles”.