Centros logísticos

Amazon en Asturias: un coloso para el Noroeste y Portugal

Imagen del futuro centro logístico de Amazon en Asturias.

Imagen del futuro centro logístico de Amazon en Asturias. / Activos

1
Se lee en minutos
Paula Tamargo

La obra para la construcción del gigante asturiano de Amazon avanza a velocidad de vértigo. La previsión es tener listo en el verano de 2022 el gran complejo logístico, en el polígono de Bobes, en el municipio de Siero, entre Oviedo y Gijón. Pero a la vista del ritmo de ejecución, el equipamiento podría finalizarse antes de esa fecha. De hecho, la edificación principal, la nave, debería estar rematada en su estructura básica ya a final de este año, según fuentes próximas al proyecto.

Las cifras de la iniciativa dan fe de su magnitud: más de 100 millones de inversión para levantar un área de operaciones que dará servicio a todo el Noroeste de España y a Portugal y en la que trabajan 900 obreros, cerca de 200.000 metros cuadrados de almacén en cuatro plantas y la creación inicial de un millar de empleos cuando comience la actividad en el que será uno de los mayores centros de la multinacional en el país.

Que Asturias era la elegida para la base del noroeste trascendió en enero, tras muchos meses de negociaciones secretas entre la multinacional y el Gobierno autonómico para no frustrar el proyecto. La compañía se decantó por el Principado frente a otra ubicación en Vitoria, lugar que, junto a Siero, llegó a la recta final.

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Noticias relacionadas

El polígono de Bobes tiene un millón de metros cuadrados brutos en tres fases y Amazon compró íntegramente la segunda: 243.560 metros. En parte, fue la disponibilidad de suelo lo que inclinó la balanza a favor de Siero. Junto a sus comunicaciones, pues lo atraviesan todas las conexiones viarias relevantes del Principado. Sin este último factor no hubiera habido final feliz para Asturias.

Este será el mayor proyecto de la multinacional en la región: en 2019 inauguró un punto de distribución en Meres, también en Siero, y prevé impulsar otro centro de apoyo en Gijón.