COVID-19

Las mujeres dedican más horas al cuidado familiar y del hogar que los hombres durante la pandemia

El coronavirus ha obligado a cerrar centro educativos

El coronavirus ha obligado a cerrar centro educativos / EL PERIÓDICO

1
Se lee en minutos
Redacción BYZness

La paralización de la actividad para reducir el riesgo de contagio durante la pandemia, incluido el cierre de los centros educativos, ha obligado a las familias a adaptar la vida de muchos hogares al teletrabajo de los adultos, combinado con la presencia de menores que precisan de atención escolar. Estos cambios no están afectando con la misma intensidad a hombres y a mujeres, ya que la participación en las actividades laborales, domésticas y de cuidados es desigual entre géneros. Las mujeres están soportando mucha más presión porque antes de la COVID-19 ya dedicaban 85 minutos diarios más a las tareas domésticas y cuidado de familiares que los hombres, según analiza el último informe COVID-19: IvieEx press, elaborado por los investigadores José Ramos y Alicia Gómez. 

Noticias relacionadas

La dedicación a las actividades remuneradas es más intensa entre los hombres, con una media de horas semanales de 38,8, frente a las 32,9 horas que destinan las mujeres. Sin embargo, las mujeres trabajadoras emplean 27 horas al trabajo no remunerado, principalmente cuidado de personas y tareas domésticas, mientras que los hombres trabajadores solo 14, lo que implica que en el cómputo total de horas de trabajo, las mujeres superan a los hombres, con una dura ción global de jornada laboral y doméstica de 60 horas semanales frente a las 53 de los hombres. Las diferencias se mantienen en tanto entre trabajadores y trabajadoras a tiempo completo como parcial, en familias con y sin hijos y en el caso de parejas que trabajan y que no trabajan. 

El 47,5% de las mujeres cuidan a diario de sus hijos o nietos, frente al 31,7% que lo hace en el caso de los hombres. Además, ellas dedican una media de 39 minutos diarios más que los hombres a la educación y cuidado de los niños y 46 minutos más a cocinar y realizar tareas domésticas.