La crisis de la COVID-19, un retroceso en la inclusión de personas con discapacidad, según el 64% de las familias

Más de la mitad de los menores/jóvenes con discapacidad (59,5%) ha tenido que suspender totalmente sus terapias.

Más de la mitad de los menores/jóvenes con discapacidad (59,5%) ha tenido que suspender totalmente sus terapias. / Pixabay

Se lee en minutos

El 64% de las familias opina que la crisis de la COVID-19 supondrá un retroceso en el reto de la inclusión de sus hijos con discapacidad. Además, más de la mitad de los menores/jóvenes con discapacidad (59,5%) ha tenido que suspender totalmente sus terapias, tratamientos o rutinas formativas, mientras que un 35,4% puede seguir manteniendo algunas de ellas vía online, según el informe ‘Discapacidad y Familia’ de Fundación Adecco.

El 93% de los encuestados manifiesta que el confinamiento es más complicado cuando hay una persona con discapacidad en la unidad familiar, especialmente cuando es psíquica o intelectual.

“Este episodio ha de sacudir nuestros esquemas mentales y hacernos repensar en la sociedad que queremos reconstruir, más humana que nunca. Si el acompañamiento y la atención a los hogares con personas con discapacidad ya estaba en la agenda política, hoy debe elevarse a asunto de Estado”, afirma el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero. 

“Las políticas activas de empleo serán la llave para reducir la desigualdad y avanzar hacia una sociedad en la que todas las personas encontremos nuestro espacio y podamos aportar valor. Asimismo, la colaboración público-privada se posiciona como fórmula ineludible para dar respuesta al creciente número de familias en riesgo de exclusión que se prevén en los próximos meses”, añade.

Te puede interesar

En lo que respecta a uno de los efectos colaterales del coronavirus, según datos de la presente encuesta, un 91% de las familias con personas con discapacidad considera que el fortalecimiento del teletrabajo facilitaría y mejoraría su vida y la de la unidad familiar en su conjunto.

Desde Fundación Adecco reclaman como prioridades políticas activas de empleo o la colaboración público-privada para dar respuesta al previsible aumento de hogares en riesgo de exclusión, así como un modelo de educación flexible.