SERGIO FERNÁNDEZ, PRESIDENTE DEL INSTITUTO PENSAMIENTO POSITIVO

"En este país, que te vaya bien económicamente te convierte en sospechoso"

El dinero es algo clave en nuestras vidas, queramos o no, pero cuesta trabajo enfocarse y lanzarse a alcanzar la libertad financiera. Sergio Fernández, presidente del Instituto Pensamiento Positivo, nos cuenta en esta entrevista el camino a seguir

El dinero es algo clave en nuestras vidas, queramos o no, pero cuesta trabajo enfocarse y lanzarse a alcanzar la libertad financiera. Sergio Fernández, presidente del Instituto Pensamiento Positivo, nos cuenta en esta entrevista el camino a seguir.

Sergio Fernández, presidente del Instituto Pensamiento Positivo, en el transcurso de una conferencia.

Sergio Fernández, presidente del Instituto Pensamiento Positivo, en el transcurso de una conferencia. / Imagen cedida (Instituto Pensamiento Positivo)

Se lee en minutos

Si algo hemos sacado en claro tras la crisis financiera es la necesidad de mejorar nuestra formación y conocimientos sobre el dinero, que es realmente baja, por no decir inexistente en buena parte de la población. Al respecto, el presidente de Instituto Pensamiento Positivo, Sergio Fernández, habla muy claro en su último libro ‘Libertad financiera’, donde marca el camino a seguir si queremos realmente que el dinero deje de ser un problema y ofrece una serie de herramientas que nos ayudarán en nuestra empresa.

En esta entrevista para BYZness, abordamos con el autor buena parte de los conceptos que expone en el libro pero (atención, spoiler), alguna que otra respuesta puede llegar a incomodar.

Es cierto que muchas personas ven el dinero como un problema. ¿Cuáles son los pasos que tenemos que dar si queremos que deje de serlo, y conseguir la libertad financiera?

El primer paso es darnos cuenta de que hay una herramienta que utilizamos cada día, que es el dinero, y que nunca nos han enseñado a manejarla en el sistema educativo. Y el segundo es que nosotros tampoco hemos aprendido. Es curioso, porque para manejar una motocicleta, un coche o para hacer casi cualquier trabajo te piden una mínima cualificación. Y sin embargo, puedes ir a un banco a pedir 250.000 euros de hipoteca y no se te pide entender si puedes hacerlo teniendo en cuenta tu economía, si realmente lo deseas hacer…

Estamos todo el día manejando el dinero y no somos conscientes de que tenemos que aprender a manejarlo. Y es importante que veamos que hoy hay suficiente información para que cualquier persona que quiera alcanzar la libertad financiera o simplemente mejorar su relación con el dinero pueda hacerlo. Aquí está la clave, pero el problema es que no hay realmente muchas personas interesadas en aprender sobre dinero o que consideren que pueden mejorar su situación económica.

“No hay nadie que esté interesado en que nos vaya mejor económicamente”

Sí, pero los mensajes que se lanzan desde gobiernos e instituciones tampoco ayudan mucho. Parece más bien que es un tema tabú que solo es comprensible para los expertos…

Es que eso es lo que nos quieren hacer creer. Los seres humanos cuando tenemos una dirección clara podemos caminar hacia ella, y yo no digo que el de la libertad financiera sea fácil, pero sí es posible y apasionante.

En el libro, comentas que parece que se da por hecho que todos debemos estar endeudados. ¿Cómo salir de esa dinámica?

El tema de la deuda es muy interesante, porque creo que hasta que no estés seguro que tienes un sobresaliente en la asignatura ‘dinero’, no debes contraer ninguna deuda. Salvo si es pequeña y destinada a la educación, es decir, cuando estés seguro que esa deuda te va a hacer ganar más dinero después.

El problema es que no se entiende que hay una cosa que se llama activo, que es lo que pone dinero en tu bolsillo, y otra que se llama pasivo, que lo saca. Las deudas son del segundo tipo. Y si yo contraigo un compromiso con alguien que me saca dinero del bolsillo cada mes, cada mes voy a ser más pobre. Así que, si no sabes mucho de dinero no contraigas ninguna deuda. Algunos dicen que entonces hay que vivir de alquiler y eso es tirar el dinero; pues muy bien, vive de alquiler y tíralo, porque es mejor.

Pero, ¿cómo se puede combatir esa idea de que alquilar es tirar el dinero?

Yo en el Instituto de Pensamiento Positivo lo explico muy claro: cómprate cosas, acciones, propiedades, empresas, derechos… que pongan dinero en tu bolsillo. Y con ese dinero, o bien te pagas el alquiler o bien te pagas la hipoteca.

Yo creo que la riqueza y la pobreza, nos guste o no nos guste, es consecuencia de una manera de pensar. Algunos piensan que se debe más a su jefe o al gobierno. Y eso influye, pero en el corto plazo, porque en el largo plazo hay a quien le va a ir bien gobierne quien gobierne, o mal. Entonces, es importante entender que la riqueza es un estado mental.

Y es una manera de pensar diferente a la que tiene la mayor parte de la población, por eso la mayoría tiene problemas de dinero. Si tú quieres mejorar tu situación económica no parece una manera muy inteligente buscarte responsabilidades que saquen dinero de tu bolsillo cada mes.

Ahora bien, si hay alguien que gana muy poco dinero y no tiene ninguna intención de mejorar su economía, a lo mejor le podría interesar comprar y pagar la hipoteca, pero con matices: que no esté vinculado a interés variable o que sea claramente inferior a un alquiler, entre otros. Pero a una persona que quiera mejorar su situación económica, yo no le recomendaría comprar, porque ese dinero debería gastarlo en educación o invertir en negocios.

Llegamos pues al concepto de ingresos pasivos. ¿Cómo explicarlo de forma sencilla?

La idea es entender que trabajar a cambio de dinero no es una gran idea. No tengo nada en contra, pero trabajar para generar fuentes de ingresos sí es una buena idea. Los ingresos pasivos tienen mucho que ver con generar sistemas que permitan que entregues valor al mundo sin necesidad de estar tú delante.

Sí, pero es un cambio de concepción muy grande, para lo que se necesita cambiar la visión, ¿no?

Es que la diferencia entre una persona que sabe y otra que no es que la primera ve más cosas que la segunda. Y una persona que tiene la mirada entrenada para ver fuentes de ingresos, sale a la calle y ve oportunidades. Lo que está claro es que o nosotros hacemos algo, o nadie va a hacer nada por nosotros, porque económicamente estamos solos; a nadie le interesa que tú mejores económicamente, porque si no lo meterían en los currículos, lo contarían en el telediario…

"Trabajar a cambio de dinero no es una gran idea: es mejor hacerlo para generar fuentes de ingresos"

Nos han contado que hay un Estado que nos ampara. Y eso es parcialmente verdad, pero fundamentalmente mentira. No hay nadie que esté interesado en que te vaya mejor. Es un mensaje muy duro y difícil de entender, pero creo que es así. No intento convencer a nadie pero, ¿quién se ha preocupado por que seamos ricos?

Noticias relacionadas

Al respecto, no todo el mundo ve igual de inocente el hecho de hacerse rico...

En este país, que te vaya bien económicamente es sospechoso. Es que la idea de que “si has ganado dinero algo malo has hecho” está permanentemente en el imaginario colectivo, y así nos va. Porque una persona que ha ganado más dinero honradamente es una persona que ha aportado más valor a la sociedad. Ahora bien, si eres el más rico, pero ese dinero no lo has ganado honradamente, ten claro que la vida te lo va a hacer pagar.