Laura Escanes y Risto Mejide, la diferencia de edad y el motivo de divorcio

Ahora que ambos tienen nuevas parejas... 

Laura Escanes y Risto Mejide en una boda
Laura Escanes y Risto Mejide en una boda / @ristomejide

Ahora que Risto Mejide (48) ya no se esconde y ha sido pillado con su novia de 27 años,Laura Escanes (26) también ha dado un paso más y ha soltado una información muy jugosa en su podcast. La influ está 'entre el cielo y las nubes' con su Álvaro de Luna, pero ha querido sincerarse sobre cómo fue su relación anterior con el presentador y por qué cortaron realmente. ¿Diferencia de edad?

La influ se ha sincerado a tope en su nuevo capítulo del podcast junto a Jorge Lorenzo. Tanto ella como el piloto han hablado de amor y como que no quiere la cosa, Laura ha contado por qué su relación con Risto se acabó.

Desde un primer momento se habló de infidelidad poniendo el foco en Laura y no amigui, no. Basta ya de culpar a las mujeres por todo mientras los hombres hacen muchas veces lo mismo... De hecho, Risto también ha comenzado otra relación con una chica de 27 años.

Pero importancia a lo importante: ¿qué pasó entre ellos para que lo dejaran? "Yo antes lo creía y quería estar toda mi vida con él. Si he decidido casarme y tener una hija con alguien es porque, para mí, era para toda la vida. Pero cada vez creo menos, digo: 'Si no ha podido ser y hemos tenido una hija... creo que se me hace bola'. Yo era muy feliz, pero llegó un momento que no nos hacíamos felices. Creo que la diferencia de edad no es un problema si tenéis el mismo momento vital", vamos, que Laura después de ser madre pegó un cambiazo brutal y ya no estaban en el mismo nivel.

"Al principio es todo pasión y luego se va y vuelve, porque veo a parejas de 60 años y los veo enamoradísimos".

Además, Laura ha contado algunos detalles de sus principios con Risto que nos han parecido muy interesantes. Recordemos que ella era muy muy muy joven: "Yo cuando empecé con mi expareja, yo estaba estudiando y trabajaba muy poquito y de repente íbamos a restaurantes que yo no me podía permitir y le decía: ‘Mira, prefiero que estemos en casa y pidamos algo, porque yo no puedo pagar ese restaurante’, y él me dijo algo, que yo ahora en mi situación actual en la que económicamente me va bien, lo entiendo y era: ‘Es que Laura, si ahora tú no puedes, yo te estoy invitando porque me apetece, y sé que si tú en un momento puedes lo vas a hacer por mí. Lo compartimos juntos y vivimos esta experiencia juntos’”.

¿Qué opinas de esto?

Síguele la pista

  • Lo último