La realidad de la vida de Carlo Costanzia: "Llego a malas a final de mes"

Carlo Costanzia en su casa de Vallecas
Carlo Costanzia en su casa de Vallecas / Gtres

Alejandra Rubio se ha convertido en la protagonista de los embarazos del verano. Tras cerca de 5 meses de relación con su novio Carlo Costanzia, la pareja daba la sorpresa anunciando su embarazo. Las reacciones a esta inesperada noticia no se han hecho esperar y una de las que más expectación despertaba, la de la madre de la influencer ya ha salido a la luz.

Según las declaraciones que la pareja hacía a la revista ¡HOLA! para anunciar la feliz noticia, Terelu Campos se habría sorprendido al enterarse de este bombazo, pero, habría mostrado su apoyo a la pareja.

Un embarazo que ha agitado el mundo del corazón y que se espera que sea tan polémico como los inicios de la relación entre el hijo de Mar Flores y la hija de Terelu Campos, embarazada de 3 meses.

Sin embargo, hay algo que podría empeñar la vida de la pareja y futuros padres y que no haría gracia a Terelu Campos. Se trata de las condiciones en las que vive el yerno de la televisiva, Carlo Costanzia. Al parecer, el joven contaba en una de sus apariciones en plató que vivía de manera humilde en un bajo en Vallecas y que a apenas ganaba para legar a final de mes.

Vida en Vallecas

Nada más anunciar que esperan su primer hijo, Carlo Costanzia y Alejandra Rubio han hecho las maletas para disfrutar de unos días de descanso en las islas Pitiusas. El joven vive en uno de los barrios más populares y castizos de la capital.

En su primera entrevista en televisión, Carlo Costanzia afirmó que sobrevivía gracias a un trabajo normal después de haber tenido distintos problemas con la justicia. "Llego a malas penas a final de mes. Vivo en un barrio obrero donde puedo permitirme pagar un alquiler bajo. Contando los céntimos, llego a malas penas a final de mes. Esa es mi realidad", señalaba entonces.

El joven reside en el distrito de Vallecas. Más concretamente en la conocida como Colonia de los Taxistas, que fue inaugurada en la década de los 80 como cooperativa de los taxistas. En la zona, que se levantó sobre una antigua fábrica de ladrillos, es habitual que le aborden los reporteros. El hogar de alquiler de Carlo Costanzia es un local reconvertido en vivienda. Una tendencia que está en auge en la capital ante la escasez de pisos y el elevado precio de los alquileres. 

Su casa está situada a pie de calle, paralela al cerro del Tío Pío, también conocido como el Parque de las Siete Tetas. Desde esta zona, que atrae diariamente a muchos turistas, se observa una de las mejores vistas de la ciudad. Incluso ha seducido a artistas como Antonio López quien ha pintado desde allí el siguiente cuadro: 'Madrid desde Vallecas'.

Precisamente este lugar es uno de sus preferidos por el hijo de Mar Flores para sacar a pasear a su perro. Es un enclave donde se han grabado muchos anuncios de televisión. También ha sido escenario de secuencias de películas de directores de la talla de Pedro Almodóvar. El mirador, uno de los más evocadores que encontramos en la capital, se construyó en la década de los 80 sobre los escombros de un barrio de chabolas y casas bajas. Las siete colonias resultantes son las que se conocen popularmente como las 'siete tetas'. 

Síguele la pista

  • Lo último