Pasito a pasito: así se hace una pedicura de invierno (bien calentita) 

Pies haciéndose la pedicura
petrenkod

¿Quién dijo que la pedicura es solo para el verano? ¿Dónde está escrito que unos pies bonitos y cuidados se ven solo cuando hace buen tiempo? Quítate esta idea de la cabeza porque desde ya te decimos que la pedicura de invierno mola tanto como la de verano e incluso más. ¿Por qué? Para empezar porque todo es ¡en calentito!

Ya sabemos que es en los meses de calorcito es cuando más sacamos los pies a pasear y cuando más pendiente estamos de que se vean perfectos, pero no debemos olvidar que con el frío también sufren y que hay que mantenerlos suaves y apañados, por si acaso. Y oye, que unas uñas bien pintadas todo el año hacen mucho, da igual la estación.

Con efecto reparador y nutritivo y con activos antioxidantes, esta pedicura caliente se convierte en el servicio más completo para pies. Para ello, tienes que fichar productos que contengan por ejemplo: granada, higo, lavanda, manteca de Karité, rosa mosqueta...

Dicho esto, te enseñamos cómo hacerte la pedicura contra el frío para unos pies divinos. Aquí tienes un paso a paso de cómo se hace:

Después de ver el vídeo seguro que te preguntas... Pero, ¿puedo hacérmela yo? ¿Dónde me la pueden hacer? Solo necesitas agua bien caliente y buenos productos, ya has visto lo sencillo que es.

Y si te da pereza y quieres que además te den un buen masaje de pies a rodillas y con parafina incluida (esto lo tienes que probar porque es lo más y además regenera tu piel) solo tienes que pasarte por tu centro de belleza favorito. Nosotras te proponemos 20+3: saldrás de allí dando saltitos de gusto.

Pies, id calentando (y eligiendo color favorito), que salís.

Pedicura de invierno
Cuore

Síguele la pista

  • Lo último