Ir a contenido

EL MASTERS DE TENIS

Goffin da la campanada ante Federer y se jugará el título con Dimitrov

Londres consagrará a un nuevo 'maestro' en una final inédita

Joan Carles Armengol

David Goffin, finalista en el Masters de Londres. / REUTERS / TOBY MELVILLE

David Goffin, finalista en el Masters de Londres.
Grigor Dimitrov, feliz con la clasificación para la final.

/

El tenista belga David Goffin, que a principios de semana ya había ganado al número 1 del mundo, Rafael Nadal, ha dado de nuevo la campanada en el Masters de Londres y, al derrotar contra pronóstico al número 2, el suizo Roger Federer, se ha colado en una final inédita que le enfrentará este domingo (19.00 h.) al búlgaro Grigor Dimitrov, que a su vez se ha impuesto al último clasificadoel estadounidense Jack Sock, en tres sets: 4-6, 6-0 y 6-3.

Goffin no había ganado nunca a Federer en sus seis enfrentamientos anteriores, pero este sábado ha sorprendido a todo el mundo, remontando además también un set en contra, para ganar por 2-6, 6-3 y 6-4 en una hora y 45 minutos. Será el primer belga en la final de un Masters, que le llega además en vísperas de la final de la Copa Davis que Bélgica jugará contra Francia en Lille. También será la primera final para un búlgaro, que además llega invicto después de ganar sus tres partidos de grupo (Thiem, Goffin y Carreño, el sustituto del lesionado Nadal) y la irregular semifinal de este sábado, en que Sock ha remontado un 0-3 en la primera manga, ha regalado prácticamente la segundo y en la decisiva tercera se le ha arrugado el brazo.

Será la primera final entre dos debutantes en la historia de este torneo, que comenzó en 1970 en Tokio, aunque Goffin figuró como suplente el año pasado, pero la ATP le incluye entre los nuevos. Ambos son, además, los primeros de sus respectivos países que han logrado clasificarse para las Finales ATP.

El que gane sucederá al catalán Àlex Corretja, último novato que se hizo con el título en 1998 al vencer en la final disputada en Hannover (Alemania) al mallorquín Carlos Moyà.

La inesperada derrota de Federer tendrá consecuencias. El suizo llevaba una temporada casi inmaculada, con 52 victorias y solo 4 derrotas (ahora 5). El suizo, además, disputaba su undécima semifinal en un Masters, y aspiraba a su séptimo título en su 15ª participación. No podrá ser. El título irá a parar a un novato. Goffin solo había disputado un partido el año pasado en Londres, como suplente el lesionado francés Gael Monfils. Dimitrov y Sock, por su parte, son unos debutantes absolutos.

36 errores no forzados de Federer

Goffin, con cuatro títulos en su palmarés y dos este año en Shenzhen Tokio, y después de sufrir una grave lesión en Roland Garros al tropezar y enredarse con las lonas de protección del fondo de la pista, eligió el mejor lugar para acabar con la racha de seis derrotas ante Federer, al que solo había logrado arrebatarle dos sets hasta este sábado. El belga recordaba aún el último antecedente en las semifinales de Basilea hace casi tres semanas con victoria del suizo por 6-1 y 6-2.

Pero esta vez ni siquiera el día de descanso del viernes que gozó el suizo le salvó de la derrota. Goffin jugó el miércoles, cuando encajó una contundente derrota contra Dimitrov (6-0 y 6-2) y luego el viernes, cuando se impuso al austríaco Dominic Thiem (6-4 y 6-1). Federer no jugaba desde el jueves, cuando se impuso a alemán Alexander Zverev (6-7, 6-4 y 6-1)

La derrota de este sábado significa que Nadal acabará la temporada con un colchón de 1.040 puntos de ventaja sobre Federer, en la segunda plaza.

Tras perder el primer set en 33 minutos, Goffin empezó a engrasar sus armas a partir de la segunda manga. Su saque no falló más en todo el partido, y acabó rompiendo a Federer en dos ocasiones, y confiando en si mismo. Sobre todo en el último juego, cuando podría haberle temblado el pulso, y sin embargo anotó dos saques directos (7 en total) y un servicio ganador con el que levantó los brazos.

Federer acabó con tres dobles faltas, y con un bajo porcentaje con el primer servicio, un 61%. Solo convirtió dos roturas de 11 posibles, y cometió 36 errores no forzados, demasiados ante el nuevo 'maestro' Goffin.

Cuatro bolas de partido de Grigor

En la segunda semifinal, Dimitrov necesitó cuatro bolas de partido para doblegar la resistencia de Sock, que se defendió hasta el final con todas sus fuerzas, para intentar ganar al búlgaro por tercera vez salvando 'match points'. Sock salvó uno en su victoria contra Dimitrov en Montreal en 2015, y cuatro en marzo de este año en Indian Wells. Pero en el O2 no tuvo tanta fortuna, y eso que dispuso de dos bolas de rotura en el noveno juego del tercer set, cuando el búlgaro cerró el partido.

El estadounidense, primero de esta nacionalidad en disputar el Masters después de Andy Roddick en 2007, ganó el primer set en 47 minutos gracias a su eléctrico golpe de derecha, salvando una ventaja inicial de Grigor de 3-0 y rompiendo luego dos veces el saque de su rival.

En el segundo set, de nuevo Dimitrov se colocó en ventaja rápidamente, para ganarlo en blanco en tan solo 22 minutos, acelerando en cada jugada.

El tercero fue más competido. Sock dispuso de una punto de rotura en el primer juego pero no pudo concretarlo, y luego perdió su saque en el octavo (5-3) tras cometer dos dobles faltas. Dimitrov mantuvo la calma en el siguiente, y su revés cortado dinamitó la derecha del estadounidense.

De ganar este domingo, el búlgaro acabaría invicto en el torneo, y ganaría un cheque por 2.549.000 dólares y 1.500 puntos con lo que acabaría el año tercero del mundo por detrás de Nadal y Federer.

Goffin, que cedió contra el propio Dimitrov en la fase de grupos (6-0 y 6-2), podría finalizar quinto del mundo si se hace con el título. 

Temas: Roger Federer

0 Comentarios
cargando