Ir a contenido

OPERACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

Detenidos 6 jugadores y otras 28 personas en toda España por amañar partidos de tenis

La Operación Futures se ha desarrollado en diversas ciudades españolas, entre ellas Barcelona

SERGI LÓPEZ-EGEA / BARCELONA

La organización habría ganado más de medio millón de euros. / EUROPA PRESS

La Guardia Civil, concretamente el grupo de Fraude Económico y Blanqueo de Dineros, ha detenido a 34 personas en diversas ciudades españolas, entre ellas Barcelona, en una macro redada policial, denominada Operación Futures, y que se estaba investigando desde hace más de un año. Los arrestados se dedicaban al amaño de partidos de tenis, para favorecer las apuestas vía internet, en al menos 17 torneos celebrados tanto en España como en Portugal

La federación dictará sanciones

La Federación Española de Tenis (RFET) ha afirmado en un comunicado que está a la espera de conocer las conclusiones definitivas del caso para tomar "medidas" (las supuestas sanciones) contra los jugadores y técnicos que estén implicados en la operación Futures.

"La postura de la federación siempre ha sido velar por la limpieza en el tenis y ha expresado en numerosas ocasiones su oposición a las apuestas en todos los torneos promovidos por la Federación Internacional de Tenis", afirma el comunicado.

La Operación Futures --denominación con la que se ha bautizado la acción del Instituto Armado-- se ha llevado a cabo en las provincias de Madrid, Sevilla, A Coruña, Pontevedra, Córdoba, Almería, Huelva, Cádiz, Barcelona, Cáceres, Badajoz y Ciudad Real. Hay seis tenistas (cuyos nombres todavía no han trascendido), aunque algunas fuentes elevan el número a siete, entre las 34 personas arrestadas por la Guardia Civil. Uno de los jugadores sería un menor de 17 años.

AVISO INTERNACIONAL

La investigación se inició tras recibir la Guardia Civil una información de la TIU (Tenis Integrity United), el organismo internacional que se encarga de velar por la integridad en el mundo del tenis. En la alerta se informaba a los agentes policiales de un intento de corrupción en un torneo. Las pesquisas determinaron que en diferentes partidos se utilizaba la figura de un intermediario, que era quien hablaba con los tenistas para amañar el resultado, favorecer la apuesta y así obtener un porcentaje de las ganancias.

La Guardia Civil determinó la existencia de apuestas ilegales en 17 torneos celebrados en Sevilla, Huelva, Tarragona, Madrid y Oporto, aunque la investigación sigue abierta para saber si hay más eventos implicados. El principal sospechoso y uno de los arrestados es un extenista profesional, que al parecer reside en A Coruña, que hacía las veces de intermediario. Esta persona era quien contactaba con los jugadores, quien les hablaba del porcentaje que obtendrían por el amaño y quien les explicaba cómo hacer las trampas; principalmente perder determinados juegos bajo su servicio.

LOS DELITOS

El intermediario, si el tenista con el que contactaba se resistía al amaño, llegaba a ofrecerle el doble o el triple de la primera propuesta. Cuando el jugador accedía a la trampa entraba en la mensajería instantánea que había creado la red y entraba en contacto con familiares y amigos, posibilitando así el aumento de las ganancias por las apuestas recibidas.

A los detenidos se les imputa delitos de estafa, corrupción entre particulares y pertenencia a organización criminal. Las ganancias logradas superan el medio millón de euros. La casa de apuestas más perjudicada ha sido Bet365. El caso se inició en febrero del 2015 y aunque no han trascendido los nombres de los seis tenistas arrestados, la Guardia Civil ha explicado que se trata de jugadores que se encuentran situados entre las posiciones 30 y 360 del ránking español y entre los puestos 800 y 1.400 del mundial. El grueso de la red se encontraba en Sevilla, cuyo Juzgado de Instrucción número 5 se ha hecho cargo de las diligencias.

0 Comentarios
cargando