Ir a contenido

AUDIENCIAS

Ni el 'edredoning' levanta 'Gran Hermano Revolution'

'Polònia' y 'Estoy vivo' volvieron a derrotar al 'show', este jueves centrado en su peculiar escándalo de abusos sexuales

Manuel de Luna / Barcelona

television jorga javier vazquez gran hermano revolution

Jorge Javier Vázquez, presentador en Tele 5 de Gran Hermano Revolution.  / periodico

El declive del otrora invencible 'Gran hermano' parece evidente. Tal como demuestran los datos de audiencia, en esta 18ª edición, pese a que se ha denominado 'Revolution', está demostrando evidentes síntomas de cansancio. Y este declive coincide con una situación totalmente inédita en la ya larga historia del concurso, y  que va mucho más allá del ya conocido 'edredoning: la sorprendente expulsión de uno de los concursantes, José María, por supuestos abusos sexuales.

■ 'Gran hermano' aplaude la entrada en prisión de Forcadell

El anuncio de que un directivo del 'show' de Tele 5 presentó una denuncia el pasado sábado por supuestos abusos sexuales de un concursante -que había sido fulminantemente expulsado- creó una gran expectación en las redes sociales. Con comentarios especialmente críticos, ya que desde la cadena mantenían en secreto la razón de la expulsión. A principios de esta semana se filtró la razón de esta salida, y que la supuesta víctima, Carlota, había asímismo abandonado temporalmente la casa de Guadalix de la Sierra. Pero también se supo que la Guardia Civil no iba a investigar este caso ya que la propia víctima no había puesto denuncia.

Con estos mimbres, el actual presentador y animador del veterano 'reality', Jorge Javier Vázquez, lanzó el pasado miércoles un tuit (que fue posteriormente borrado), en el que anunciaba el regreso a la casa de la supuesta víctima el jueves, casualmente, el día en el que Tele 5 emite la gran gala semanal del concurso.

Y en este gala, pese a que Tele 5 había afirmado que no quería dar más información que la estrictamente necesaria sobre la supuesta agresión sexual (por respeto a los implicados), el tema fue la gran estrella de la primera parte del 'show'. En esta, la reingresada -por propia voluntad- Carlota explicó que había sido "muy duro", ya que sucedió cuando estaba inconsciente, y que esta desagradable vivencia había provocado la ruptura sentimental con José María, su supuesto agresor y ya, eso sí, expareja. 

Con respecto a su personal decisión de no poner denuncia, Carlota explicó que se debía a lo importante que había sido José María para ella. Y para acabar de redondear el peculiar escándalo, el presentador del 'show', Jorge Javier Vázquez, entrevistó en el plató del programa a una emocionada madre de Carlota, quien explicó que la pareja ya había hecho planes de futuro.

Por detrás de 'Polònia' y 'Estoy vivo'

Todo este singular y sospechoso espectáculo que ofreció Tele 5 ha servido para que se disparasen los comentarios en las redes sociales, pero no ha tenido el mismo efecto en las audiencias de televisión, donde el buen humor de 'Polònia', en Catalunya, y la ficción 'Estoy vivo', en TVE-1eclipsaron, un jueves más, al histórico 'Gran hermano'.

Según datos de Kantar Media, la sátira política de TV-3 volvió a ser la gran estrella de la noche en Catalunya, con una media de 633.000 telespectadores( 23,1%), aunque lo más visto del día recayó de nuevo en el 'Telenotícies vespre' (839.000 personas y un 29,8%), un informativo que se centró en la previsible entrada en prisión de Carme Forcadell.

En el conjunto de España, la serie de corte fantástico y policiaco 'Estoy vivo' lideró el 'prime time' con 1.983.000 seguidores (11,9%), aunque en Catalunya, como ya viene siendo habitual en casi todas las producciones de la primera cadena estatal, la serie pasó casi desapercibida: 155.000 espectadores (6,4%).

En cuanto a 'Gran hermano', el sospechoso escándalo de abusos sexuales sí mejoró algo las audiencias con respecto a las del jueves anterior, pero son datos que hay que poner en su justa medida: el jueves, 2 de noviembre, fue el día en el que se decretó prisión para ocho 'exconsellers' de la Generalitat, una noticia que provocó una inusitada expectación mediática y que repercutió directamente en todos los 'shows' de entretenimiento del día  (excepto 'El hormiguero', en el que un desolado Jordi Évole habló del tema).

Así, y según Kantar Media, 'Gran Hermano Revolution' congregó este jueves a una cuota media del 15% con 1.581.000 incondicionales, de los que 125.000 (8,5%) estaban en Catalunya. El jueves anterior, 2 de noviembre, el 'reality' congregó al 12.2%, con 1.276.000 personas. En Catalunya se quedó en el 6,6%, con 102.000 seguidores.

Críticas del Instituto de la Mujer  

El Instituto de la Mujer ha señalado este viernes que "algunos programas de telerrealidad son caldo de cultivo" de la violencia de género y ofrecen en ocasiones "un negativo ejemplo, especialmente para la audiencia más joven", por la "reiteración de actitudes sexistas y comentarios denigrantes hacia las mujeres". Según explica, hace este llamamiento aprovechando "las informaciones sobre la denuncia de posibles abusos sexuales a una de las participantes en el programa 'Gran Hermano'".

Este organismo afirma que los datos de audiencia no pueden justificar que en "algunos programas de telerrealidad" se produzca una "permanente cosificación, el trato vejatorio y el menosprecio a algunas participantes por su condición de mujeres". Esto, en su opinión, "constituye un caldo de cultivo para la perpetuación de la discriminación y la violencia de género".

El Instituto recuerda que "estos comportamientos han sido repetidamente denunciados por la ciudadanía en el Observatorio de la Imagen de las Mujeres, que se ha dirigido en más de una ocasión a las cadenas responsables de su emisión reclamando mayor control".

0 Comentarios
cargando