Ir a contenido

Final de un 'reality' diferente

David Adán, ganador de 'El puente': "Nunca dije que repartiría el premio a partes iguales"

El joven niega haber ido al programa de #0 con una "estrategia" previa, pero admite que sus 'enemigos' le hicieron "ser de esa manera"

JUAN CARLOS ROSADO / MADRID

zentauroepp39337183 fotos David gandor de el puente la gran final en 0 de movistar170717140855

David Adán, ganador del docu-reality El puente en #0.  / FEDERICO MARION

David Adán Tomás, ingeniero agrónomo de 34 años, es el ganador del nuevo 'docu-reality' de #0 'El puente'.   Madrileño de nacimiento. pero valenciano de adopción, el flamante vencedor del programa presentado por Paula Vázquez repasa aquí su experiencia en la Patagonia.

¿Cree que se merecía el premio? Como el resto de mis compañeros. Bueno, como la mayoría de ellos. Creo que me lo merecía, pero no desmerezco el trabajo de los demás. Wafa y Nuria también se lo hubieran merecido. Y algunos más.

¿Qué cree que han visto en usted sus compañeros para votarle? Les agradezco que hayan valorado mi trabajo. Han debido de ver trabajo duro, pero con un punto de humildad y de saber trabajar en equipo. Y también saber valorar a todas las piezas, que quizás no haya sido el caso de algunas de las personas que han estado allí.

¿Qué va a hacer con esos 16.200 euros que se ha autoasignado? Algo muy aburrido: pagar un trocito de mi hipoteca.

"Con el premio pagaré un trocito de mi hipoteca"

Pero Raúl y Juan se quejan en el último programa de que a ellos les ha faltado estrategia… No es así porque ellos la tuvieron desde el principio. Lo que pasa es que era una mala estrategia.

¿Quién le habría gustado que hubiera ganado? Al que voté: Wafa.

Sus compañeros Jo, Raúl y Juan le han acusado de ser un consumado jugador y estratega… Se cree el ladrón que son todos de su condición. Yo fui sin estrategia y si de repente apareció una estrategia en mi fue de modo involuntario, más bien provocada por la actitud de ellos. No fui con ninguna estrategia para ganar, sino que ellos me hicieron ser de esa manera. Yo soy más bromista que bronquista. Pero cuando te encuentras en la vida gente así que se cree superior y por encima del bien y del mal, no lo soporto. Quizás mis compañeros agradecieron ese plantar cara a ese tipo de personas.

¿Cómo fue la noche que pasó solo pensando en cómo iba a repartir el premio? Muy bonita porque comí carne después de un mes comiendo lentejas (ríe). Fue decisiva en el planteamiento de cómo repartir el premio. Si nada más acabar la votación, en la misma playa, me hacen repartirlo, lo hubiera hecho a partes iguales con la emoción del momento y el calentón. En la playa me entró el ‘buenrrollismo’. Pero pasar la noche allí me hizo recapacitar y pensar mucho. Yo jamás hubiera dejado a nadie sin dinero. Nunca pensé en llevarme los 100.000 euros, aunque me hubieran venido de maravilla para la hipoteca. No se me pasó por la cabeza, pero al estar solo pensé: “No hagas que nadie se vaya de aquí descontento, pero tú has ganado y te mereces un pellizquito más”. Esa noche fue determinante para mi decisión. Pero yo había hecho ya durante el programa los cálculos: 100.000 euros entre 15 son 6.666 euros. Ya había pensado que, si ganaba, esos 666 euros que no iban a hacer ni pobre ni rico a nadie podrían multiplicarse por 14 y sumar una cantidad que sí que me podía hacer un favor a mi.    

"Mis compañeros han debido de ver en mí trabajo duro y en equipo, pero con humildad"

Pero Raúl y Juan se quejan en el último programa de que a ellos les ha faltado estrategia… No es así porque ellos la tuvieron desde el principio. Lo que pasa es que era una mala estrategia.

Algunos le acusan también de haber faltado a su palabra de que repartiría el premio a partes iguales entre todos si lo ganaba… Eso lo dije más en los ‘confes’. No creo que puedan demostrar ni poner ningún video mío en el que prometiera eso a mis compañeros. Siempre dije que lo iba a repartir. Hubo muchas personas que dijeron que a partes iguales, y otras que dijimos solo que lo íbamos a repartir. Pero en ningún momento salió de nuestra boca que lo íbamos a distribuir a partes iguales. En los 'confes' quizás sí que dejé entrever que al final a lo mejor… Pero yo creo que no falté a mi palabra.

"En la playa con el calentón me entró el 'buenrrollismo', pero pasar la noche solo me hizo recapacitar"

Sus ‘enemigos’ denuncian que estuvo muy feo lo de quitarles 100 euros a Jo y Raúl… Me parece bien que lo digan porque lo hice para darles una colleja al final que les sirviera de cura de humildad. Ellos se merecían el premio como el resto, pero ni más ni menos. Es que ellos piensan que se lo merecían más. Por esa falta de humildad les di ese toquecito divertido porque al final esto es un concurso. Me quedé a gusto después de aguantarles durante un mes. 100 euros no se notan, pero lo notaron en el golpecito.

También llegaron a calificar de “ruin y mezquino” que le restara 1.600 euros a Clyde por no haber levantado troncos cuando sufre una lesión en la espalda que se lo impedía… Si hay una cosa que cambiaría de mi paso por el programa es la explicación que le di a Clyde. Aparte de lo de los troncos, me faltó añadir algo más: que el no poder levantarlos no significa que no puedas colaborar en muchas de las otras tareas que había. Se pasó un mes compartiendo tareas en cocina y no fregó ni un plato ni cocinó más que un día. Parecía que las mujeres eran las que tenían que hacerlo mientras él se iba a pescar. Clyde es un tío que se va a surfear todos los días y que parecía que se iba a romper las vértebras si cogía una sierra. Pero ellos tenían que agarrarse a algo para criticarme. Son comentarios de mal perdedor y de no haber sabido encajar la derrota.

¿Les ha echado un cable el programa ‘por lo bajini’ para construir el puente y poder completar el ciclo natural del ‘docu-reality’? Para nada. Se lo juro. No había tenido experiencia en la tele y ha sido todo muy natural. Sí que es verdad que nos advirtieron cosas como que estábamos utilizando muchos flotadores y no nos iban a llegar. Pero al final nos sobraron dos días y todo.

¿Se coge tanto cariño a la gente en solo 28 días o hay algo de impostura? Es lo que le comento a mis amigos. Resulta paradójico y parece mentira que tengas que ir a un programa de la tele para conocer a las personas de la manera más pura que he conocido a nadie en mi vida. Estás sin redes sociales, sin radio, sin tele, sin libros. Lo único que teníamos era compañeros. Son 28 días reales, pero parecen mucho más. Empezar a conocer a las personas de una manera tan profunda es muy divertido porque luego sales y ves las redes sociales de la gente, y ciertos clichés de la sociedad que no ves dentro. Pero allí dentro éramos chicos y chicas en medio del campo conociéndonos de una forma muy bonita. Ha sido todo real. Era mi primera experiencia en televisión y me ha sorprendido muchísimo.

"Les quité 100 euros a Jo y Raúl para que les sirviera de cura de humildad"

¿Qué persona le ha impresionado más en este programa? Wafa. He tenido con ella conversaciones que me han impresionado. Sobre todo cuando me dijo que se había ganado su propia libertad. Ha tenido que luchar mucho por ser quien es, mientras que nosotros lo hemos tenido fácil.

¿Le gustan los ‘realitys’? Me gusta participar en ellos, pero no verlos. No veo mucha tele y además he vivido 10 años en el extranjero. Pero me lo he pasado pipa en este.

¿En qué se diferencia ‘El puente’ de los otros? En el gusto y la calidad con que han montado las imágenes, la banda sonora, la fotografía… Es muy diferente a lo visto hasta ahora en ese género.

¿Volvería a participar en otro ‘reality’? Si es algo igual de bonito, sincero y honesto que 'El puente', entraría de cabeza.  

0 Comentarios