Ir a contenido

ENTREVISTA

Tony Grisoni: "Sorrentino nos permitió hacer a Pío XIII como quisiésemos"

El guionista de la serie 'The Young Pope' y colaborador habitual de Terry Gilliam reflexiona sobre su trabajo creativo en Serielizados Fest de Barcelona

Carles Planas Bou

tony grisoni

Tony Grisoni, guionista de la serie The Young Pope, en el encuentro Serielizados Fest, en Barcelona. / Xavier Torres-Bacchetta

Si en la edición del 2016, Serielizados Fest contó con la presencia estelar de David Simon, autor de la magistral serie 'The Wire', en la de este año el certamen catalán presenta otra estrella de la creatividad audiovisual, Tony Grisoni, autor, entre otras producciones, de la película 'Miedo y asco en Las Vegas' y de la reciente serie 'The Young Pope'. Grisoni ofrece una charla sobre su trabajo este sábado, 22 de abril, en el Hall del CCCB (16.00 horas).

¿Qué pensó cuando supo que tenía que escribir una historia sobre el Vaticano? Nunca pensé que habría ningún tipo de controversia, hay muy buena relación con El Vaticano. Es un contexto sobre el que investigamos. En televisión y cine no se trata de los objetos y el contexto, sino de las personas de las que hablas. Creo que el mayor reto fue construir el personaje de Pío XIII [el actor Jude Law] para el director Paolo Sorrentino. Muchas veces se habla del arco narrativo que tienen los personajes, pero lo mejor es que en este caso el arco no existe.

"Paolo Sorrentino te da una libertad muy bella. Es muy difícil poder tener la libertad para crear"

Tras trabajar con grandes directores como Terry Gilliam o Michael Winterbottom,  ¿qué perspectiva le ha aportado Paolo Sorrentino? Te da una libertad muy bella. Desde un principio contamos con mucho margen para experimentar con el personaje, moverlo ahí donde nos pareciese interesante. Sentí como que no tenía mucho peso en responsabilidad, que podía moldearlo como quisiese. Al nivel de ideas, no hay nada planeado. Es muy difícil poder permitirte tener la libertad de crear.

Es colaborador habitual de Gilliam ¿Hay un interés común en mostrar historias con un punto de diversión patética y de locura delirante? Es muy divertido trabajar con él, pero también muy insistente, nunca paras. Tiene mucho talento dibujando personajes. Pero aunque es fácil hablar de Gilliam como un creador que vive en un mundo de fantasía, no me gusta encasillarlos como una marca, porque así es más difícil romper las expectativas y reinventarse.

Tras 17 años de trabajo, por fin está rodando con Gilliam 'The Man who killed Don Quixote'. ¿Ha sido difícil escribir durante todo ese proceso? Hasta que no esté terminada no respiraré tranquilo (ríe). Todo se colapsó en el 2000, y desde entonces he reescrito el guion hasta 34 veces. Lo bueno es que ahora es mejor de lo que era antes.

"El principal reto al adaptar grandes obras es olvidar, no estar intimidado y ser irreverente"

Hunter S. Thompson con 'Miedo y asco en Las Vegas' (1998) y ahora Miguel de Cervantes. ¿Cuál ha sido el principal reto para adaptar las obras más icónicas de maestros de la literatura? El principal reto es olvidar, no estar intimidado, ser irreverente y estar convencido que 'robas' lo que más te gusta. Si tienes miedo de lo que dirán, estás muerto. Por eso le di las gracias a Hunter por dejarnos 'filetear' su libro. “Si la jodes me da igual, yo he escrito el libro”, me respondió.

En 'Southcliffe' (2013) utilizó un tiroteo masivo en un pequeño pueblo rural británico como momento de 'shock' para describir el dolor de una comunidad. En los dos episodios de 'The young pope' que ha escrito también se centra en el duelo… Estoy profundamente interesado e intrigado en el dolor, no sé el porqué, no es algo que tenga planeado. Un amigo muy listo me dijo que era una pena hablar de depresión, que suena clínico, y no de melancolía, que es más romántico.

Hablando de un duelo colectivo. ¿Cómo vivió el Brexit? Tengo la suerte de tener la nacionalidad británica e italiana. Quizás ellos se han ido de la Unión Europea, pero yo no. Creo que todo se trató de gente muy cínica que quiso manipular a la gente en busca de su rédito político personal. David Cameron es el peor político que hemos tenido en muchos años. Lo que es más curioso es que, volviendo la vista atrás, 'Southcliffe' también se puede leer como un retrato de la comunidad rural, crítica con la élite de Londres, que terminó votando por el Brexit. Fue accidental, pero si la vuelves a ver, te explica cosas nuevas.

Temas: Series

0 Comentarios