Ir a contenido

abusos sexuales en la escuela

El fiscal no propone que se cite a declarar a ningún responsable de los Maristas

La acusación pública se limita a incluir a la congregación religiosa como responsables civil subsidiaria

Guillem Sánchez / J. G. Albalat

Entrada del colegio Maristas Sants-Les Corts.

Entrada del colegio Maristas Sants-Les Corts. / JULIO CARBÓ

El juez de Barcelona que ha instruido los presuntos abusos sexuales cometidos por Joaquim Benítez en el colegio de los Maristas de Sants-Les Corts no ha investigado si la congregación religiosa o la dirección ocultó las acciones del que era profesor de educación física. La fiscalía, al igual que ha hecho durante las pesquisas, tampoco ha propuesto para el juicio la declaración de ningún responsable del centro docente, ni de la institución.

El fiscal se ha limitado a incluir como responsable civil subsidiario a la Fundación Champagnat, propietaria del colegio donde trabajó Benítez, y únicamente porque allí es donde ocurrieron los presuntos abusos sexuales. Eso quiere decir que, en el caso de condena, primero se hará cargo de las indemnizaciones para las víctimas Benítez y la compañía aseguradora del centro y, si no se cubriera la totalidad, la fundación de la congregación religiosa. Además, la póliza de seguro fue aportada a la causa in extremis tras la petición de la abogada Esther García, que representa al hijo de Manuel Barbero, el primero en denunciar.

Cierre en falso

Barbero ha asegurado este viernes a este diario que, en su opinión, “no se ha realizado una investigación exhaustiva”. Y ha enumerado: no se registró la casa de Benítez en busca de más pruebas, no se examinó el despacho donde ocurrieron los hechos, no se ha interrogado a los responsables del colegio Sants-Les Corts y tampoco se interrogó a las otras víctimas que denunciaron al exprofesor y cuyas denuncias fueron archivadas por la prescripción del delito. “Ellas también son testigos de esta barbarie”, ha insistido. A su entender, desde la congregación religiosa se ha actuado “de mala fe”  para ocultar la verdad. También le parece “insuficiente” tanto la pena solicitada por el fiscal para Benítez como la indemnización para las víctimas. “No se ha valorado bien. Mi hijo todavía está mal”, ha apuntado.

0 Comentarios
cargando