Ir a contenido

1.051 delincuentes sexuales han pedido trabajar con menores

El Ministerio de Justicia exige desde el 2016 demostrar que no se tienen antecedentes

En el registro central del ministerio constan ya un total de 43.656 condenados

El Periódico

zentauroepp32472522 barcelona 20 de enero de 2016 colas para pedir el certif180105121918

Colas en Barcelona para obtener el certificado de antecedentes penales, en el 2016. / RICARD FADRIQUE

Un total de 1.051 personas que habían sido condenadas por delitos sexuales han intentado (o al menos han solicitado la documentación) para trabajar con niños los últimos dos años, desde que existe el Registro Central de Delincuentes Sexuales. Esto significa que, en principio, ninguna de estas personas habrá podido incorporarse a empleos tales como educadores, sanitarios relacionados con la pediatría, monitores de actividades infantiles y hasta cocineros de comedores escolares, de acuerdo con la legislación en vigor.

Al cierre del 2017, el número de condenados por esta causa ascendían a 43.656 personas y más un millar habían dado positivo tras solicitar el certificado que obligatoriamente se exige desde marzo de 2016 a todas las personas que ejercen o quieren ejercer una profesión o actividad que implique estar en relación con niños menores.

La obligatoriedad de presentar este documento la establece ley de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, así como la ley de voluntariado, ambas aprobadas en el 2015. El Registro de Delincuentes Sexuales se puso en marcha el 3 de marzo de 2016.

En el 2016, el primer año de funcionamiento del censo, se emitieron un total de 1.985.551 certificados, de los que 534 dieron positivo sobre delitos de naturaleza sexual, y en el 2017 se expidieron 1.897.530 documentos, 517 de ellos, positivos, según datos a los que ha tenido acceso Europa Press. Fuentes del Ministerio de Justicia se han negado a facilitar datos detallados sobre el número de casos en Catalunya, alegando que se trata de información reservada. Según ha indicado un portavoz, se impone "la protección de datos sensibles".

Información más accesible

Algunas administraciones, entre ellas la Conselleria d'Ensenyament de la Generalitat, en cambio, han solicitado que este censo "sea de carácter público", como ya funciona de hecho en algunos países. El departamento considera que solo así se podrá intervenir de forma ágil contra los sospechosos de pederastia.

El Registro Central de Delincuentes Sexuales obtiene sus datos gracias a su interoperabilidad con el Registro Central de Penados y el de Sentencias de Responsabilidad Penal de los Menores sin que los órganos judiciales tengan que realizar ninguna inscripción adicional.

A su vez, facilita la información a jueces, fiscales y Policía Judicial para la investigación y persecución de estos delitos y permite, de manera gratuita y por medios electrónicos, la certificación de los datos inscritos, lo que posibilita al ciudadano acreditar la carencia de delitos de naturaleza sexual o, en su caso, la existencia de los mismos.

El certificado de delitos de naturaleza sexual puede solicitarse mediante una solicitud presencial en las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia, en las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, en los registros de cualquier órgano administrativo que pertenezca a la Administración General del Estado, administraciones autonómicas y locales.

También es posible solicitar este documento por internet a través de la sede judicial electrónica del Ministerio de Justicia con certificado digital electrónico o DNI electrónico, o por medio de la plataforma de intermediación de datos del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

Temas: Pederastia

0 Comentarios
cargando