Ir a contenido

PICO INMINENTE DE LA INFECCIÓN

La gripe comienza a desbordar los CAP catalanes

El sindicato Metges de Catalunya alerta de que los casos han aumentado el 36% respecto a Fin de Año

El tiempo de espera en los centros de asistencia primaria puede llegar a tres horas

El Periódico

zentauroepp41466415 urgencias gripe180103182549

Pacientes en el centro de Cotxeres en la avenida de Borbó, este miércoles. / EL PERIÓDICO

Los efectos de la gripe ya se comienzan a notar en las urgencias hospitalarias de Catalunya y sobre todo en los centros de asistencia primaria (CAP). La fase epidémica de la infección invernal podría llegar en una semana o a lo sumo en 15 días, cuando se prevé que se rebase el umbral de 109,4 enfermos por cada 100.000 habitantes. Hace una semana la infección afectaba a 97 de cada 100.000 ciudadanos. 

Metges de Catalunya (MC), sindicato mayoritario en la sanidad catalana, ha señalado este miércoles que el número de casos se ha incrementado un 36% respecto a los últimos días del 2017. Los CAP son los más afectados por el número de pacientes y el CatSalut y el Consorcio Sanitario de Barcelona (CSB) ya han tomado medidas de refuerzo en los hospitales. El año pasado la epidemia se adelantó en casi tres semanas y colapsó los servicios de urgencias.

Óscar Pablos, secretario de atención primaria del sindicato, ha calificado de "preocupante" la situación en los CAP y ha explicado que el tiempo de espera para ser atendido por el médico de cabecera puede llegar a las dos y hasta tres horas y las citas se demoran hasta 15 días. Por ejemplo el 30 de diciembre en el centro de urgencias de atención primaria (CUAP) de las Cotxeres de la avenida de Borbó algunas personas tuvieron que esperar seis horas para ser atendidas.

Visitas a la misma hora

El secretario de atención primaria del sindicato explica que "sabes cuándo comienzas las visitas pero no cuándo acabas". "Hay médicos que tienen programadas en la agenda hasta 20 personas a la misma hora", afirma Pablos. El departamento de Salut emitirá previsiblemente este jueves los datos de vigilancia epidemiológica que se actualizan semanalmente.

El incremento de los pacientes que deben atender los profesionales no solo se debe a los efectos de la gripe, también tienen buena culpa de ello los recortes en la sanidad catalana que han reducido en alrededor de mil el número de médicos con respecto al 2010, según datos del sindicato mayoritario.  

Los hospitales catalanes están intentando frenar los efectos del aumento de pacientes, aunque pese a ello Metges de Catalunya considera que están saturados y la situación por culpa de esta infección "está cerca del colapso asistencial".

Más camas

Salut ha acordado abrir una planta, con 16 camas, en el Hospital de l'Esperança para aligerar los servicios de urgencias de los hospitales del Mar y de la Vall d'Hebron. El lunes 8, la medida se completará con otras 10 camas más, hasta un total de 26 para hacer frente a la inminente epidemia de gripe.

El departamento de Salut de la Generalitat ha asegurado que los responsables del denominado plan nacional de urgencias de Catalunya (PLANUC) del CatSalut han activado un total de 22 planes de contingencia en toda Catalunya, para mejorar la atención continuada y urgente por territorios, aunque no han concretado en qué consisten.

Este año, además, la gripe tiene un factor añadido de preocupación debido a la baja protección vírica de la vacuna antigripal. Dos de cada tres virus que componen el fármaco solamente protegen al 25% de los vacunados.

0 Comentarios
cargando