Ir a contenido

Educación

Diez aspirantes por plaza en las próximas oposiciones de maestros

Un total de 20.059 personas optan a las 2.000 plazas de maestros y profesor que convoca la Generalitat

Hace siete años que no se realizan unas pruebas como estas en Catalunya

El Periódico

Una maestra con su clase de primaria en un colegio de Badalona.

Una maestra con su clase de primaria en un colegio de Badalona. / periodico

Un total de 20.059 docentes han presentado sus solicitudes para presentarse a las oposiciones docentes convocadas por la Conselleria d'Ensenyament para cubrir 2.000 plazas de maestros de primaria y profesores de secundaria. Esto significa que habrá un candidato por cada 10 plazas a concurso, ligeramente por debajo de lo que habían calculado los sindicatos del sector educativo. Con todo, la cifra no deja de ser significativa, sobre todo porque hacía ya siete años que en Catalunya no se convocaban oposiciones para estas etapas.

De los 20.000 candidatos apuntados al concurso público, con el que se pretende empezar a reducir la alta tasa de interinidad que hay en la escuela catalana, 15.757 personas optarán a una plaza de educación secundaria obligatoria (ESO), mientras que 3.863 (el 19,2%) aspiran a ocupar un puesto fijo de maestro. Otros 318 docentes se presentan para las enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño, mientras que 121 lo hacen para ser profesores de francés en las escuelas oficiales de idiomas (EOI).

La lista provisional de admitidos y excluidos se publicará durante la segunda quincena de enero y la definitiva durante la primera quincena de marzo del 2018. En cuanto al procedimiento selectivo, se prevé que se inicie a mediados de abril de 2018 y finalice durante el mes de junio próximo.

Más peso para la parte práctica

Las pruebas serán pioneras, además, porque introducen nuevos criterios de valoración, con un peso preponderante para la parte práctica, según detallaron a este diario fuentes de la dirección general de Profesorado, que es la que ha organizado todo el proceso de selección. Así, dentro de la horquilla prevista por el decreto ministerial que regula el acceso a la función pública, subrayaron, "se ha previsto que la práctica docente tenga una ponderación del 70% frente al 30% que tendrá la prueba de conocimientos teóricos". Esta primera fase será eliminatoria.

No cambian los requisitos para quienes quieran optar a las pruebas, que siguen siendo los mismos que en las convocatorias anteriores a la crisis (la última fue en el 2011). Esto supone, entre otras cosas, que todos los candidatos deberán acreditar un nivel C1 de lengua catalana o superar la correspondiente prueba oral y escrita, como ocurre con todos los funcionarios públicos de las autonomías que tienen lengua propia. 

0 Comentarios
cargando