Ir a contenido

menores en la red

Los riesgos de la 'cultura de la habitación'

Unicef denuncia que siguen siendo muy escasas las medidas para proteger a los niños de los peligros de internet

Los móviles han hecho que la conexión a la red sea más privada y más difícil de controlar

El Periódico

television ordenador

Un niño navega por internet tumbado en el suelo de su casa.  / ELISENDA PONS

Uno de cada tres usuarios de internet a nivel mundial es un niño, pero aún siguen siendo muy escasas las medidas aprobadas para protegerlos de los riesgos que el mundo digital plantea, como el acoso, y para aumentar su acceso a un contenido seguro, según denuncia el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

En su último informe anual, 'El Estado Mundial de la Infancia 2017: niños en un mundo digital', la agencia de la ONU analiza por primera vez cómo afecta la tecnología digital a las vidas de los niños, tanto por sus peligros como por las oportunidades que ofrece. 

Los jóvenes de 15 a 24 años son el grupo de edad más conectado, hasta el punto de que el 71% de ellos utilizan internet, mientras que la media de todas las edades cae al 48%. Los menores de 18 años suponen uno de cada tres usuarios de la red. Y los niños de 15 años usan tanto internet como lo hace un usuario de 25 años. Y lo hacen para ver vídeos, hacer los deberes, aprender, jugar o hablar con sus amigos en redes sociales.

Sin embargo, este acceso masivo, que en muchos casos se hace desde móviles de forma cada vez más privada y menos supervisada por los adultos, en lo que llaman "cultura de la habitación", no ha sido acompañado al mismo ritmo por los gobiernos y el sector privado, lo que ha dejado expuestos a los niños a nuevos riesgos y peligros, al tiempo que millones de los niños más desfavorecidos han quedado atrás. Hay un 29% de jóvenes no conectados, el 60% de ellos en África.

"Para bien o para mal, la tecnología digital es un hecho irreversible en nuestras vidas", ha reconocido el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake. "En un mundo digital, nuestro doble desafío es saber cómo mitigar los daños y maximizar los beneficios de internet para cada niño", ha defendido.

Diseñado para los adultos

"Internet fue diseñado para adultos, pero los niños y los jóvenes lo utilizan cada vez más, y la tecnología digital afecta cada vez más a sus vidas y su futuro", ha subrayado Lake, remarcando que por ello "las políticas, las prácticas y los productos digitales deberían reflejar mejor las necesidades, las perspectivas y las opiniones de los niños".

No obstante, como recoge el informe, el acceso masivo a internet ha aumentado la vulnerabilidad de los niños, principalmente por el uso indebido de su información privada, el acceso a contenidos perjudiciales y el acoso cibernético. La internet oscura y las criptomonedas están facilitando las peores formas de explotación y abuso, entre ellas la trata y la difusión online de pornografía infantil "hecha a la medida del usuario", ha denunciado Unicef.

En este ámbito, la agencia de la ONU defiende que los esfuerzos deben centrarse especialmente en los niños vulnerables y desfavorecidos, que podrían tener menos posibilidades de comprender los riesgos en línea, incluida la pérdida de privacidad, y más probabilidades de sufrir daños.

Beneficios del acceso

El informe también pone el acento en los beneficios que puede aportar el acceso a internet a los niños más desfavorecidos, incluidos los que viven en la pobreza o en emergencias humanitarias, para adquirir nuevas aptitudes, aprender o para comunicarse, sobre todo en casos de familias separadas, o de regímenes sin interés en la educación, como el caso de Malala Youssef, tiroteada por querer ir a la escuela en Afganistán.

Pero, ha subrayado Unicef, las brechas digitales van más allá de una simple cuestión de acceso. Los niños que dependen de teléfonos móviles en lugar de ordenadores pueden obtener solo una segunda mejor experiencia en línea, y aquellos que carecen de aptitudes digitales o hablan idiomas minoritarios no pueden encontrar a menudo contenidos adecuados. Asimismo, también existe una brecha de género, puesto que a nivel mundial, un 12% más de hombres que de mujeres utilizó internet en el 2017. En el caso de la India, por ejemplo, menos de un tercio de los usuarios de internet son mujeres, según el informe.

Llamamiento de Unicef

Frente a todos estos problemas, Unicef hace un llamamiento a "proporcionar a todos los niños acceso asequible a recursos online de alta calidad" así como a "proteger a los niños de los daños online, como el abuso, la explotación, la trata, el acoso cibernético y la exposición a materiales inadecuados". Igualmente, ha reclamado "proteger la privacidad y la identidad de los niños online", que se imparta "alfabetización digital para mantener a los niños informados, comprometidos y seguros" y aprovechar "el poder del sector privado para promover normas y prácticas éticas que protejan y beneficien a los niños".

"Solo la acción conjunta de gobiernos, sector privado, organizaciones infantiles, docencia, familias y los propios niños, puede ayudar a garantizar la igualdad de oportunidades en el mundo digital y a que este sea seguro y accesible para los niños", ha defendido la agencia encargada de la protección de la infancia.

0 Comentarios
cargando