Ir a contenido

Una mutación genética casual podría ser el origen de algunos órganos humanos

Una mutación genética producida hace más de 700 millones de años y sin función biológica aparente -un error casual en el proceso evolutivo- podría haber contribuido al desarrollo de órganos y estructuras en humanos y otros vertebrados, ya que fue el motor molecular de complejas novedades morfológicas.

Según ha informado hoy la Universidad de Barcelona (UB), este es el resultado que se desprende de una investigación publicada en la revista Nature Communications, en la que han participado expertos del Departamento de Genética, Microbiología y Estadística y del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB) y del Centro de Regulación Genómica (CRG).

El estudio revela que se trata de una antigua mutación, probablemente posterior a la separación de las medusas y anémonas de mar y anterior a la aparición de los vertebrados en la evolución, que "afectó un gen de la familia FGFR -receptores del factor de crecimiento de fibroblastos-"

"Este cambio genético supuso, millones de años después, la conexión entre dos redes génicas (gen regulador ESRP y FGFR) y la creación de órganos y estructuras como los pulmones, las extremidades anteriores o el oído interno en la evolución biológica de los animales", añade el estudio.

Según el catedrático del IBUB que ha dirigido la investigación, Jordi Garcia Fernàndez, "sorprende comprobar cómo un mismo gen (ESRP), mediante su papel biológico en un mecanismo básico (adherencia y motilidad celulares), se ha empleado a lo largo de la escala animal con fines muy diversos: desde formar el sistema inmunológico de un equinodermo hasta el labio, los pulmones o el oído interno de la especie humana".

"El nuevo descubrimiento confirma como es de versátil la evolución biológica: partiendo de una base con las mismas herramientas génicas, se puede llegar a construir una cabaña de madera o todo un rascacielos", agrega el investigador.

El estudio revela cómo los mismos genes reguladores se han utilizado para generar diferentes órganos y estructuras biológicas en los seres vivos durante el proceso evolutivo.

0 Comentarios
cargando