Ir a contenido

TENDENCIA AL ALZA EN CATALUNYA

Un centenar de cerveceras artesanales ya elaboran casi un millar de variedades

Una de cada cien 'birras' consumidas en el territorio es de origen natural y el 16% se destina a la exportación

Patricia Castán

zentauroepp31287865 barcelona 30 09 2015 tema grande sobre la cerveza artesana 171204181122

Tiradores del Abirradero, local especializado en el Poble Sec. / FERRAN NADEU

Quienes la prueban suelen sucumbir, aunque el hándicap para ese primer enganche suele ser el precio, algo más elevado. La cerveza artesanal, cuya elaboración en Catalunya irrumpió hace menos de 15 años, ha ido abriéndose hueco frente a la producción industrial hasta representar el 1,08% del consumo local. Más allá de su sabor y propiedades, la artesana destaca también por la forma en que sus productores han tejido su red de elaboración y distribución, apostando sobre todo por la proximidad: es el colmado de barrio el que la prescribe, o el bar especializado el que adoctrina sobre sus virtudes... O sea, el 46% se vende a menos de 30 kilómetros de la fábrica.

No hay duda de que el sector sigue pujante visto que la producción crece casi un 40% anual desde el 2012 en Catalunya, hasta llegar a los tres millones de litros el año pasado. Pero lo que hasta ahora eran datos casi intuitivos, pasan a ser certezas gracias a la radiografía realizada por el Gremi d'Elaboradors de Cervesa Artesana i Natural y el Barcelona Beer Festival (BBF) tras encuestar a las 105 empresas censadas en el registro sanitario alimentario.

De estas, 95 han dado a conocer su producción, distribución, operativa y variedades, lo que permite tomar el pulso al dorado líquido versión artesana, que implica pasar por un proceso de molturación, maceración, cocción, enfriamiento, fermentación y embotellado, sin pasteurización, en calderas de cocción de no más de 75 hectolitros y en el ámbito de microempresas o pequeñas empresas autónomas.

Difusión y culto

La percepción de que Barcelona es un motor de la tendencia queda ahora avalado por las cifras. 53 de las 95 empresas que se han sincerado están ubicadas en la provincia, seguidas por 16 en Girona, 14 en Tarragona y 12 en Lleida. Sin embargo, la liturgia de la elaboración parece ser más amiga de los entornos rurales o poco urbanos. Un 76% de estas cerveceras se sitúan en localidades que no son capitales de comarca y el 62%, en núcleos de menos de 20.000 habitantes. Incluso una quinta parte del total está en pueblos de menos de 2.000 personas, según ha explicado hoy lunes Miquel Rius, director del BBF.

En los últimos cuatro años la producción ha crecido un 40% anual, hasta alcanzar los tres millones de litros el año pasado

La penetración de la cerveza artesanal no alcanza las cuotas de otros países de más tradición, pero apunta firme al futuro, visto que en cuatro años se ha multiplicado por cuatro. El sector se basa en el mimo: 40.000 litros por cervercera en el 2016 y la mitad de las empresas producen menos de 24.000 litros al año. Solo siete se sitúan por encima de los 100.000. Se exporta un 16% a 28 países.

Cada vez hay más emprendedores implicados. Si en el 2012 eran 39, en el 2016 fueron 105. El informe da cuenta también de la creatividad e innovación por parte de todos sus operadores, ya que los 95 encuestados crearon 901 tipologías en cuanto a estilo, sabores y aromas. A estas habría que agregar la de la otra decena de fabricantes.

Más allá de pura elaboración de la cerveza artesana -que cuesta 40 veces más tiempo que la industrial-, el fenómeno ha creado una cultura del uso de materias primas locales, con un tercio vinculadas al territorio catalán y nuevos proyectos de cultivo de lúpulo y cebada o sobre su transformación. Por no hablar de los círculos de difusión, desde bares, pequeños comercios y bodegas, así como ferias, donde el consumo se tiñe de cierto culto. 

Entre las demandas de sus artífices, destaca que se simplifiquen los trámites burocráticos y sanitarios y se prestigie el concepto artesanal, con más promoción y apoyo institucional. El nuevo director de Agricultura, Carmel Mòdol, se ha comprometido a estudiarlo.     

0 Comentarios
cargando