Ir a contenido

PROYECTO SOLIDARIO

Salir del círculo de la pobreza

La Fundació Germina, en Santa Coloma y Badalona, apoya a niños en situación de vulnerabilidad

El programa CaixaProinfancia financia entidades que trabajan por el desarrollo social y educativo

Beatriz Pérez

fcasals40974590 germina171117185400

Niños del Centre Obert Infantil de la Fundació Germina en Santa Coloma de Gramenet. / ÁLVARO MONGE

Hace 13 años que la Fundació Germina trabaja en Santa Coloma de Gramenet Badalona dando apoyo a niños, jóvenes y familias en situación de vulnerabilidad. "Los chavales que nos llegan vienen derivados de servicios sociales", cuenta Anna Palazón, responsable del centro que la entidad tiene en el barrio del Fondo de Santa Coloma. "Son personas que están en una situación de riesgo de exclusión. Y de una situación así se puede salir", matiza.

Personas, en definitiva, que provienen de contextos complicados: familias con bajos ingresos y niveles de estudios. Muchas de ellas, inmigrantes. Y, precisamente porque la clase social se hereda, entidades como la Fundació Germina trabajan por erradicar estas diferencias. "Les ofrecemos herramientas para poder mejorar su vida. Nuestras expectativas en ellos son altas", continúa Palazón. 

Esta fundación posee otro centro en el barrio del Raval de Santa Coloma y otro en el de La Pau de Badalona. En total, la entidad atiende, a través de diferentes servicios, a unos 170 chavales de entre 5 y 21 años. Todos ellos son usuarios de sus centros abiertos infantiles (en Santa Coloma y Badalona), su Espai Jove (Santa Coloma) y su proyecto Gran Recorregut (GR). Este último ayuda a los jóvenes mayores de 16 años a definir su itinerario formativo y sociolaboral.

Actividades de refuerzo

Los centros de Germina llevan a cabo actividades de refuerzo escolar, excursiones o de fomento de hábitos de higiene, entre otras. Además, a través de su empresa social Urban Time, la fundación da la opción a los jóvenes de hacer un curso de monitor con la especialidad de actividades urbanas. "Es un trabajo compatible con los estudios", añade la responsable del centro de Santa Coloma.

La Fundació Germina también cuenta con un proyecto de apoyo a las familias. El objetivo es "empoderarlas". "Muchas de las familias que tenemos están solas y viven con una renta económica muy baja", cuenta Palazón. Por eso les ofrecen talleres de cocina y alimentación saludable o charlas con especialistas. Además, a través del Espai Creixença las familias comparten sus experiencias, dudas o preocupaciones.

Contra la pobreza infantil

El trabajo de entidades como esta es posible gracias a programas como CaixaProinfancia, de la Obra Social La Caixa, que desde el 2007 trabaja por la superación de la pobreza infantil y la exclusión social. Un total de 426 entidades de toda España se benefician de este programa que desde su nacimiento ha antendido a más de 272.000 niños en situación de pobreza. En el 2016, CaixaProinfancia atendió a 19.204 pequeños de toda Catalunya.

La finalidad del mismo es romper el círculo de pobreza que se transmite de padres a hijos y promover nuevas formas de atención enfocadas al desarrollo social y educativo mediante ayudas económicas. Los recursos que ofrece son el refuerzo educativo, la educación no formal y el tiempo libre, el apoyo educativo familiar, la atención y terapia psicosocial y la promoción de la salud.

"La alianza de CaixaProinfancia es muy importante para continuar trabajando", sostiene Anna Palazón. Este proyecto, además, potencia el trabajo en red entre las diferentes entidades sociales y promueve una acción coordinada con otros agentes del territorio, como ayuntamientos, escuelas o centros de salud.

Trabajo de prevención

Laura García, educadora y coordinadora del Centre Obert Infantil de Santa Coloma de Gramenet, hace un pastel con un grupo de niños de la Fundació Germina. "También los acompaño en refuerzo educativo, una hora cada tarde, y en la mejora de sus habilidades sociales", relata. Este centro atiende a 30 niños y niñas en situación vulnerable.

Trabajan además la importancia de los hábitos rutinarios, como la limpieza de dientes. En la fundación se les da cada día una merienda saludable, alejada de los productos industriales. "En este centro trabajamos sobre todo la prevención", puntualiza García. Es decir, que estos niños, el día de mañana, sean adultos integrados en la sociedad.

0 Comentarios
cargando