Ir a contenido

problema social

Las oenegés reclaman a las eléctricas que ayuden contra la pobreza energética

Càritas y Creu Roja han aumentado las partidas destinadas a proteger a los más vulnerables

Las suministradoras alegan que las ayudas deben costearse con recursos públicos

Teresa Pérez / Barcelona

zentauroepp36310880 pobreza energetica171114174723

Concentración en la plaza de Sant Jaume por la muerte de la anciana de Reus, el año pasado. / FERRAN NADEU

Rosa P. V. murió por asfixia a los 81 años cuando huía de las llamas que prendieron el colchón en el que dormía a causa de la vela con la que se alumbraba. Llevaba dos meses con la luz cortada por impago. Este martes se ha cumplido un año de aquel suceso que ocurrió en Reus (Baix Camp) y por el que Gas Natural fue sancionada por la Generalitat a pagar medio millón de euros. Doce meses después de aquella muerte, este martes las entidades sociales han reclamado a las suministradoras que firmen convenios con las Administraciones, que cumplan la ley y que abonen parte de las facturas de los más vulnerables, que ahora costean las oenegés.

La directora de Intervención Social de Creu Roja, Susanna Roig, ha indicado que la tasa de pobreza energética entre la población que atienden ha pasado en cinco años del 40% al actual 81%. El vicepresidente de Càritas, Martí Batllori, ha afirmado que la oenegé destinó el año pasado 140.000 euros para costear suministros a las familias vulnerables y Creu Roja, por su parte, ha aportado este año más de 80.000 euros.

Coste en la salud

 Francina Alsina, presidenta de la Taula del Tercer Sector, que agrupa a 3.000 organizaciones, ha recordado que a las oenegés "no correspondería hacer estos pagos" ya que a las compañías estas cantidades les "suponen muy poco" porque en el 2016 tuvieron unos beneficios de más de 5.000 millones. Los últimos datos del Institut d’Estadística de Catalunya (Idescat) revelan que el 8,7% de los catalanes no tienen su casa a una temperatura adecuada. Este porcentaje no incluye los pisos ocupados, ni a las familias que no acuden a los servicios sociales, ya que de ser así la cifra sería muy superior.

La Taula del Tercer Sector ha remitido cartas a tres empresas (Endesa, Gas Natural e Iberdrola), reclamando una reunión para abordar la pobreza energética y les recuerda que "un paso esencial" para luchar contra este problema es "reconocer la energía como un derecho fundamental para una vida digna".  Alsina quiere "recordarles los compromisos que han adquirido, el cumplimiento de la ley 24/2015 de pobreza energética y la necesidad de firmar los convenios pendientes". La responsable de entidadas ha descrito las tres situaciones que causan pobreza energética: los 89.000 hogares en los que ninguna persona percibe ingresos, la mala calidad de la edificación y el aumento de precios de la energía, que desde el 2008 ha subido más del 80%.

Sònia Fuertes, presidenta de las Entitats Catalanes de Acció Social (ECAS), ha recordado que las familias vulnerables deben recortar el gasto en alimentación para destinarlo a pagar suministros y el alquiler de la casa. A su juicio, la pobreza energética tiene un elevado coste sobre la salud.

Alsina ha informado de que tras la muerte de la anciana de Reus las suministradoras cumplen con la obligación de comunicar a los servicios sociales antes de cortar la luz. Gas Natural ha explicado que desde enero ha iniciado un plan de vulnerabilidad al que han dotado con una partida de 4,5 millones y una oficina atendida por 60 personas. La compañía, sin embargo, considera que las ayudas a los más vulnerables tienen que ir a cargo de "recursos públicos y no de las empresas".

Recurso y críticas

La Alianza contra la Pobreza Energética (APE) ha criticado este martes que la empresa suministradora eléctrica que cortó "ilegalmente" la luz a la anciana de Reus no ha pagado todavía la multa impuesta por la Generalitat, de 500.000 euros. Un portavoz de la Agència Catalana del Consum de la Generalitat ha indicado que tras la sanción Gas Natural presentó un recurso de reposición que fue denegado y ahora tienen un plazo de dos meses para presentar un recuro contencioso-administrativo.

La APE ha lamentado que la Generalitat no ha logrado que las empresas de agua, luz y gas firmen el convenio que propuso en el 2017, y que a fecha del 17 de julio, la Agència Catalana de Consumo recibió 239 denuncias por incumplimiento de la ley catalana de la pobreza energética. El 78% corresponden a Endesa, seguida de Gas Natural, con el 20%.

0 Comentarios
cargando