Ir a contenido

Denuncia

El herido por bala de goma el 1-O se querella contra tres policías

El músico Roger Español asegura: "Quiero ser el último lesionado por este tipo de proyectil en España"

En una grabación se puede ver el escopetero disparando el proyectil que supuestamente le hizo perder un ojo

J. G. Albalat

periodico

"Quiero ser el último herido por pelota de goma en el Estado español". Así de contundente se ha mostrado este martes Roger Español, el hombre que perdió la visión de un ojo por el impacto de uno de esos proyectiles durante la intervención de la Policía Nacional en la escuela Ramon Llull de Barcelona para impedir el referéndum unilateral del 1-O. Esta persona, con ayuda de la asociación Irida (Centre per la defensa drets humans), ha presentado una querella contra el escopetero y los dos mandos que dirigían el operativo . No solo se quieren depurar responsabilidades penales. También se pretende que este tipo de munición sea prohibida en toda España, al igual que ya sucede en Catalunya. 

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Jaume Asens ha anunciado en rueda de prensa que el consistorio se personará como acusación, a la vez que ha calificado de "barbarie" la actuación policial del 1-O. "El uso de las pelotas de goma es un insulto para las víctimas y sus familiares y va en contra de la soberanía de nuestro país", ha recalcado. "No se cumplieron los criterios de proporcionalidad. Pues el uso de la fuerzqa es el último recurso", ha insistido.

Español ha grabado un vídeo en el que explica su experiencia. El cortometraje empieza con unas declaraciones de la activista Ester Quintana, que corrió la misma suerte el año 2014 (precisamente en la huelga general del 14 de noviembre, tal día como este martes). "Esto me pasó a mí, pero le podría haber pasado a cualquiera", dijo Quintana. 

En el vídeo, Español, que es músico, explica que ese día, el 1 de octubre, la gente actuaba de manera pacífica en defensa de la votación y que, a pesar de todo, la policía empezó a cargar. "En el momento del impacto estábamos esperando a que la policía se acabara de retirar", explica, y añade que seguía el camino de la policía porque era el mismo que tenía que hacer para ir a su casa. En la calle de Sardenya, entre Gran Via y Diputació, fue donde sufrió el pelotazo. "No se cómo ni cuándo oí un disparo y enseguida recibí el impacto de la pelota en el ojo. Lo primero que hice fue tirarme al suelo por el dolor". El agente le disparó a escasos 15 metros de distancia.

Desde entonces, relata en el vídeo, sigue acarreando problemas de salud: "Dependo de la medicación para no tener mareos y dolores". También ha perdido en este tiempo estudios que está cursando y está viviendo un duro "proceso de adaptación en cuanto a nivel cognitivo". "Hoy me he afeitado, y para afeitarme... es todo  muy complicado. Aún no acabo de acostumbrarme a tener la visión solo de un ojo". Y es que la pelota de goma lanzada por un policía nacional se lo reventó. Ha perdido la visión de ese ojo. En la rueda de prensa celebrada este martes, Roger ha vuelto a recordar que su día a día y la recuperación le está resultado "difícil", que tiene un hijo y que es "muy complicado que un niño entienda lo que ha pasado". 

El vídeo recuerda que las pelotas de goma se prohibieron en Catalunya en abril del 2014. Sin embargo, esta prohibición solo afecta a los Mossos d'Esquadra, que son los que tienen la competencia en la comunidad autónoma sobre órden público. En el resto del España no hay este veto, aunque solo puede usarse esa munición en situaciones muy concretas.  

Delito de lesiones

La querella que ha presentado va dirigida contra un escopetero, que debe ser identificado pero que aparece en un vídeo disparando una pelota de goma, y los dos mandos del operativo desplegado en el Ramon Llull. Se les atribuye un delito de lesiones en un órgano vital, como es un ojo.

En el dispositivo policial actuaron unos 30 agentes, entre ellos varios escopeteros. Por lo tanto, se tendrá que concretar quién hizo el disparo a las 10.30 horas la pelota de goma que impactó en Roger. "No pude votar", ha recordado este martes.

La querella se acumulará a la que investiga el Juzgado de Instrucción número 7, que instruye el proceso por las cargas policiales del 1-O ante los centros desginados como colegios electorales. Las abogadas Laia Serra (llevó el caso de Ester Quintana) y Anais Franquesa han asegurado que lucharán hasta el final para esclarecer la verdad y para que lo que le ha pasado a Roger "no ocurra más". En su opinión, las pelotas de goma son proyectiles "incompatibles con los derechos humanos". La normativa estatal, han incidido, es difusa. Y es que el trayecto de estos proyectiles es "incontrolable". Las dos letradas han solicitado a los ciudadanos y medios de comunicación aporten todas las imágenes que puedan ayudar a aclarar lo sucedido.

0 Comentarios
cargando