Ir a contenido

ESTUDIO EN LA UE

La mala calidad del aire, principal causa de muerte prematura en la UE

La contaminación fue el motivo directo de 500.000 fallecimientos en el 2013

El TCE somete a una auditoría la eficacia de las medidas adoptadas para reducir la contaminación

Jose Pablo Salvador López / Bruselas

Imagen de la contaminación ambiental de Barcelona desde la torre de Sant Sebastià.

Imagen de un día de alta la contaminación ambiental en Barcelona tomada desde la torre de Sant Sebastià. / JULIO CARBÓ

El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) ha publicado un nuevo informe sobre la acción de la UE para reducir la contaminación atmosférica en el territorio europeo, el cual se basa en el trabajo realizado para una auditoría de la eficacia de la acción de la UE para combatir la contaminación atmosférica, que se está llevando a cabo actualmente. Según los datos y estudios recientes, el informe refleja que la mala calidad del aire es la principal causa ambiental de muerte prematura entre los ciudadanos de la UE.

De hecho, los propios estudios afirman que ciertas sustancias de la polución medioambiental como las partículas finas, el dióxido de nitrógeno o el ozono troposférico fueron la causa directa de más de 500.000 fallecidos por muerte prematura en el 2013. Los auditores encargados de dichas mediciones, más allá de estudiar si las políticas adoptadas son más o menos correctas para la mejora medioambiental, realizan exámenes detallados de las zonas urbanas más afectadas por la contaminación atmosférica en varios Estados miembros, entre los que destacan las ciudades de Bruselas, Milán, Stuttgart, Sofía y Cracovia.

Por otro lado, el informe del 2016 de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) sobre la calidad del aire en Europa muestra que, en general, las emisiones de los principales contaminantes atmosféricos han disminuido considerablemente desde 1990. Sin embargo, la contaminación atmosférica sigue siendo responsable de un elevado número de muertes prematuras, además de que esa reducción paulatina se contrapone con las emisiones procedentes del transporte por carretera, las cuales no han disminuido suficientemente para cumplir las normas de calidad del aire en muchas zonas urbanas.

Elevado coste económico

Las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son las causas más comunes de muerte prematura que son atribuibles a la contaminación del aire, seguidos por las enfermedades pulmonares y el propio cáncer de pulmón. Se calcula que el coste externo total de estos efectos sobre la salud oscila entre 330.000 millones de euros y 940.000 millones de euros al año.

Para el 2020, la estrategia adoptada por la UE pretende reducir el número anual de muertes prematuras relacionadas con la contaminación atmosférica en casi un 40% en comparación con el nivel del 2000. Por ello, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo de Cohesión incluyen asignaciones específicas para la mejora de la calidad del aire que se estiman en 2.500 millones de euros entre el 2007 y el 2020. Por otro lado, el programa LIFE, instrumento de financiación de la UE para el medio ambiente y la acción climática, destinó entre 2014 y 2017 1.100 millones a su subprograma 'Medio ambiente', que cofinancia subvenciones para acciones relacionadas con la calidad del aire.

0 Comentarios
cargando