Ir a contenido

CONFLICTO EN EL AEROPUERTO

Los vigilantes de Eulen se lanzan a la huelga total en El Prat

Fomento pide a la Abogacía del Estado que tramite ya el laudo arbitral obligatorio

El Gobierno fija unos servicios mínimos del 90% y reforzará a la Guardia Civil

El Periódico / Barcelona

El asesor del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Gimenez, ensena los resultados posterior al recuento de votos tras la asamblea en la que se ha decidido mantener la convocatoria de huelga indefinida en el aeropuerto de El Prat.

El asesor del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Gimenez, ensena los resultados posterior al recuento de votos tras la asamblea en la que se ha decidido mantener la convocatoria de huelga indefinida en el aeropuerto de El Prat. / EFE / QUIQUE GARCÍA

Habrá huelga total en el aeropuerto de El Prat. Los trabajadores de la concesionaria Eulen, encargada de los controles de seguridad en las instalaciones barcelonesas, han decidido este domingor en asamblea mantener la convocatoria de paro indefinido de 24 horas a partir del lunes, después de una semana de huelga parcial (y otros varios días de huelga de celo encubierta). Para evitar que los efectos de este nuevo paro engrosen aún más las esperas de los usuarios, el Gobierno ha dado instrucciones esta noche para reforzar la presencia de la Guardia Civil -como ha estado haciendo los últimos tres días- en el aeropuerto. La Abogacía del Estado empezará a tramitar este mismo lunes el laudo arbitral obligatorio.

Un total de 187 trabajadores de Eulen, sobre los cerca de 400 que integran la plantilla, han participado en la votación de la propuesta de mediación que había realizado la Generalitat y que prevía una subida salarial de 200 euros mensuales en 12 pagas. La medida ha sido rechazada con 150 votos en contra, 36 a favor y un voto nulo, durante una larga asamblea de siete horas.

El resultado apenas ha sorprendido a los responsables del comité de empresa, que ya en una primera votación, celebrada el pasado jueves, vieron cómo los trabajadores rechazaban la propuesta planteada por la Conselleria de Treball. En aquella ocasión venció la propuesta de aumento de la retribución en 250 euros mensuales por 15 pagas, mientras que la oferta de la Generalitat solo obtuvo dos votos.

En vista del nuevo escenario, la 'consellera' Dolors Bassa ha anunciado que la Generalitat se retira de la mediación, no sin antes reprochar a Aena que llegara "12 días tarde" a las negociaciones, lo que ha hecho que "se enquistara más el problema".

Servicios mínimos del 90%

La Delegación del Gobierno en Catalunya ha decretado unos servicios mínimos del 90% para la huelga, de cara a "garantizar el funcionamiento de los servicios esenciales". Mientras el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha criticado la "postura muy inmovilista" del comité de huelga y el rechazo a una propuesta "razonable". De ahí, ha dicho, que ya haya iniciado los trámites para el laudo arbitral.

El titular de Fomento ha recordado que la propuesta que saldrá de ese laudo será vinculante para todas las partes y ha subrayado que el Gobierno no está dispuesto a que "la decisión de unos pocos, 150 personas, afecte a millones de españoles y turistas que utilizan estos días el aeropuerto de El Prat".

De la Serna ha reiterado que, ante el "evidente" problema de seguridad y de orden público que se puede producir en El Prat con la huelga indefinida que comienza este lunes, se ha puesto en marcha el dispositivo para reforzar los controles del aeropuerto con efectivos de la Guardia Civil. El despliegue, de hecho, ya había sido ordenado la semana pasada por el Gobierno, después de varias semanas de colas y aglomeraciones de viajeros ante los mostradores y los controles de seguridad.

Problemas de convivencia

Según el asesor del comité de huelga Juan Carlos Giménez, la "convivencia" entre los empleados de Eulen y los agentes de la Guardia Civil en El Prat es "muy mala". A la sobrecarga de trabajo que soportan especialmente las trabajadoras de Eulen en los controles, ha asegurado Giménez, se suma ahora la "presión constante de la Guardia Civil", hasta el punto de que ayer algunas de ellas acabaron "llorando".

El también abogado del comité de huelga Leopoldo García Quinteiro ha acusado al Govern de atribuirse una función de "arbitraje" que no le corresponde y ha denunciado la "arrogancia" del ministro De la Serna, "absolutamente incompatible con principios básicos del derecho democrático" al "amenazar" con el laudo arbitral. A su juicio, "no se dan las condiciones" para un arbitraje obligatorio "mientras no se quiebren los servicios mínimos", fijados en un 90%, que ha calificado de "abusivo".

"La imposición del arbitraje obligatorio es una anomalía y un atentado directo al derecho fundamental a la huelga", ha denunciado García Quinteiro, que ha advertido de que pretender "sustituir" a los trabajadores en huelga por la Guardia Civil "sería absolutamente ilegal".

0 Comentarios
cargando