Ir a contenido

ESTRATEGIAS DE MOVILIDAD

El Govern pide más formación y alcoholemia 0 para reducir la siniestralidad en las motos

Propone cambios a la DGT al detectar que en el 68% de accidentes de motoristas no hay más implicados

Las muertes de vehículos de dos ruedas en lo que va de año casi doblan a las del mismo periodo del 2016

Víctor Vargas Llamas

Accidente de moto en Passeig de Sant Joan

Accidente de moto en el paseo de Sant Joan. / ACN

La Generalitat propone más formación y tolerancia cero con el alcohol para reducir el preocupante repunte de la siniestralidad entre los motoristas que se está registrando en lo que llevamos de año. Veintinueve conductores de moto o acompañantes se han dejado la vida en el asfalto hasta este mes de julio, una cifra que casi duplica la del 2016 a estas alturas, cuando el balance provisional era de 15, como ha expuesto el 'conseller' de Interior, Joaquim Forn, a la conclusión de la Mesa de trabajo sobre la moto, en la que han intervenido autoridades y representantes de sectores implicados en el universo de las dos ruedas. 

El análisis pormenorizado de los accidentes acontecidos hasta ahora arroja conclusiones significativas, como que en casi 7 de cada 10 siniestros el único implicado era el motorista (68%), y que, de esas situaciones, en torno al 60% el componente de velocidad fue decisivo. También en un 60% de esos casos en los que no hubo ningún otro vehículo implicado, el conductor iba a los mandos de una máquina muy potente, de al menos 500 cc.

Aumenta la movilidad

Datos que también se explican, en parte, por el aumento de la movilidad en general, que ha registrado una subida del 4% los días laborables y del 5% en los festivos. La reducción  de las precipitaciones en lo que llevamos de año también es un aliciente para empuñar el manillar de una motocicleta con mayor frecuencia que en otros años en los que el clima ha estado más pasado por agua, pero no justifican un aumento tan elevado de la accidentalidad de un año para otro.

Joaquim Forn

'CONSELLER' DE INTERIOR

No es igual tener carnet que demostrar capacidad para conducir, no implica necesariamente pericia al volante o al manillar

Factores que llevan a pensar al Govern en la necesidad de realizar modificaciones en diferentes ámbitos, con mención especial para el refuerzo de la formación teórica práctica, y reducir al 0% el límite de alcoholemia para los motoristas. Una cota que también podría extenderse a los conductores noveles y a los profesionales, como ha explciado la directora del Servei Català de Trànsit (SCT), Eugenia Doménech, al revelar parte del contenido que la Generalitat está proponiendo a la Dirección General de Tráfico, competente en la materia e inmersa en la modificación de la ley de seguridad viaria. 

Tendencia

La Generalitat quiere captar la atención de la sociedad en general y compara las tendencias de los últimos meses para ahondar en la necesidad de mejorar la concienciación: el aumento de las víctimas mortales entre los motoristas se produce mientras desciende la siniestralidad global, puesto que en lo que llevamos de año 84 personas han perdido la vida en la red viaria catalana, frente a los 86 del mismo periodo del año pasado. 

"No es lo mismo tener el carnet que demostrar la capacidad para conducir; tener el carnet no implica necesariamente que sepas conducir", ha subrayado Forn. De ahí que el 'conseller' haya mostrado la necesidad de reforzar el proceso formativo, proponiendo la obligatoriedad de las prácticas, así como que se amplíen los cursos para mejorar las habilidades al manillar. Una manera de "incrementar la pericia" de los conductores al afrontar situaciones adversas en cuanto al tráfico o al estado del terreno. 

Para ilustrar este extremo, el Govern ha analizado los 28 accidentes mortales de motoristas y ha constado que 11 de ellos se produjeron en curvas, "y muchas de ellas abiertas, sin la complejidad que comporta a priori una con un trazado más cerrado", según Forn. "Detectamos un error en la maniobra o en la percepción del riesgo", ha expuesto el dirigente. Por este motivo, Trànsit propone detallar en la señalización viaria aquellas curvas "que puedan representar un mayor peligro potencial" para los vehículos de dos ruedas.

Joaquim Forn

'CONSELLER' DE INTERIOR

Se ven errores en maniobras o la percepción del riesgo en accidentes en curvas; hay que formar y señalizar más

Forn ha remarcado dos líneas fundamentales para complementar la estrategia de reducción de accidentes, las relacionadas con el contenido legal y las infraestructuras, dado que "con la pedagogía no es suficiente". De ahí que el Govern aproveche la incipitente tarea de modificación de la ley de seguridad vial para insistir sobre la necesidad de convertir en obligatoria la instrucción en autosescuela y proponer que no se permita la menor ingesta de alcohol a conductores de moto, noveles chóferes profesionales

Medidas preventivas

El RACC acaba de presentar un conjunto de 20 medidas para reducir los accidentes de tráfico en las carreteras españolas. Entre esas iniciativas, proponía tres específicas para los ciclomotores y motocicletas: instaurar un sistema selectivo de intercambio parcial de multas por cursos de formación para mejorar la actitud de los conductores de más riesgo, implantar una prueba de aptitud para los nuevos conductores B-3 (los que tienen al menso 3 años con el permiso B y peuden conducir motos hasta 125cc), y campañas de concienciación, sobre todo para motoristas masculinos de mñas de 40 años.

0 Comentarios
cargando