Ir a contenido

VENTA ILEGAL

Campaña contra la compra en el 'top manta' en plena queja del comercio

El Govern ha editado 40.000 carteles y 300.000 dípticos para concienciar a los posibles clientes

Los sectores económicos afectados exigen más medidas para frenar el fenómeno, que se incrementa en verano

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

Manteros en el Paseo Joan de Borbó de la Barceloneta

Manteros en el paseo de Joan de Borbó. / ELISENDA PONS

En el punto más algido del año del 'top manta', cuando sus vendedores se despliegan por la costa o por el centro de Barcelona en busca sobre todo de turistas estivales a los que vender su mercancía, la Generalitat ha lanzado una campaña dirigida a los compradores para tratar de disuadirlos. Una medida insuficiente para sectores económicos como el comercio, la restauración o la hotelería aglutinados en la Plataforma d'Afectats pel Top Manta, que el próximo miércoles han organizado un acto en la capital catalana para reclamar actuaciones inmediatas que frenen el fenónomeno.

El Govern ha editado 40.000 carteles y 300.000 dípticos en un campaña informativa que avisa a los ciudadanos de que la venta ilegal "perjudica la economía, favorece a las bandas organizadas y distribuye productos inseguros". Según ha informado la Conselleria d' Empresa, bajo el lema "No te engañes, no solo compras un producto falso", se han distribuido folletos informativos en catalán, castellano, francés e inglés desde ayuntamientos, oficinas de turismo y transportes públicos del territorio. También se está difundiendo el mensaje a través de anuncios en medios de comunicación.

GRUPOS ORGANIZADOS

Los folletos alertan de que los productos de los manteros pueden resultar inseguros por no cumplir la normativa, y de que comprarlos supone fomentar los grupos organizados que suelen proveer de mercancía a los vendedores ambulantes. La campaña pretende concienciar también sobre los perjuicios que esta actividad genera en la actividad económica de Catalunya.

Sin embargo, la plataforma de afectados que representa a unas 500 organizaciones y aglutina a todo el comercio, asegura que desde el año pasado no se han constatado "soluciones efectivas para acabar con la venta ambulante ilegal", haciendo hincapié en el caso de Barcelona. Por esa razón el miércoles evaluarán la situación y exigirán más implicación a las Administraciones.

El ayuntamiento aseguró a este diario la semana pasada que se compromete a un verano con menos manteros que en el 2016. La oficina cred para dar solución social al tema ha atendido 170 casos durante este mandato.

0 Comentarios