Ir a contenido

Ambientalistas de P.Rico denuncian el almacenamiento de cenizas de carbón

Grupos ambientalistas de Puerto Rico denunciaron hoy a Efe el riesgo para la naturaleza y la salud que supone el almacenamiento de cenizas provenientes de la combustión de carbón para producir energía en una planta del sur de la isla.

"Son cenizas tóxicas y materiales letales que cuentan con elementos radioactivos", aseguró el presidente de la organización ambientalista Sierra Club capítulo de Puerto Rico, José Méndez, para quien no hay certeza de que esos residuos no afecten finalmente al medioambiente o a la salud de los vecinos.

Esta polémica se ha vivido durante toda la semana en el municipio de Peñuelas, que se convirtió en epicentro de la atención mediática del país cuando los intentos de vecinos, activistas y representantes políticos por impedir el acceso de camiones con residuos a la planta Peñuelas Valley Landfill (PVL) provocaron arrestos y un despliegue policial que algunos catalogaron de desproporcionado.

Méndez explicó que, pese a que la empresa EC Waste y el Gobierno de Puerto Rico aseguran que todos los procesos que llevan a cabo están bajo la ley local y la federal estadounidense, lo que cuenta es que las cenizas de carbón provenientes de la combustión de carbón para la producción de energía y depositadas en Peñuelas son tóxicas.

Por su parte, el portavoz de EC Waste, Ricardo Soto, dijo a Efe que las operaciones de la planta se llevan a cabo con todos los permisos pertinentes de las agencias federales estadounidenses y del Gobierno local con responsabilidades en asuntos ambientales.

El miércoles pasado fue uno de los días en los que la tensión creció más en Peñuelas, donde los incidentes se saldaron con casi una decena de arrestos.

Una de las claves de la disputa es el contenido del material depositado en la planta de EC Waste de Peñuelas, el agremax, producto utilizado en el proceso de solidificación de los desperdicios líquidos que se envían a la planta para su tratamiento.

La Ley 40, recientemente aprobada a instancias del Ejecutivo de Ricardo Rosselló, prohíbe el depósito de cenizas livianas o volantes por entender que pueden diseminarse con facilidad, pero no del agremax, una mezcla de cenizas livianas con otras denominadas de fondo, que son más pesadas, y agua.

0 Comentarios