Ir a contenido

Limpieza exprés del beso entre Puigdemont y Rajoy

'La tercera vía', del artista urbano Tvboy, dura menos de 12 horas en la plaza de Sant jaume

MAURICIO BERNAL / BARCELONA

Una mujer fotografía La tercera vía, de Tvboy, a primera hora de la mañana. / FERRAN SENDRA

Grafiti de beso Rajoy Puigdemont en la Pl de Sant Jaume
zentauroepp39286148 beso170713201339

/

Tvboy, como cualquier artista urbano, era consciente de que su obra no duraría mucho en la calle, que tarde o temprano alguien vendría a quitarla, o a poner algo encima, o que una lluvia repentina la desleiría; que tendría la vida que la ciudad y sus elementos quisieran otorgarle. No tenía en mente ni un día ni una hora de caducidad, pero tampoco se le pasó por la cabeza que fuera a durar tan poco, menos de 12 horas, tal vez no un récord mundial de permanencia de una obra de arte urbano en la calle –deben existir las que han quitado enseguida–, pero un plazo, en cualquier caso, llamativo. ‘La tercera vía’, la obra que representaba el amoroso e imposible beso entre el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y su homólogo de la Generalitat, Carles Puigdemont, adornó efímeramente uno de los extremos de la calle del Bisbe, exactamente el punto donde desemboca en la plaza de Sant Jaume. En torno a las 10 de la mañana, un hombre con aspecto de operario llegó hasta el lugar y la quitó. "No fue un espontáneo", explicaba un testigo, "era alguien enviado a quitarlo". Le preguntaron al hombre por qué lo hacía, y este respondió: "¿A usted qué le parece? Esto hay que limpiarlo".

El dibujo estaba en la misma vitrina donde en el pasado había puesto a su 'Santa Colau'

La obra estaba dispuesta en una pequeña vitrina que Tvboy ya había utilizado en el pasado: fue allí donde también decidió exhibir su famosa 'Santa Colau', un dibujo de la alcaldesa de Barcelona en caracterización beatífica. La vitrina pertenece a la joyería que hace esquina, y entonces fueron los dueños los que removieron la obra, dentro de un plazo que permitió que fuera fotografiada, comentada y debatida, que es lo que busca el arte urbano –que es lo que pretende Tvboy. Esta vez no fue la joyería. Las dependientas ni siquiera llegaron a verla. 'La tercera vía' estaba apenas iniciando su andadura –fotos de la gente, vida en internet, debate– cuando llegó el operario y con tres movimientos de espátula zanjó la discusión. "Hombre, si el tema era limpiar, limpio no quedó, al contrario, ahora sí que se ve sucio", se quejaba un vecino. La vitrina quedó con el aspecto de que alguien arrancó algo, pero no lo arrancó bien.

INTERPRETACIÓN LIBRE

Hasta nueva orden, el hombre calvo de pantalón gris, camiseta azul y guantes de operario en el bolsillo será el factor misterioso. No era ni un limpiador contratado por la joyería –las dependientas no llegaron ni a ver la obra (lo lamentaron)– ni un enviado del ayuntamiento. “Eso es propiedad privada y nosotros ahí no entramos”, señaló una portavoz. Tampoco era, según los que lo vieron llegar, espátula en mano, un espontáneo indignado. “Vino directo a limpiarlo, lo limpió y se fue”, contaba un testigo. Si el arte urbano es por naturaleza perecedero, ‘La tercera vía’ fue algo más, algo fugaz, como las estrellas. “Ha durado tan poco que te hace dudar –reaccionó el artista–. Parece una censura, no sé. Parece que alguien no lo quería allí, que le molestaba. Pero estoy contento, porque a pesar de que ha durado tan poco, ha generado una reacción. Eso significa que ha movido algo. Se trata de eso al fin y al cabo”.

"Parece una censura, no sé; parece que a alguien le molestaba", dijo Tvboy

Tvboy había dejado estampada su obra poco después de la medianoche del miércoles en la vitrina junto a la plaza de Sant Jaume; era, en cierto modo, su particular aportación al 'procés'. El 'president' de la Generalitat y el presidente del Gobierno español en inédita actitud, de conciliación o de despedida. “La interpretación es libre", decía, antes de intervenir. "Habrá quien lo vea como un beso de despedida y habrá quien lo vea como una reconciliación. Todas las interpretaciones son válidas, naturalmente”. “Es el momento adecuado”, agregó el artista, el mismo que hace unos meses se inventó otro beso imposible, entre Ronaldo y Messi en el paseo de Gràcia; el mismo que en su día pintó a la beatífica 'Santa Colau' y el mismo autor de la celebrada 'Wonder Carmena' en Madrid. “Es el momento adecuado. Iba a esperar hasta septiembre, para no saturar, pero he preferido hacerlo ahora porque quién sabe en qué punto va a estar todo esto en septiembre”. El beso entre las estrellas del Barça y el Real Madrid duró tres días en la calle, que en el mundo de las obras de arte callejero es lo normal.

LA VIDA BREVE

‘La tercera vía’ hizo lo que tenía que hacer durante el tiempo que permaneció en la calle. Desde el otro lado de la plaza, los guardias urbanos que vigilan la entrada al ayuntamiento alcanzaron a ver que pasaba algo. “Había gente y cámaras, sobre todo cámaras”. Algunos comerciantes vieron la obra, la fotografiaron y compartieron la imagen por internet. Los turistas también, aunque algunos no comprendieran qué fotografiaban exactamente; y locales que llegaban temprano al trabajo. “Estábamos varios haciendo fotos precisamente cuando vino este hombre de la espátula y en dos segundos lo limpió”, dijo otro vecino. “La verdad es que ahí ponen todo tipo de carteles y ninguno lo habían venido a quitar tan rápido”. La dependienta de la tienda de suvenires que funciona al otro lado de la vitrina llegó tarde al trabajo porque tenía médico. Encontró unos trozos de papel al pie de la puerta y los barrió.

El artista anuncia una segunda obra con los mismos personajes para septiembre

Antes de estampar el beso entre políticos, Tvboy había explicado que ‘La tercera vía’ era el comienzo de una serie, y que ya tenía en mente una segunda versión, “con los mismos personajes pero en otra actitud”. Horas después, con la primera obra de la serie deshecha a golpe de espátula y barrida luego a golpe de escoba, se preguntaba si la segunda no debería estar en un lugar menos provocador. “La segunda me la guardo para un sitio menos problemático. Igual ‘La tercera vía’ estaba muy cerca de la Generalitat. De todas maneras será un sitio muy céntrico, y los dos saldrán de cuerpo entero. No será un beso, será otra historia, pero siempre con este punto de ironía de fondo”. Habrá otro cuándo y otro dónde, pues, y quién sabe si otra limpieza exprés. “Será de cara a septiembre, prefiero esperar un poco”.

HARRY POTTER

Puigdemont tiene en su poder un ejemplar que en su día le dedicó Tvboy de un dibujo de sí mismo caracterizado como Harry Potter. El propio president se puso en contacto con el artista para que se lo enviara. Este jueves, el dirigente colgó en su cuenta de Instagram una foto de ‘La tercera vía’ con la leyenda: “Petó de comiat”. 

0 Comentarios