Ir a contenido

El Parlament aprueba la ley que regula los 400 clubes cannabicos de Catalunya

La normativa autoriza el consumo personal de 60 gramos de droga al mes

El texto ha sido aprobado por unanimidad, con excepción del PP y el diputado Germá Gordó

EL PERIÓDICO / BARCELONA

DROGA CLUB CANNABIS

Un club cannábico de Barcelona. / FERRAN NADEU

El Parlament de Catalunya ha aprobado este miércoles la ley de asociaciones de personas consumidors de cannabis, que regulará las normas de funcionamiento que deberán acatar los más de 400 clubes cannabicos que, según los Mossos d'Esquadra, existen en Catalunya. El texto ha sido aprobado con los votos a favor de todos los grupos de la cámara, excepto los del PP y el del diputado no adscrito Germá Gordó, antiguo miembro del PDCat.

La normativa es consecuencia de una inicitaiva legislativa popular (ILP), que comenzó a tramitarse en la pasada legislatura. Establece que los clubes deben constituirse como asociaciones sin ánimo de lucro, con registro legal, y fija que han de autoabastecerse y distribuir el cannabis exclusivamente entre sus asociados, todos ellos mayores de edad y practicantes de un consumo privado, ya sea con finalidad lúdica o terapáutica.

La ley establece las condiciones para constituir un club cannabico, fija los deberes y derechos a que deberán acogerse los socios de dichas entidades y determina que esos establecimientos habrán de mantener un libro de registro en el que consten todos los movimientos del recinto, entre ellos, la cantidad consumida por cada individuo y las fechas de adquisición. También aborda la producción y el almacenamiento de cannabis que desde ahora estan autorizados a mantener y especifica los medios de transporte y distribución de la droga. También se limita su publicidad.

La nueva ley regula el número de miembros que puede tener un club cannabico y fija el consumo máximo mensual en 60 gramos de droga por asociado. El método de cultivo y el transporte, detalles que hasta ahora permanecían en un vacío legal, quedan asímismo regulados. 

APOYO DE LAS ASOCIACIONES

Tras el pleno en que se ha abordado la ley, representantes de las asociaciones que la han impulsado, acompañadas por los diputados de los grupos que han aprobado la nueva normativa, han expresado conjuntamente su satisfacción.

El abogado penalista impulsor de la ILP que ha precedido a esta ley, Oriol Casals, ha indicado que la norma catalana podría ser recurrida por el Tribunal Constitucional, pero, ha advertido, "sería un error hacerlo" ya que esta ley, "pionera en Europa", ha dicho, "encaja dentro de la Constitución y el Estatut de Catalunya". 

"El código penal español persigue el consumo, el cultivo y el tráfico ilegal de sustancias estupefacientes -han destacado los promotores de la ley-. Con esta nueva normativa, las prácticas de los clubes cannabicos quedan legalizadas y no entrarán en conflicto con los artículos de dicho código". La diputada Alba Vergés (ERC) ha indicado que esta ley demuestra que las políticas de drogas se pueden abordar desde un ámbito "diferente" al de las políticas prohibicionistas que, ha dicho, "han fracasado, porque no reducen el consumo ni los mercados ilegales".

El diputado socialista Raúl Moreno ha celebrado asímismo la aprobación de la norma y ha asegurado que no regular los clubes cannabicos suponía "dejar vía libre al mercado negro" y en desamparo a los consumidores que acuden a él para abastecerse. Desde el PP, el diputado Alberto Villagrasa ha advertido de que el Parlamernt ha aprobado una ley que es "ilegal", y ha avisado de que "tratar e legislar la ilegalidad no va a ninguna parte y genera frustración".      

0 Comentarios