Ir a contenido

La Generalitat estrena un índice de precios de alquiler para 27 municipios

El Govern se plantea incentivos fiscales para los dueños que respeten el límite

Barcelona reclama que haya penalizaciones en los casos de abusos

TONI SUST / BARCELONA

Mirando ofertas inmobiliarias.

Una mujer mira ofertas de compra y alquiler de viviendas. 

"Se ha acabado ir a ciegas con los precios del alquiler". La ‘consellera’ de Governació, Meritxell Borràs, ha presentado este miércoles el índice de precios del alquiler que ha elaborado la Generalitat y que se puede consultar desde hoy mismo. De entrada, el índice, que aporta la tarifa por metro cuadrado, es consultable en relación con 27 municipios, entre ellos Barcelona y varios metropolitanos, que suponen el 60% de la población catalana. Se ha creado en función de los datos de los 200.000 contratos de alquiler depositados en el Incasòl, que, ha precisado el secretario de Habitatge, Carles Sala, han sido geolocalizados. Se trata de contratos de los últimos tres años, lo que aporta información actualizada, que responde a la realidad de un mercado que se está disparando.

Quien quiera determinar el alquiler de una vivienda podrá hacerlo en la web agenciahabitatge.gencat.cat/indexdelloguer. Tendrá que introducir una serie de datos: la dirección, la superficie de la vivienda sin los elementos comunes (en caso de ignorar el dato, la página ofrece un link que conecta con el catastro para conocerlo) y otra información no obligatoria que ayuda a afinar la consulta: planta, año de construcción, certificado energético, ascensor, aparcamiento.

LA CONSULTA

El sistema abre entonces un radio de 50 metros hasta que halla una muestra de pisos similares (hasta 10 metros cuadrados más grandes y 10 metros cuadrados más pequeños). Y finalmente constata cuál es el índice de precios y aporta también otros dos precios, uno del área inferior y otro del área superior. Por citar el ejemplo que ha empleado Sala en la presentación, consultando el precio de un piso de 51 metros cuadrados en Gràcia, el sistema ha encontrado 83 pisos similares y ha determinado como índice de precio de la vivienda 14,11 euros por metro cuadrado (la media de los alquileres de los 83 pisos cercanos y similares) y uno como índice del área inferior (11,8 euros por metro cuadrado) y uno del área superior (19,35 euros por metro cuadrado). El Govern no entra en recomendar cuál es la tarifa adecuada, se limita a informar de cuál es la situación actual de los precios.

INCENTIVOS

Borràs ha explicado que el Govern, “vía decreto”, planteará ayudas a la rehabilitación e incentivos fiscales a los propietarios que alquilen por debajo del índice, que afectarían al tramo autonómico del IRPF y los impuestos de sociedades. La ‘consellera’ ha afirmado que también los ayuntamientos podrán optar por esta vía subvencionando el pago del IBI. Borràs ha explicado que el funcionamiento de la herramienta será analizado durante unos meses. Una vez se haya comprobado que todo va bien, se procederá a concretar los incentivos.

Entre los 27 municipios sobre los que ya se puede efectuar la consulta destacan Barcelona, L’Hospitalet, Badalona, Terrassa, Sabadell, entre otros. Antes de presentar el índice, Borràs se ha reunido con representantes de los ayuntamientos. Entre ellos figuraba el concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, Josep Maria Montaner.

El consistorio y la Generalitat han vivido una pugna más o menos sorda sobre quién era el que más empeño ponía en la búsqueda de un indicador sobre el precio de los alquileres, algo que la capital catalana reclama de forma especial por la subida de los precios en los últimos meses, que se traduce, combinado con la duración de tres años de los contratos, fijado por la ley de arrendamients urbanos (LAU), en renovaciones al alza, y muy al alza, que a menudo impiden la continuidad del inquilino y que está empujando a muchos barceloneses a buscar una opción más asequible fuera de la ciudad. De hecho, Montaner ha lamentado que cuando el ayuntamiento planteó un índice “todos se le tiraron encima”.

BARCELONA PIDE PENALIZACIONES

Montaner ha analizado el índice presentado por la Generalitat, que ha considerado “una buena noticia” pero que ha descrito como algo necesario aunque insuficiente. En opinión del concejal, el índice "no puede ser solamente un instrumento de información", que juzga demasiado cuantitativo, algo que ha argumentado al recordar que en el Incasòl solo hay registro de la mitad de los contratos de alquiler: “No es suficiente”.

Montaner ha abogado por no limitarse a incentivar que no se supere el precio que sugiera el índice con ayudas a la rehabilitación e incentivos fiscales: "También tiene que haber penalizaciones en casos de abusos", lo que requeriría reformas legales: “Se necesita un cambio formativo que prevea medidas regulatorias más fuertes”. Además, cree que el cálculo de la tarifa debe tener en cuenta un elemento: el nivel de renta del inquilino.

0 Comentarios