Ir a contenido

Indignación de las personas con problemas de salud mental por la obra 'Manicomio'

Las entidades han iniciado una campaña de recogida de firmas contra el espectáculo

El montaje se instala en el Port Vell de Barcelona el próximo miércoles

TERESA PÉREZ / BARCELONA

zentauroepp38783284 manicomio170616154831

Fotografía de la obra Manicomio. / EMILIO NARANJO

Obertament, asociación catalana que lucha contra el estigma de salud mental, ha iniciado una campaña de recogida de firmas contra el espectáculo teatral 'Manicomio' de El Circo de los Horrores "porque denigra y humilla al colectivo". El montaje, que se instala desde el miércoles y hasta el 2 de julio en el Port Vell de Barcelona, ha sido criticado por las entidades de salud mental de toda España en las ciudades en la que se ha representado. En Málaga lo han denunciado ante la fiscalía y en Catalunya se ha pedido a la Administración "la retirada de permisos y licencias que permiten el uso de espacio público para la representación". 

La asociación rechaza el vocabulario y el guion de la obra que presenta al colectivo "como peligroso y marginal, que ha de estar encerrado y aislado del resto de la sociedad". La plataforma considera que las frases que pronuncian los personajes lo corroboran: "Soy un poco bipolar, me vienen ganas de matar", "No hay nada como una buena descarga para sentar la cabeza" o "Hay muchos locos sin control"... Miquel Juncosa, director de Obertament, ha insistido en que es "deplorable que se representen espectáculos que hagan mofa de los enfermos mentales". Y ha precisado que no quieren prohibir la obra, "solo que la cambien". ActivaMent Catalunya Associació también ha emitido un comunicado en contra del montaje y ha protestado ante la Generalitat, la Oficina per la No Discriminació y el Ayuntamiento de Barcelona, quienes han argumentado que no pueden denegar un permiso ya concedido. 

ANTIGUAS DISCULPAS

Las protestas contra 'Manicomio" vienen del lejos y ahora afloran al rescatar la obra con motivo del 10º aniversario de su puesta en escena. La Confederación Salud Mental España ha afirmado que mostró en el 2012 a la productora su "preocupación por el malestar y el daño que podía causar". Entonces, han asegurado, se disculparon con una carta en el que uno de los responsables hacía este reconocimiento: "Conversar con algunas de las madres con hijos afectados por enfermades mentales, me hizo comprender que incluso la ficción de un espectáculo creado sin ningún tipo de contenido ofensivo puede resultarlo a ojos de los afectados". Sin embargo, el montaje "se ha recuperado con el mismo texto que provocó la protesta", han señalado fuentes de la confederación. Desde la productora solo manifiestan: "El rechazo ante cualquier estigmatización de este tipo de enfermedades y quienes las padecen".

Temas: Teatro

0 Comentarios