Ir a contenido

Clara Grima, Premio COSCE de Difusión de la Ciencia: "A la televisión no le interesa nada la divulgación científica"

La Doctora en Matemáticas por la Universidad de Sevilla y divulgadora científica Clara Grima, se considera "optimista" respecto al futuro de la ciencia en general y su divulgación, pero gracias a los nuevos tiempos y a las plataformas de Internet. "A la televisión no le interesa para nada la divulgación científica", ha criticado la investigadora, que ha sido galardonada con el Premio COSCE a la Difusión de la Ciencia 2017.

Presidenta de la comisión de divulgación de la Real Sociedad Matemática Española, Grima destaca especialmente por su faceta de divulgadora. Además es profesora universitaria y ha conseguido diversos premios, entre los que se encuentran el Equi@t 2017 de la Universitat Oberta de Catalunya. Está presente en Youtube, ha pasado por Órbita Laika (TVE), y es una de las científicas más influyentes en las redes (con casi 23.000 seguidores en Twitter).

Así, en una entrevista con Europa Press, la matemática ha confesado cómo empezó su faceta más conocida. "Yo estoy metida en la divulgación por las redes sociales", ha reconocido Grima, que considera que gracias a los podcast, blogs, canales de Youtube y a las redes, se ha originado esa "capacidad de acercamiento al ciudadano" que medios como la televisión, por ejemplo, no han conseguido.

En este sentido, la divulgadora critica la falta de contenidos científicos en la programación de las televisiones en España, tanto públicas como privadas, donde "no queda casi nada de calidad" en relación a la divulgación.

Precisamente, la matemática participó en 'Órbita Laika', programa de TVE de "popularización de la ciencia" dirigido a un público que "nunca vería un programa emitido en La 2", según ha indicado Grima.

No obstante, en el caso de la radio, sí opina que la ciencia tiene más cabida, y atribuye la existencia de "su público" al "poder de hipnotización" del medio. Además, está convencida de que si fomentaran más la ciencia en la radio, tendría "más gente a la que le gustaran esos programas".

Por este motivo, Grima confía en Internet para que haya más divulgadores y, por tanto, más gente interesada en la ciencia. "En los últimos tiempos, gracias a Internet, a las redes sociales y a Youtube, están apareciendo más divulgadores", señala la investigadora, que advierte, sin embargo, de la existencia de "charlatanes" y la "falta de criterio" de muchas plataformas online. "Se encuentran muchas tonterías, muchas cosas que son falsas", resume.

"HAY MUY BUENOS YOUTUBERS DE CIENCIA"

En cualquier caso, Grima subraya el "buen momento" por el que pasa la divulgación científica, que por otro lado, no considera "suficiente". "Hacen falta más divulgadores y que la gente tenga más cultura científica porque hay un montón de estafas, de homeopatía, por ejemplo", considera Grima, que piensa que "hay muy buenos youtubers de ciencia".

"La prueba de que no es suficiente es que hemos tenido un episodio como el de Javier Cárdenas, alimentando un bulo antivacunas que es muy peligroso, por lo que, por mucho que hagamos nosotros, mientras siga habiendo gente con un altavoz mucho más potente que el nuestro, no es suficiente", lamenta Grima, que se incluye en el grupo de profesores universitarios que han "ido saliendo de la universidad para contar las cosas a la sociedad", añade.

A su juicio, para que haya más interés por la ciencia, su divulgación ha de comenzar en el colegio, a través de la educación, para demostrar a los estudiantes que se trata de una herramienta "muy atractiva para entender el futuro", que en sus palabras será "más tecnológico". "Si no, no van a entender el mundo en el que viven", precisa Grima, que asegura que "no debe de ser demasiado difícil conseguir su interés porque todos están enganchados a una máquina".

Concretamente, la matemática comenta que cuando va a los colegios a dar charlas, lo que observa es que a partir de cuarto de Primaria el interés por la ciencia empieza a decrecer, pero sólo en las niñas. "Me cabreo, no tiene sentido desde el punto de vista biológico que las niñas no tengan interés por la ciencia", ha destacado Grima, que califica este hecho de "llamativo". "La mayoría de ellas van hacia ciencias de la salud", informa la investigadora.

Finalmente, Clara Grima ha agradecido el premio que le ha concedido la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), que agrupa a más de 80 asociaciones y sociedades de distintas disciplinas científicas. "Hasta hace poco me escondía, y que una confederación te diga que lo estás haciendo bien es alentador", concluye la entrevista.

El Premio COSCE a la Difusión de la Ciencia 2017 se entrega este jueves 15 de junio durante la celebración de la Jornada de Sociedades COSCE a las 17:45 horas en Madrid, en la Biblioteca Histórica UCM.

0 Comentarios