Ir a contenido

Inyectan la primera vacuna a un jabalí para controlar la fertilidad

 Cuatro municipios de la comarca del Vallès Occidental han iniciado un estudio de campo del proyecto piloto para controlar la fertilidad de jabalíes en zonas urbanas y periurbanas, inyectando la primera vacuna de contracepción a un ejemplar.

La presentación del inicio de la prueba piloto se ha realizado en el Casal Cultural de Matadepera y a corrido a cargo de Manel López, director del proyecto del Departamento de Sanidad y Anatomía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que lleva a cabo el proyecto.

La vacuna se inyecta por vía intramuscular a 300 animales, creando anticuerpos frente a la hormona que favorece la función reproductora en los mamíferos, sin modificar el comportamiento del animal más allá del ámbito sexual ni inyectándole productos nocivos.

"No es una esterilización química porque no aporta nada dañino para el animal, sino que se engaña al sistema inmunitario del ejemplar; así estimulamos que los testículos de los machos y los ovarios de las hembras eliminen las hormonas sexuales", ha explicado López.

En este sentido, el director del proyecto ha destacado que mucjos jabalíes ya no tienen un ciclo reproductor sino que tienen crías durante todo el año debido a que siempre disponen de comida gracias a la mano humana y a las basuras que generan las personas en las zonas periurbanas.

"La vacuna elimina la función reproductora, que obliga a consumir mucho alimento al animal, así que reducimos las necesidades nutritivas y, en consecuencia, podremos ver si también se reducen las interacciones negativas con las personas", ha afirmado López.

En este sentido, López se ha referido a los constantes problemas de convivencia en las zonas periurbanas entre personas y jabalíes, animales que a menudo causan accidentes de tráfico, atacan a personas y causan daños en cultivos y huertas.

El proyecto, único en España, empezó el año pasado y durante este periodo se ha realizado el estudio previo con controles de salud sobre los animales o su estado reproductivo, y tiene una duración prevista de cuatro años, mientras que el efecto de la vacuna dura hasta cinco años y sus hipotéticas consecuencias son "reversibles".

Hoy se ha administrado la primera inyección en Matadepera, una actuación que requiere anestesiar previamente al animal; la vacuna se aplicará a 100 ejemplares cada año hasta 2019, y durante este tiempo se hará un seguimiento del comportamiento de los ejemplares y se obtendrán los primeros resultados.

"Hemos empezado con un macho aunque es importante aplicarla a las hembras porque tienen un tiempo concreto de fertilidad, pero como también buscamos reducir la necesidad de los animales de buscar alimentos y no acudir a las zonas urbanas, es necesario bajar las hormonas de los dos géneros", ha apuntado Lóópez.

A nivel científico, la UAB cuenta con la colaboración de la Agencia Norteamericana de Gestión de fauna, que desarrolla la vacuna para controlar la población de ciervos de cola blanca en Estados Unidos, y una institución pública de fauna del Reino Unido.

"En este momento estamos en conversaciones con administraciones de gestión de fauna de ciudades europeas y asiáticas con problemas similares para explorar la aplicación de este proyecto", ha explicado López.

Según el director del proyecto, es la primera vez que se prueba esta vacuna en tantos ejemplares de jabalí, una especie que ha crecido los últimos años y actualmente cuenta con seis ejemplares por kilómetro cuadrado en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac.

El proyecto cuenta con la colaboración de la Diputación de Barcelona y de los municipios donde se inyectan las vacunas, que son Sant Cugat del Vallès, Terrassa, Vacarisses y Matadepera, y si los resultados son positivos se podría aplicar la vacuna en otros municipios de Cataluña.

0 Comentarios