Ir a contenido

Ensenyament aplicará tarifas sociales en las guarderías públicas en el 2018

La 'consellera' Ruiz anuncia que la Generalitat volverá a financiar la enseñanza de cero a tres años el año próximo

El PP propone aplicar también desgravaciones fiscales a quienes tengan que llevar a sus hijos a parvularios privados

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

GUARDERIA

Una maestra charla con sus alumnos en la escuela infantil pública Petit Príncep, en Manresa. / JOSEP GARCIA

Las guarderías municipales catalanas, que desde el 2015 están siendo financiadas por las diputaciones provinciales, volverán a recibir el año que viene fondos de la Generalitat, que también tiene previsto aplicar un sistema de tarificación social para las aportaciones de las familias, según ha anunciado este miércoles la 'consellera' de Ensenyament, Meritxell Ruiz. La idea, ha adelantado Ruiz, es que las cuotas que pagan los padres de los alumnos de entre cero y tres años se establezcan en función de la renta familiar, un modelo similar al que ya han puesto en marcha varios ayuntamientos, entre ellos el de Barcelona

El anuncio de la 'consellera' coincide con la presentación, también este miércoles, de un proyecto de ley de creación y financiación de un sistema de escuelas infantiles en Catalunya, registrado por el PP en el Parlament. La propuesta, que ahora inicia su trámite en la Cámara catalana, va un paso más allá y plantea que, además de la implantación de tarifas sociales en las guarderías públicas, se realicen las reformas normativas necesarias "para que las familias con recursos escasos que no han podido acceder a la pública y que han de llevar a sus hijos a parvularios de iniciativa social o privados puedan desgravar fiscalmente", explica el diputado Fernando Sánchez Costa, promotor de la iniciativa.

Para las rentas más bajas, que no ingresan el mínimo como para tener que hacer declaración, el PP propone la creación de un cheque o bono 'bressol', indica Sánchez Costa. "El modelo de desgravación fiscal está funcionando ya, y con éxito, en otras comunidades autónomas", subraya el diputado del PP, que habla de una horquilla de entre el 15% y el 30% de bonificación. El coste para la administración "oscilaría, si se aplicase por ejemplo una desgravación del 20%, entre los 12,6 millones y los 22,6 millones de euros, en función del número de alumnos", prosigue.

UNA REFORMA PROFUNDA 

La 'consellera' Ruiz, que ha afirmado estar "segura de poder incluir una partida en el Presupuesto del 2018 para que las escuelas infantiles vuelvan a ser de la Generalitat", se ha mostrado partidaria, antes de emprender cualquier reforma más profunda, de "cambiar algunas cosas". "No puede ser, como ocurre ahora, que haya barrios que necesitan plazas públicas y no las tengan, mientras en otras áreas de una misma ciudad hay plazas vacantes", ha argumentado en una entrevista a TV3.

Ruiz ha insistido, en todo caso, que las guarderías son una prioridad para su departamento, y ha recordado que cuando se derivaron fondos de los parvularios municipales a las escuelas concertadas -hasta 81 millones de euros en el 2012 y en el 2014-, fue "en un contexto económico muy difícil" para la Generalitat, que obligó a buscar el apoyo de otras administraciones, en este caso las diputaciones.

Una red de parvularios con un mismo estándar de calidad

El servicio de escuelas infantiles que propone el PP busca "crear una red de centros con unos mismos estándares de calidad", explica el diputado Sánchez Costa. Según sus cálculos, el plan permitiría ampliar la escolarización hasta los 70.000.


En estos momentos hay 49.900 niños en guarderías de titularidad pública en Catalunya, "es decir, que de las más de 60.000 plazas existentes que ha confirmado la 'consellera' hay más de 10.000 vacantes", constata .

0 Comentarios
cargando