Ir a contenido

El mejor eslogan municipal del siglo XX

Barcelona'92 fue el trampolín perfecto para ilusionar a los ciudadanos en la campaña de rehabilitación y puesta a punto de la ciudad

CRISTINA SAVALL / BARCELONA

lainz34863828 barcelona 31 6 92 campa a barcelona posa t guapa foto160729184018

Las calles se llenaron de carteles que promocionaban la campaña Barcelona posat guapa en 1992, antes de la celebración de los JJOO. / RICARD CUGAT

Desde 1986 a 1992, Barcelona cubrió muchos edificios con lonas gigantes en las que destacaba Cobi, la mascota de Javier Mariscal, enviando un fax, lo más moderno de la tecnología de entonces, y la frase 'Aquí estem posant guapa Barcelona'. Las primeras fachadas que se abrigaron con la tela de la campaña 'Barcelona posa't guapa' fue la de una finca de la plaza del Pi y la del hotel Ritz en 1986. Ya hace 30 años. Le siguieron la Pedrera, de Antoni Gaudí; la Casa Garriga Nogués, obra de Enric Sagnier, y las fincas de la calle Aribau 1 y de la Gran Via 583. En 1987, el ayuntamiento redactó el primer informe técnico de restauración de balcones y persianas, de vidrieras y también el de insonorización de viviendas.

Manuel Clavillé, director tècnico en Institut Municipal del Paisatge Urbà asegura que el eslogan 'Barcelona posa't guapa' hizo fortuna. Aunque en la etapa del gobierno municipal convergente ha estado un poco olvidado. A día de hoy, el ayuntamiento todavía no tiene el listado completo de las reformas emprendidas en los últimos cinco años que, debido a la crisis, han sido los de menos actividad.

"Los ciudadanos han aportado su granito de arena para mejorar la ciudad dentro de una campaña que nació el 11 de diciembre de 1985, antes de la designación de Barcelona como sede olímpica. Entonces Barcelona era gris. Entre todos conseguimos una ciudad más digna, limpia y bonita con las fachadas arregladas sin aparatos de aire acondicionado ni contraventanas pintadas de diferentes colores", recuerda Clavillé.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN 

Los JJOO de Barcelona'92 fueron el trampolín perfecto para la mejora urbanística y, sobre todo, para ilusionar a los ciudadanos. 'Barcelona posa't guapa' fue un éxito sin precedentes, pero la oposición política criticó que no se invirtiera en mejorar el paisaje interior de las viviendas degradadas, rechazando "una operación exclusiva de escaparate y de postal". 

Después de las lonas con Cobi, las calles se llenaron de carteles diseñados por Enric Satué con una mujer que simbolizaba la ciudad que decía 'Barcelona posa't guapa'. En 1987, se inició el rescate de los patios interiores del Eixample. El primero es la Torre de les Aigües, con acceso desde la calle Llúria, que ahora en verano se convierte en una playa urbana.

En 1988, entidades financieras subvencionaron las reformas de los bancos modernistas y de las farolas del paseo de Gràcia. Y también invirtieron en la remodelación del Arc del Triomf y del Museu de Geologia, de estilo neoclásico, que hoy languidece en la Ciutadella. Ese año también se sensibilizó a los profesionales de la construcción para que consultaran las paletas de colores más adecuados para cada edificio.

El año 1989 fue el de la recuperación del patrimonio eclesiástico, que puso especial atención en la restauración de la Catedral y de Santa Maria del Mar. Y 1990, el de la renovación de la imagen de tiendas y comercios emblemáticos. La previsión del ayuntamiento era que en 1992 finalizará la campaña 'Barcelona posa't guapa' después de reinaugurar la reformada Font Màgica. Desde su inicio se habían realizado 5.181 actuaciones en el patrimonio y rehabilitado 4.571 fachadas. Debido a su eficacia, el gobierno de Pasqual Maragall aprobó una prórroga, y de ahí hasta hoy, cuando a lo largo de 30 años se han rehabilitado más de 27.000 edificios.

0 Comentarios
cargando