Ir a contenido

La oposición plantea regular los deberes de los alumnos de primaria

PSOE y Ciudadanos quieren limitar las tareas que los niños se llevan a casa y Podemos eliminarlas

El Parlament de Catalunya debatirá una propuesta del partido naranja de crear una comisión de expertos

Manuel Vilaseró

El encendido debate entre defensores y detractores de los deberes ha irrumpido en la campaña electoral de la mano del líder de Podemos, Pablo Iglesias. "Hay una cosa en el programa que a lo mejor os gusta. Pensamos que no tiene que haber deberes en primaria", afirmó la noche del martes ante un grupo de cuatro niños que le entrevistaron en Tele 5. Los niños reaccionaron con entusiasmo. “Si dices eso, te votamos”, le respondieron. El resto de los partidos no han tenido una reacción tan entusiasta, pero el PSOE y Ciudadanos coinciden en proponer algún tipo de racionalización que ponga límites a las tareas que los niños se llevan a casa, mientras el PP considera que cada profesor y cada centro deben tener autonomía para decidir lo que crean más conveniente para su proyecto educativo.

DIAGNÓSTICOS DIFERENTES

Posturas tan opuestas parten también de diagnósticos diferentes. "No creemos que en primaria exista ese problema de sobrecarga de deberes, que quizás sí se da en etapas posteriores", advierte Sandra Moneo, la secretaria de Educación del PP. Ignacio Aguado, el jefe de filas de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, afirma, en cambio, que hay colegios donde las tareas que los niños se llevan a casa pueden ser mínimas y otros donde “llegan a estar hasta tres y cuatro horas diarias”. Es un tiempo dedicado a “tareas repetitivas o memorísticas” que no tienen sentido en estas edades, argumenta.

Para evitarlo, Ciudadanos cree necesario aprobar “alguna instrucción, protocolo o cambio legal”  que marque qué tipos de tareas pueden llevarse los niños a casa, que deberían ser básicamente "creativas".

En la misma línea, los socialistas consideran que “no es bueno eliminar según qué tipo de deberes, por ejemplo, la lectura”, explica Pablo Uruburu, su coordinador de Educación y Cultura. Pero no cree que haga falta incluir la regulación en una ley. “Lo que proponemos es alcanzar un acuerdo en las autonomías con la comunidad educativa para limitar los deberes estableciendo una serie de indicaciones que deberían aplicar profesores y colegios”, apunta.

Una de las indicaciones debería ser evitar, por ejemplo, que los deberes “sirvan para dar lo que no se ha dado en clase”, sino para trabajos como redacciones, investigación de campo, etcétera.

El PP está de acuerdo en el criterio de que las tareas de casa “no deben sustituir ni ser una extensión” de las propias del horario escolar pero cree que quienes deben establecer los límites son los profesionales. De lo contrario, se entra en “el debate simplista deberes si, deberes, no”. “Nosotros confiamos en el criterio de los profesionales”, remacha Moneo.

INFORMES DE LA OCDE

El frente ‘antideberes’ se apoya en los estudios de la OCDE que advierten de la ineficacia dedicar más de cuatro horas semanales a los deberes. España es el quinto país desarrollado con una media más alta de horas dedicadas pero sigue en los puestos de cola del informe PISA. La misma organización internacional ha advertido, además, de que desplazar las tareas a los domicilios acentúa la desigualdad porque los hijos de familias más acomodadas pueden disponer de mayor ayuda.

Esos son los argumentos que también esgrime Podemos para la erradicación. “Proponemos que en la nueva ley de educación esté contemplado el descanso y disfrute feliz de nuestros niños y nuestras niñas después de su jornada escolar. Para ello creemos que el sistema educativo debe promover otro tipo de enseñanzas y aprendizajes, ya que la realización de deportes, jugar en el parque, o realizar actividades en asociaciones son también actividades de carácter educativo, en las que se adquieren aprendizajes de gran importancia”, señala su programa electoral.

Para Irene Montero, la portavoz adjunta de la formación morada, incluso la lectura debe “llevarse a cabo durante el horario escolar, porque es allí donde el alumno tiene el profesor a mano para resolver dudas”.

La Asamblea de Comunidad de Madrid aprobó el pasado abril la creación de una comisión de expertos que elaborará cómo y cuántos deberes deben hacer lo alumnos de educación primaria. La propuesta partió del grupo parlamentario de Ciudadanos, que también ha registrado una iniciativa similar, aún por debatir, en el Parlament de Catalunya. El PSOE y Podemos votaron a favor, mientras que el PP se abstuvo.

Ante un debate tan enconado donde se manejan datos contradictorios el parlamento regional madrileño ha optado abrir un periodo de reflexión y escuchar a los que entienden y los directamente implicados. Quizás Catalunya también lo haga.

0 Comentarios